EconomíaInternacionales

IMPACTANTE: El petróleo agota rápidamente tanques de reserva en el mundo ante caída de la demanda

En un análisis sobre la situación actual del petróleo en el mundo, Bloomberg destacó que el mercado global está roto y abrumado por un superávit inmanejable, a medida que los bloqueos por el coronavirus siguen llegando en cascada en las economías más grandes.

Los tanques en tierra en muchos mercados están llenos, lo que obliga a los comerciantes a almacenar el exceso de petróleo en supertankers inactivos. Las refinerías comienzan a cerrarse porque nadie necesita los combustibles que producen. En los mercados físicos de petróleo, los barriles ya están cambiando de manos por menos de US$ 10, y en algunos otros, los productores pagan incluso a los consumidores para que se lleven el crudo.

“El mercado físico del petróleo se ha estancado”, dijo Gary Ross, un influyente observador de petróleo y director de inversiones de Black Gold Investors. “La logística está luchando para hacer frente porque nos enfrentamos a una pérdida catastrófica de la demanda”, dijo.

Para agravar, los comerciantes de petróleo dicen que es probable la situación empeore esta semana.

Para Bloomberg, la actual crisis no tiene precedentes, ya que ni el colapso de 1929, las crisis gemelas del petróleo de la década de 1970 y la crisis financiera mundial de 2008 no se acercan. El mundo normalmente usa 100 millones de barriles de petróleo por día, y los comerciantes y analistas calculan que hasta una cuarta parte de eso ha desaparecido en unas pocas semanas.

La industria global de las aerolíneas está en tierra, innumerables empresas y fábricas están cerradas y miles de millones de personas se han visto obligadas a quedarse en sus hogares.

“La demanda claramente está apagada, en algunas partes del mundo, de manera muy dramática”, dijo el CEO de Chevron, Mike Wirth, a Bloomberg TV.

El problema inmediato es la falta de almacenamiento. Con una demanda de 20 millones de barriles por día por debajo del suministro, el mundo no tiene suficientes tanques para almacenar el excedente en dos o tres meses. Pero el problema es aún más acuciante porque la capacidad global de los tanques, concentrada principalmente en algunos centros como Rotterdam, el Caribe y Singapur, no está disponible para todos los productores. Para aquellos sin acceso a tuberías y puertos, el almacenamiento local se agotará en días, dicen comerciantes y consultores.

Para aquellos con acceso a zonas costeras, una solución es usar la flota de barcos petroleros como tanques de almacenamiento flotantes, y eso está sucediendo a un ritmo sin precedentes. El CEO del mayor propietario de barcos de este tipo en el mundo, Frontline Ltd., dijo que nunca había conocido tal demanda de contratación para el almacenamiento a largo plazo. Los comerciantes podrían reservar barcos para poner 100 millones de barriles en el mar solo esta semana, estimó, pero incluso eso podría representar menos que el exceso de oferta de una semana.

En EE. UU., una de las compañías de tuberías más grandes, Plains All American Pipeline, ha pedido a los productores de petróleo que reduzcan voluntariamente la producción para evitar abrumar la red que conecta las cabezas de los pozos a las refinerías a través de miles de millas de tuberías.

En esto tiene gran impacto el colapso en los viajes aéreos comerciales que han reducido el uso de combustible para aviones en hasta un 75%, o casi cinco millones de barriles por día.

En cuanto a la gasolina, los conductores estadounidenses son la mayor fuente de demanda, ya que utilizan más de nueve millones de barriles por día, según la Administración de Información de Energía. A medida que estados enteros, incluidos California y Nueva York, le han dicho a la gente que se quede en casa, se han perdido miles de millones de viajes en automóvil. Un patrón que se repite en Europa, Asia y Latinoamérica.

“La destrucción de la demanda no tiene precedentes”, dijo Ben Luckock, codirector de operaciones de Trafigura Group, el segundo mayor comerciante independiente de petróleo.

Alrededor del mundo, alrededor de 700 refinerías convierten el petróleo crudo en gasolina, diésel y otros combustibles. Están comenzando a reducir la producción e incluso a cerrar porque la baja en la demanda del combustible es muy grave. En India, por ejemplo, donde 1.300 millones de personas están bloqueadas hasta mediados de abril, la mayor refinería del país ha reducido las tasas de procesamiento en la mayoría de las plantas hasta en un 30%.

También la petrolera estatal brasileña, Petrobras, anunció que reducirá la producción en 100.000 barriles por día este año, debido a la falta de demanda. En Canadá, algunos productores han cerrado la producción, y Glencore Plc., la casa comercializadora de productos básicos más grande del mundo, ha cerrado su producción en Chad.

“Muchos productores son reacios a cerrar pozos porque, a pesar de que están perdiendo dinero a los precios actuales, algunos flujos de efectivo a menudo son mejores que ninguno. Pero a medida que más refinerías estén inactivas, el sistema de tuberías se detiene y los tanques de almacenamiento se llenarán hasta el borde, pronto no tendrán otra opción”, concluyó Bloomberg en su análisis.

(Con información de Bloomberg)

Comment here

A %d blogueros les gusta esto: