Caiga-Quien-Caiga-Tu-fuente-de-noticias
Opinión

La foto del policía llorón con Trump y lo que opositores no le perdonan a Guaidó Opinión por Gian Carlo Di Martino @GCDimartino

Bancamiga

1.-Un Freddy Bernal en Zulia…Desde hace días vengo insistiendo en que, para el Zulia, por su condición fronteriza y las consecuencias que eso conlleva desde el punto de vista delictivo, se requiere un protector como Freddy Bernal en Táchira quien, en conjunto con la FANB, no paran de darles golpes a las mafias y a la banda Los Rastrojos, paramilitares a los que pertenece el hampón Juan Guaidó y los criminales Alvaro Uribe Vélez e Iván Duque, estos dos últimos narcotraficantes de alto calibre que se encuentran detrás del negocio de la cocaína desde Colombia para todo el mundo. El presidente Nicolás Maduro Moros, confirmó, además, «que en la zona noroccidental de la frontera hay grupos de desertores, mercenarios, traidores, que se están entrenando, para atacar unidades militares de Venezuela en Zulia. ¡Alerta!» … Y así, en esa tónica, también se mueven y penetran mafias de otra índole.

2.- El corazón de un general colombiano… La vez que el subpresidente de Colombia, Iván Duque, recibió a «El Rastrojo», Juan Guaidó, con honores castrenses, dije que en las Fuerzas Armadas de Colombia tenían que haber oficiales molestos, y que deben ser más los honestos que los bandoleros al servicio del crimen, y lo sigo creyendo, sin embargo, me pone a pensar el general Eduardo Zapateiro, comandante del Ejército neogranadino, dándole las condolencias a la familia de John Jairo Velásquez, «Popeye», un matón de Pablo Escobar Gaviria que falleció hace poco, argumentando que son seres humanos y que murió un colombiano, pero los líderes campesinos que como se sabe en toda Colombia manda a matar el narcoparaco Alvaro Uribe Vélez con la anuencia de Iván Duque, igual son nativos de ese país y, por lo menos, que yo sepa, ese alto oficial no les da el pésame a sus dolientes… Sabía igualmente lo del general retirado Mario Montoya, exjefe del Ejército, muy cuestionado por los parientes de las víctimas de los falsos positivos. Los falsos positivos no son más que las ejecuciones extrajudiciales de civiles por parte de militares bajo las órdenes de Álvaro Uribe Vélez. Apresaban a los campesinos, los uniformaban de verde, los acusaban de guerrilleros y después los asesinaban a tiros simulando un enfrentamiento.

3.- Lo que opositores no le perdonan a Guaidó …Tal como está demostrado, este delincuente emprendió una gira por Europa que fue un rotundo fracaso; se cansó de hacer el ridículo y terminó en una reunión con el psicópata Donald Trump que fue su peor error político. ¿Qué no le perdonan al ladrón de Guaidó en Venezuela ni opositores y mucho menos chavista? No le perdonan que tuviera de frente al criminal que nos impone el bloqueo financiero y le quita la comida y las medicinas al pueblo venezolano, su propio pueblo, sin ser capaz de interceder a favor de los más necesitados, al contrario pidió más sanciones y Trump redobló las acciones. Sancionó a la aerolínea Conviasa, algo que puede afectar a todos los connacionales sin distingos políticos, principalmente, a los que tienen posibilidades económicas de pagar pasajes en avión. En todo caso, a esta medida no escapan, por ejemplo, los grandes empresarios. Luego, el Departamento del Tesoro de los EEUU, sancionó la empresa petrolera rusa Rosneft Trading SA y ese canalla calificó de victoria semejante crimen, tendente a terminar de estrangular la economía venezolana, y arrodillar a la gente de hambre. De allí que hasta los 100 MMGs que dice que lo acompañan siempre, dejaron de seguirlo. El guión de los gringos no le permite analizar que en Venezuela, ciertamente, hay una parte de la oposición radical en la que entran los terroristas de Voluntad Popular, Primero Justicia, Un Nuevo Tiempo, Acción Democrática, que solo creen en el Golpe de Estado contra el presidente Nicolás Maduro Moros, pero hay otra que adversa al Gobierno revolucionario y, sin embargo, rechaza la violencia y cree en una salida pacífica y democrática. Estos últimos opositores los perdió el hampón Guaidó.

4.- El embajador de la cocaína…Una información según la cual las autoridades de Colombia allanaron un laboratorio de cocaína en la finca San Fernando, ubicada en Guasca Cundinamarca, propiedad de Fernando Sanclemente, actual embajador de su país en Uruguay, produjo sorpresa en muchas personas por la investidura política del personaje implicado. Y déjenme decirles que ese tipo de acciones en la tierra de Nariño no deben generar admiración en la opinión pública; esa nación es gobernada por una élite oligarca que vive del narcotráfico, por eso, la producción de cocaína no baja en Colombia. Es mentira la lucha que dice librar el gobierno neogranadino contra las drogas y el terrorismo. El narcoparaco Alvaro Uribe Vélez, el verdadero presidente de Colombia, y su subpresidente, Iván Duque, son actualmente los principales accionistas de ese oscuro negocio, y están detrás del terrorismo y la matanza de líderes campesinos en su tierra.

5.- El abrazo de agradecimiento de Henry Ramos Allup a «El Rastrojo» Juan Guaidó…Este dinosaurio de la política es conocido por sus epítetos contra los miembros de Voluntad Popular y Primero Justicia. Los llamaba lechuguinos, petimetres, mariposones, masca chicle, en fin… De modo, que para entender el comportamiento de Ramos Allup en su madriguera politiquera, debemos saber cómo le gusta la plata. El diario Libertad de Colombia, en un trabajo investigativo, publicó que el dinero de la empresa Monómeros, que se robó Guaidó con Iván Duque, tiene una ruta que por donde se tome va a parar al ciudadano Alfredo Chirinos, presunto testaferro de Ramos Allup. Lo que yo no entiendo es que, en Venezuela, a pesar de la gravedad de los hechos de corrupción que implican a este adeco sinvergüenza, cuando se descubren, tienen muy poca resonancia. ¿Qué tecla pisa? No sé, pero lo mismo ocurre con sus hijos. Salen en cualquier triquiñuela de plata porque son igual a su padre para el dinero, sin embargo, la cuestión no pasa de una casi imperceptible reseña en algún medio de comunicación social del país.

6.- Las contradicciones del Gobierno de Portugal…Que difícil ocultar la verdad a punta de mentiras. Eso ocurrió con el Gobierno de Portugal que metió de polizón a «El Rastrojo» Guaidó con la complicidad de la aerolínea TAP y, en el aeropuerto de Maiquetía, cayó su tío, Juan Márquez, quien lo acompañaba con sustancias de naturaleza explosiva. Enseguida se pronunció el encargado de negocios portugués, Augusto Santos Silva, y dijo que las acusaciones de Venezuela al respecto no tenían sentido, como intentando minimizar o restándole importancia al suceso; poco después, el Ministro de Interior de ese mismo país dijo que se abriría una investigación, de cualquier manera, es evidente que una vez descubiertos no sabían qué hacer ni qué decir. Y cómo creer a estas alturas de la vida en un Gobierno sumiso a los gringos, cuyos diplomáticos esperaban la llegada del delincuente Guaidó a Caracas como si fuera un héroe. Al final van a seguir negando por órdenes del amo de ellos, el psicópata Donald Trump, la irregularidad en la identificación de Guaidó y que su tío portaba sustancias de naturaleza explosiva.

7.- El cargamento de oro del palangrista Casto Ocando…No crean ustedes, amigo lector, amiga lectora, que el fake news del cargamento de oro que transportaban en una avioneta proveniente de Venezuela detenida en Aruba, es un error, una ligereza o una torpeza de un periodista que se equivocó o no confirmó la información ¡no!, eso buscaba apaciguar la noticia sobre la falsa identidad de «El Rastrojo» Juan Guaidó y la detención de su tío, Juan Márquez, quienes viajaban en delictivas condiciones a través de la línea aérea portuguesa TAP; para que entienda mejor, esa falsa noticia forma parte de todo el entramado internacional existente para atacar el presidente Nicolás Maduro Moros y proteger al hampón que los gringos y sus lacayos reconocen como presidente de Venezuela. Además, la información inicial la redactó el periodista palangrista Casto Ocando, un venezolano resentido que deseara de alma y corazón, hacerse una trasfusión de sangre para desplazarse la venezolana y que por sus venas circule a torrentes la gringa. Si es que ya no lo ha hecho.

8.–Donald Trump recogiendo basura…Y cuando digo que el jefe del criminal imperio gringo está recogiendo basura, no hablo en sentido figurado; me refiero a Trump recogiendo a Guaidó. Ahora bien, si sabemos que el Presidente de los Estados Unidos es un psicópata narcisista comprobado por decenas de psiquiatras y psicólogos de EEUU y todo el mundo, que desprecia a los demás porque se cree superior, más importante que el resto de las personas ¿Por qué se reúne con Guaidó que de verdad si es un parásito, una cosa insignificante? Sencillo. Trump está en campaña y con ese imbécil se juega la estrategia de capitalizar los votos de los latinos en el estado de Florida. Recordemos que otra de las características de las personas con los trastornos de personalidad de Trump es su audacia, su habilidad, para utilizar a los demás hasta lograr sus objetivos.

9.-La foto con Iván Simonovis…He visto con detenimiento la gráfica en la que sale este policía llorón con el psicópata gringo, al igual que los comentarios que se han escrito al respecto y veo, que muchas personas, sobre todo opositores, lo ven como el sustituto de «El Rastrojo» Guaidó. Y no creo que ese sea el mensaje. Recordemos que criminales como Pence, Pompeo, Abrams, Bolton, antes que Trump lo botara y, el propio Trump, apuestan al miedo que ellos creen que le tenemos en Venezuela porque, en efecto, son una potencia bélica mundial. Y como realmente no saben nada de la fibra que están hechos los hijos de Bolívar y Chávez, han reducido sus acciones a las sanciones y a las amenazas. Ya da náuseas el criminal Elliott Abrams diciéndole a Maduro que debe ir pensando en su futuro. Seguramente, ese gringo pajúo supone al máximo líder de la revolución bolivariana asustado sin poder comer ni dormir. Que poco nos conocen. De allí que esa foto, de Trump con Simonovis, lo que hace es manifestar otra amenaza más, según la cual el presidente gringo tiene a la mano al policía competente listo para invadir o incursionar en Venezuela en un momento determinado. Lo que Trump no sabe –aunque no se descarta que sepa y estemos en presencia de una jugada hábil de su parte como buen psicópata narcisista- es que Simonvis es uno de esos cobardes que cuando se ve con ventaja mata, tal como hizo en los sucesos del 11 de Abril de 2002, pero cuando está en desventaja llora como un bebé indefenso. No hay un preso que en Venezuela haya dado más lástima en prisión que Iván Simonovis. Tanto, que no hablaba, apenas se le escuchaba su llanto quejumbroso y su lamento de que tenía cáncer, pero apenas puso un pie afuera de la celda, comenzó con su fanfarronería y ahora se cree el segundo hombre de los EEUU después del criminal Donald Trump.

Comment here

A %d blogueros les gusta esto: