CaigaQuienCaiga.net

#NoticiaNacionales

Maduro QUIERE LA GUERRA y ordena una “acción defensiva” ante la llegada de un buque británico a las costas de Guyana vea vídeo

Venezuela inicia ejercicios militares en la zona mientras el país vecino niega “planes de una acción ofensiva”

Tras declarar la anunciada visita de un buque de guerra británico a Guyana como “una amenaza intolerable”, el gobernante venezolano, Nicolás Maduro, lanzó el jueves un ejercicio militar improvisado en aguas cercanas a su vecino con el objetivo de mostrar el poderío militar de su régimen en medio de la disputa fronteriza entre los dos países.

Las autoridades del régimen brindaron pocos detalles sobre el alcance y la duración del ejercicio, pero militares venezolanos dijeron que en una fase inicial incluía la participación de alrededor de una docena de naves de guerra y el doble en aeronaves, incluyendo aviones de combate.

Los ejercicios están siendo realizados en el Golfo de Paria, al oeste de Trinidad y frente al Delta del Orinoco, al oeste de Guyana.

El operativo militar, anunciado el jueves a través de la televisión estatal, fue organizado en respuesta a informes publicados días antes por la BBC de que Gran Bretaña enviaría al HMS Trent a Guyana esta semana para que participe en ejercicios conjuntos con naciones del Caribe.

El patrullero tiene normalmente su base en Gibraltar y es utilizado principalmente para combatir la piratería y el tráfico de drogas.

Ese anuncio sorprendió al régimen de Caracas, produciéndose a menos de dos semanas que Venezuela y Guyana se comprometieran a enfriar la animosidad entre los dos países, que había resurgido después de que Maduro celebrara un referéndum a principios de este mes pidiendo a los venezolanos poderes especiales para tomar por la fuerza aproximadamente tres cuartas partes del territorio que actualmente ocupa su vecino.

Rodeado por militares, Maduro dijo el jueves en cadena nacional que la visita del buque de guerra británico era intolerable.

“Venezuela no se puede quedar de brazos cruzados frente a una amenaza, estamos respondiendo en la medida proporcional”, dijo el gobernante al anunciar el operativo.

El vicepresidente de Guyana, Bharrat Jagdeo, ha negado poco después “planes de una acción ofensiva” contra sus vecinos, que reclaman la soberanía del Esequibo, un territorio selvático rico en minerales y petróleo.

“Estas son medidas rutinarias que son planificadas mucho tiempo, son parte de la construcción de capacidad de defensa. No planificamos invadir Venezuela, el presidente Maduro lo sabe. No tenemos ningún plan de tomar acción ofensiva en contra de Venezuela”, ha agregado Jagdeo.

Sin embargo, el Presidente de Venezuela Nicolás Maduro respondió:

“He ordenado la activación de una acción conjunta de toda la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) sobre el Caribe oriental de Venezuela, sobre la fachada atlántica, una acción conjunta de carácter defensivo como respuesta a la provocación y a la amenaza del Reino Unido contra la paz y la soberanía de nuestro país”, agregó.

Un funcionario del Departamento de Estado le dijo a McClatchy que el gobierno de Estados Unidos estaba al tanto de los anuncios hechos en Caracas sobre los ejercicios militares en Venezuela y dijo que la administración sigue insistiendo en el alcance de una resolución pacífica a la disputa.

“Damos la bienvenida al acuerdo del 14 de diciembre entre el presidente de Guyana, Dr. Mohamed Irfaan Ali, y Nicolás Maduro en San Vicente y las Granadinas para no amenazarse ni usar la fuerza entre sí en ninguna circunstancia y abstenerse de escalar cualquier conflicto o desacuerdo”, dijo el funcionario.

La embajada británica en Washington no respondió de inmediato a una solicitud de comentarios.

Previamente, un portavoz del Ministerio de Defensa británico le había confirmado la visita del buque de guerra, diciendo que “el HMS Trent visitará a Guyana, aliado regional y socio de la Commonwealth, a finales de este mes como parte de una serie de compromisos en la región durante su despliegue de la Tarea de Patrulla Atlántica”.

El Trent hizo escala en Bridgetown, Barbados, después de zarpar de su puerto base en Gibraltar a principios de este mes y estaba programado que se dirigiera hacia Guyana esta semana para anclar frente a Georgetown.

No estaba claro dónde se encontraba el navío al momento que Maduro hizo su anuncio.

Armado con un cañón de 30 mm, dos miniguns y varias ametralladoras, el HMS Trent, de 297 pies de largo, es utilizado principalmente en operaciones contra la piratería y el contrabando.

Normalmente lleva un helicóptero y un destacamento de marines.

En un intento por reducir las tensiones entre los dos países, los líderes de Guyana y Venezuela se reunieron hace dos semanas en San Vicente y las Granadinas y se comprometieron a no usar la fuerza para resolver la disputa sobre qué nación es la dueña legítima de una región rica en petróleo y minerales que limita con el dos países, aproximadamente del tamaño de Florida.

La disputa fronteriza, que se prolonga desde principios del siglo XIX, cobró intensidad tras un referéndum celebrado el 3 de diciembre, en el que el régimen socialista de Caracas pidió a los venezolanos dar luz verde al uso de la fuerza para anexar tres cuartas partes del territorio de Guyana.

El gobierno de Maduro dijo que el 95% de los venezolanos votaron a favor de la anexión forzosa, pero observadores independientes cuestionaron los resultados diciendo que las estaciones electorales vacías que se vieron durante la votación no respaldan las afirmaciones de que participaron más de 10 millones de personas.

Fuente El Nuevo Herald de Miami y ElPais de España

Comment here