#NoticiaSucesos

Grave denuncia: Hermano de Rosa Paz afirma que hubo mala praxis médica, «a mi hermana le rompieron la vejiga»

La adolescente de 16 años, quien cursaba segundo año de Bachillerato en su natal Barranquitas, tuvo un embarazo “normal”. La trasladaron desde su pueblo hasta el Hospital Manuel Noriega Trigo, donde parió un niño, que luego falleció. La muchacha permaneció cuatro meses aislada en un cuarto, con el abdomen abierto, hasta que murió. A ella “le sacaron el cuerpo” en el nosocomio, aseguran

Rosa Paz tenía 16 años. Estudiaba segundo año de Bachillerato en Barranquitas, municipio Rosario de Perijá. En enero la trasladaron desde esa localidad hasta el Hospital Manuel Noriega Trigo, ubicado en el sector San Felipe, municipio San Francisco. Allí dio a luz un niño, que fallecióal poco tiempo de haber nacido.

(El niño) había ingerido pupú, por el problema que tenía Rosa, que se le estranguló una hernia en la vesícula”. Las palabras de Jorge Luis Paz, hermano de la adolescente, cuando explicó por qué murió el recién nacido, se escucharon en una nota de voz de WhatsApp, porque la señal de telefonía celular en Barranquitas presenta muchos problemas.

Asegura Paz que el embarazo de Rosa fue “normal, ella andaba normal con su embarazo, era primeriza”.

El padre del niño de Rosa, sí lo conocemos, él es de aquí del pueblo, a él sí lo conocemos, él se la pasa aquí en el pueblo”, dijo Jorge Luis a Versión Final, sin embargo no respondió a la pregunta sobre si el papá del bebé era estudiante o si tenía la misma edad de la muchacha, por lo que se desconocen mayores datos sobre esa persona.

El calvario de una adolescente

Desde que trasladaron a Rosa al Hospital Manuel Noriega Trigo, la atención fue normal, como cualquier paciente. Pero al transcurrir el tiempo, después de haber sido operada, le empezaron a sacar el cuerpo, no la quisieron atender más”, aseveró Jorge Luis desde Barranquitas.

“Después los médicos no hallaban qué hacer, no la querían atender… Mi mamá tuvo tiempo atendiéndola, lavándola, limpiándola, curándola”, agregó el hermano de Rosa.

Según Paz, los médicos afirmaron que el intestino delgado de la jovencita estaba muy delicado y tenía una “fuga”, por eso la operaron y le dejaron el abdomen abierto.

Entonces la dejaron abierta con la fuga que tenía y por eso tuvo cuatro meses hospitalizada, porque no hallaban qué hacer, esperando detenerle la fuga que tenía”, señaló.

Considera que allí “hubo mala praxis, a ella la operaron tantas veces que le rompieron la vejiga urinaria”.

Refirió que los doctores le colocaron a Rosa bolsas para que ella hiciera sus necesidades ante la circunstancia de que tenía el abdomen abierto. “Le pusieron una por un lado y otra por el otro. Le cortaron la tripa intestinal varias veces”, dijo.

Le hicieron ocho operaciones, porque la segunda no sirvió, tampoco la tercera, la siguieron operando para ver si lograban cerrar la fuga”, reveló Paz.

El primer médico que operó a Rosa se llama Yerry y otra doctora que participó en otra de las operaciones se llama Liseth, indicó Jorge Luis, pero no supo decir los apellidos de esos médicos.

Planes inconclusos

Rosa tenía la esperanza de regresar a clases. Su hermano aseguró que ella había manifestado su deseo de continuar los estudios, al salir del hospital.

La joven permaneció cuatro meses aislada en un cuarto, dado que tenía la abertura en el abdomen, pero había poca ventilación. Los familiares denunciaron que allí las condiciones en que se encontraba la chica eran deplorables.

El papá de Rosa, Jorge Paz, había solicitado ayuda para que trasladaran a su hija al Hospital Coromoto, incluso se ofreció a “trabajar por el resto de mi vida” para pagar los gastos correspondientes.

Llegó la aciaga noche del 25 de mayoEsos cuatro meses en los que permaneció Rosa entre cuatro paredes con el abdomen abierto terminaron con su vida.

Así, los planes de esa alumna de segundo año de Barranquitas, de volver a los estudios después de salir del “Noriega Trigo”, quedaron truncados.

Mi hermana ya está descansando en paz. Se hizo todo lo que pudimos”, señaló Jorge Luis en medio del dolor.

Dinero para “medio comer”

Luego de varias horas de espera en la morgue del Servicio Nacional de Medicina y Ciencias Forenses (Senamecf), ubicada al lado del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc), en Altos de Sol Amado, vía al Aeropuerto La Chinita, finalmente entregaron a los familiares el cuerpo de Rosa, el sábado 28 de mayo.

Yo andaba con mi papá en la morgue del Cicpc del Sol Amado, y no nos quisieron entregar los resultados de la autopsia… dijeron que eso era un proceso, que teníamos que ir después”, exclamó con cierta preocupación.

Jorge Luis no sabe decir cuándo volverán a Maracaibo a retirar los resultados de la autopsia.

Nosotros no tenemos la manera de ir hasta Maracaibo, somos de bajos recursos, no tenemos dinero para pagar pasaje e ir hasta allá, somos de Barranquitas y para ir a Maracaibo se gasta, apenas tenemos para medio comer”, relató Paz.

Comentó que remitieron una carta al gobernador Manuel Rosales, “para ver si él nos ayuda a retirar esos resultados”…

Mi papá y mi mamá pusieron la denuncia en Fiscalía, inclusive de allá mandaron un doctor forense al Hospital, y el doctor forense se dejó guiar fue por historias… Vio fue puros papeles en historias, no vio a Rosa”, apuntó Jorge Luis ante la interrogante sobre si harían una denuncia por la muerte de su hermana.

“Necesitamos una ayuda, alguien que nos ayude o que hablen con el Gobernador, para buscar una ayuda, para ir a retirar esos papeles de la autopsia”, añadió.

Jorge Luis se refirió a unos abogados, amigos de ellos, quienes, afirma, quieren ayudarles a realizar los trámites para retirar la autopsia, “nos dijeron que para esa gestión se necesitan abogados, contamos con dos abogados, amigos nuestros, para que nos ayuden”.

Este fin de semana, Rosa fue sepultada en su pueblo natal. Fue una dolorosa despedida.

Fuente VF

Comment here

A %d blogueros les gusta esto: