#NoticiaInternacionalesSucesos

Impactante: “Madre malvada” comparte videos en TikTok tras asesinar a su niña de 3 años porque interrumpía su acto sexual

Los últimos momentos de vida de Kaylee-Jayde antes de que su madre y el novio de esta le dieran la golpiza mortal también fueron captados en video

La madre convicta por asesinar a su hija de 3 años en Inglaterra molesta porque interrumpía su vida sexual publicó un video en TikTok, un mes después de la muerte, en el que indicaba que arruinó todo.

Nicola Priest, de 23 años, deberá cumplir 15 años en prisión luego de que la pequeña Kaylee-Jayde fue hallada muerta con heridas en el pecho y abdomen en un apartamento en Birmingham el 9 de agosto del año pasado.

El novio de Priest, Callum Redfern, de 22, fue sentenciado a 14 años por homicidio negligente.

La pareja mató a la niña luego de que ésta los interrumpiera mientras mantenían una relación sexual.

Sospechosos videos en TikTok

En medio del juicio, trascendió que Priest abrió una cuenta en la plataforma de videos un mes después del asesinato.

En uno de los videos compartidos, Priest aparece cabizbaja mientras parece secarse las lágrimas.

Lo siento mami y papi. Yo sé que lo arruiné todo. Debí haber hecho, debí haberlo hecho mejor”, se  escucha en la canción incluida en la grabación.

En otro video al que hace referencia el medio Daily Mail, la mujer le rinde tributo a su hija antes de enfocarse en bailes.

Juez cuestiona que pareja no pidió ayuda médica urgente para la pequeña

Al emitir la sentencia, el juez David Foxton QC dijo: “En la tarde del 8 de agosto, usted fue al apartamento de Priest. Ambos tuvieron sexo. Kaylee quería estar despierta y jugar. No hay evidencia directa de lo que pasó luego”.

Kaylee estuvo enferma más de una vez durante la noche como resultado de la golpiza severa. Ustedes perdieron los estribos y es claro que fueron participantes conjuntos en el ataque. Ustedes saben que hirieron seriamenta a Kaylee”, añadió Foxton QC.

“Usted, Priest no hizo nada para solicitar ayuda médica. Una llamada a tiempo pudo haberle salvado la vida a Kaylee. Ambos mintieron repetidamente durante las entrevistas”, continuó el juez.

“Por las severidad de las heridas causadas por el ataque es claro que había una intención de causar daño grave. Las heridas fueron causadas por un ataque feroz”, planteó el árbitro judicial.

“Usted y Redfern son igualmente responsables. Tuvieron amplias oportunidades para plantear cualquier inquietud. Kaylee estaba muy vulnerable y ustedes estaban en una posición de confianza. Ustedes no tomaron acción para pedir ayuda”, insitió el juez.

Una “madre malvada”

Tras la sentencia, Andrew, padre de Redfern catalogó a Priest como una “madre malvada” y dijo que no merece tener hijos. Alegó que su hijo fue engañado, que estaba atrapado y que era incapaz de manipular a su exnovia.

Los últimos momentos de vida de la pequeña fueron captados por videos de cámaras de seguridad.

En las imágenes presentadas en corte, se aprecia a la niña y a su madre horas antes de la agresión en un elevador en el edificio de apartamentos en el que vivían en Kingshurst House, Solihull.

En la grabación se ve la indiferencia de la madre hacia su hija, mientras repetidamente se mira en un espejo y atiende su celular.

Fuente ElDiarioNY

Comment here

A %d blogueros les gusta esto: