Opinión

Los precios suben porque la agricultura bajó Por Isidro Casanova

Los precios de los alimentos, junto con los demás, suben todos los días, sin que haya autoridad que intervenga y frene esta situación que está causando demasiado daño a los venezolanos.

Nos vamos a referir al precio de los alimentos, aquellos que vienen directamente, sin la intervención de la industria. Los alimentos naturales vienen directamente del campo, donde los agricultores sufren diariamente, con el lomo doblado, expuestos al sol y al agua y muchos, hasta con hambre, labrando la tierra para sembrar matas, abonándolas, limpiándolas para luego cosechar los frutos.Durante el régimen democrático, con los gobiernos de AD y Copei, el agricultor tuvo los correspondientes incentivos para la producción.

Había buen rendimiento y abastecían los mercados, por esta razón, los precios eran estables. La agricultura era rendidora y el agricultor estaba siempre preparado para seguir rindiendo. El agricultor tenía financiamiento a través del ICAP (Instituto de Crédito Agrícola y Pecuario). Era un financiamiento del Estado que llegaba barato y oportunamente. Había numerosas casas de abastecimiento de insumos agrícolas. Tenían todos los incentivos.

Pero en los últimos años, con la pérdida de la democracia y la llegada de este régimen, todo se vino abajo. El Gobierno dijo que “ser rico es malo” y procedió, no a expropiar, porque expropiar es pagar, sino a quitarle la propiedad a los empresarios para acabar con los ricos.

En Guayana tenemos la triste experiencia de las empresas básicas que también desaparecieron.Las expropiaciones de la propiedad privada nos afectó a todos por igual. Los campesinos agricultores no pudieron seguir cultivando la tierra. Ahora lo que queda es hambre pareja. Es triste decirlo, pero quien tiene ahorros se los está comiendo y quien no tiene ahorros, a pasar hambre, es el caso que los pocos agricultores que quedan, no encuentran transporte para llevar los pocos productos al mercado, porque tampoco hay combustible para los camiones. Por el lado que se mire, se observa un total abandono.

En la ciudad sobra la basura y la andanada de distintos animales, especialmente zamuros conviviendo con la desidia de quienes gobiernan la ciudad y el país.

ISICA36@GMAIL.COM

Comment here

A %d blogueros les gusta esto: