Opinión

La misión chatarra y el conuco del alcalde de Cabimas Por Edwin Martínez Espinoza

Desde la entrada en vigencia de la extinta Ley Orgánica de Régimen Municipal y la vigente Ley Orgánica de Poder Público Municipal hemos tenido expresiones de gobierno de ambos bandos.

Este sistema de gobierno directo trajo consigo ventajas y desventajas si revisamos quirúrgicamente pero hoy solo me voy a referir al tema de la chatarra considerada por el Gobierno Nacional como Material Estratégico que ameritó la firma de un decreto Presidencial sobre la materia.

Durante años todos fuimos testigos presenciales de la adquisición de vehículos automotores para el aseo urbano, los bomberos, la policía municipal y demás dependencias del Gobierno municipal, simultáneamente el Gobierno Nacional asignaba también vehículos para optimizar la gestión en materia de servicios públicos.


Este acostumbrado proceso de dotación del parque automotor sufrió una caída en 2012, la situación económica del país y los múltiples factores que derivan de la injerencia extranjera, sanciones y bloqueo, afecto el presupuesto en todos los niveles de Gobierno de tal manera que no se pudo comprar más vehículos y se hacía insostenible el mantenimiento y operatividad del parque automotor existente qué se agravó durante el cambio de Gobierno Municipal en 2017 ya que la mayoría de los funcionarios devolvieron los vehículos sin baterías, sin cauchos y autopartes, dejando el parque automotor convertido en chatarra.


En febrero de 2021 el Presidente Nicolás Maduro firmó un decreto mediante el cual ordenó a todos los organismos públicos de todos los niveles: Ministerios, Gobernaciones y Alcaldías para que colocarán a disposición de La Corporación Ezequiel Zamora todo el material estratégico (chatarra) para su comercialización.


Durante los meses de febrero a diciembre de 2021 me desempeñé como Coordinador de la oficina de Bienes Muebles e Inmuebles de la alcaldía de Cabimas, lógicamente me correspondió organizar el inventario y aplicar los criterios sobre el manejo de bienes e inmuebles prácticamente desde cero y con las limitaciones propias del momento histórico porque a la crisis económica se le sumo la emergencia mundial por la pandemia del COVID 19 y todas las medidas de bioseguridad adoptadas por prevención que frenó la tarea antes mencionada.


Durante algunas inspecciones encontramos vehículos en condición de chatarra en diversos talleres y viviendas del municipio, incluso encontramos una carrocería completa de un camión del aseo urbano de la época del extinto Distrito Bolívar.


Un miliciano me hizo llegar un inventario del parque automotor de la Alcaldía de Cabimas realizado en 2018 que detallaba la existencia de cerca de 219 vehículos qué, en los inventarios aparecían operativos y asignados a funcionarios pero los que pudimos verificar estaban convertidos en chatarra, por ejemplo: en el cuerpo de bomberos tenían 8 ambulancias operativas en inventario pero en realidad habían 2, las faltantes eran chatarras sin desincorporar.

https://docs.google.com/spreadsheets/d/1jlDD9S00EELbdDJKArQJwLjtYl_qxNRu/edit?usp=sharing&ouid=100890160852678640660&rtpof=true&sd=true


Bajo estas condiciones hicimos el esfuerzo de cumplir la misión de verificar el inventario y aplicar los criterios establecidos en la Publicación 21, de la Contraloría General de la República sobre el manejo contable de Bienes Muebles e Inmuebles porque había que caracterizar y desincorporar antes de poner a disposición de la Corporación Ezequiel Zamora, pero ocurrió el cambio de Gobierno Municipal luego de las elecciones del 21 de noviembre y yo estuve en el cargo hasta el 10 de diciembre.


Lo que me motiva a escribir estas líneas que van acompañadas de un archivo es la acción irresponsable del nuevo gobierno del señor Nabil Malouf, quienes se dedicaron a buscar, acopiar y vender chatarra como si esto fuera un conuco particular violentando las Leyes sobre la materia y el decreto Presidencial sobre el manejo del material estratégico.

¿Que procedimiento cumplieron? ¿Quién dio la orden? ¿Cómo fue la venta? Y sobre todo, ¿Cual fue el destino del dinero recaudado?

Sería muy pertinente que alguien explique al municipio y a los organismos competentes estás interrogantes.

Comment here

A %d blogueros les gusta esto: