Regiones

Malandros al infierno: Causan daños físicos a cristianos y obligan a comerse La Biblia en Mérida

Integrantes de una iglesia evangélica en Mérida fueron golpeados por varios delincuentes, quienes además de causarles daños físicos, los obligaron a comerse la Santa Biblia.

Fue a través de la redes sociales, donde primeramente se conoció lo sucedido, cuando periodistas de la región, informaron y denunciaron; que en el sector El Arenal, el grupo de practicantes evangélicos fueron agredidos sin que los victimarios les dijeran las razones.

De esa manera y a la fuerza, los antisociales ingresaron a “la casa de restauración” de la zona, ubicada en el municipio Libertador; y comenzaron a lanzarlos al suelo, les taparon la cara y los golpearon fuertemente con diferentes objetos incluyendo el Pulpito (tribuna) desde donde se predica la palabra de Dios.

“Estábamos dentro de la casa cuatro personas. Cuando voy saliendo, veo que vienen
A evangélicos los obligaron a comerse la biblia
Ante este hecho de violencia, una de las víctimas relató que “estábamos dentro de la casa cuatro personas. Cuando voy saliendo, veo que vienen dos tipos armados que me dicen que me lance al piso. Yo me regresé y me senté en la cama, no les hice caso de tirarme al piso. Nos taparon la cara y comenzaron a golpearnos, apuñalearon con una piedra, nos pegaron. Nos hicieron cruces o X en el cuerpo y nos hicieron comer la biblia. Estamos muy golpeados».

Al parecer, de acuerdo a medios locales, quienes viven en la casa de restauración son personas de la calle que consiguieron refugio en este lugar religioso.

De igual manera, el periodista merideño, Emmanuel Rivas escribió en su cuenta oficial en Twitter que el pastor Cristián Dugarte, miembro de la Iglesia Cristiano Evangélica; señala como responsable de que golpearon a los evangélicos y los obligaron a comerse la biblia, a un ciudadano apodado «Goyo Belén».

Agregó, que el conocido como «Goyo Belén» tiene por nombre legal José Gregorio Moreno, quien aseguró funge como «director de Inpsasel» en el estado Mérida.

…con una piedra nos pegaron. Nos hicieron cruces o X en el cuerpo y nos hicieron comer la biblia. Estamos muy golpeados”, dijo una de las víctimas.

Las personas que viven en la casa de restauración eran habitantes de la calle que consiguieron refugio en este lugar. pic.twitter.com/5uoPXqMK6w

— Emmanuel Rivas (@erivas06) February 17, 2021

Comment here

A %d blogueros les gusta esto: