CaigaQuienCaiga.net

Economía

¡LA BOMBA DE TIEMPO! en que se puede convertir el alza del tipo de cambio

El economista Asdrúbal Oliveros hizo un balance de la situación económica del país que no pinta nada bien debido a varios factores
“Complejo”, es la palabra que usó el economista Asdrúbal Oliveros, director de Ecoanalítica, para calificar la situación económica de Venezuela, donde la constante alza del tipo de cambio es una “bomba de tiempo”, a punto de estallar.

La advertencia la hizo el experto, en un evento del Centro de Estudios Políticos y de Gobierno de la UCAB, donde se presentaron las Prospectivas Venezuela 2023-Semestre II.

“Luego de la sensación de bienestar del primer semestre de 2022, el país se encuentra en un escenario de crecimiento con el techo bajo, debido a cinco problemas estructurales: somos un país pobre; con un sector petrolero herido de gravedad (producción de unos 600 mil a 700 mil B/d para ingresos de 2.000 millones de dólares anuales); una banca que no tiene suficientes recursos; una oferta restringida; y una economía poco competitiva”, explicó.

Oliveros resaltó que la economía sigue siendo “pequeña y frágil, altamente volátil, triplemente desigual, con un sistema de precios destruido, crédito escaso y caro y baja competitividad, donde la dinámica está concentrada en pocos sectores: alimentos, tecnología y salud”.

Alertó que “la inflación sigue siendo alta y persistente en divisas, con una dolarización transaccional que vuelve a ganar impulso. La proporción de transacciones comerciales en divisas es muy desigual entre ciudades, pasando desde Mérida con 30%; Caracas con 49,9% y San Cristóbal con 87,5%”.

Por otro lado, señala que “desdolarizar no será tarea fácil, si se toma en cuenta que circulan $4.825 millones en efectivo versus $1.279 millones en bolívares. Y otro punto a tomar en cuenta es que el tipo de cambio oficial está en poco más de Bs. 28 y el no oficial en Bs. 30 y el de equilibrio en 70 Bs., lo que podría ser una bomba de tiempo”.

El dilema de Maduro


Para Oliveros, “el gobierno enfrenta un serio dilema: lograr crecimiento aumentando el gasto y ganar elecciones; o controlar inflación, restringir el gasto y quemar divisas”.

Según su criterio, “las perspectivas para el segundo semestre apuntan a un aumento de flujos del gobierno, incremento moderado del consumo, aceleración de la inflación en bolívares y en divisas, mayor crédito bancario y más importaciones”.

Mientras que para “se proyecta que el PIB se ubique al cierre del año en 3,4% (versus 7,6% de 2022); la inflación en 228,5% y el tipo de cambio oficial en Bs 61,23”.

impactovenezuela

Comment here