Tecnología

Más allá de los grants: la sostenibilidad económica de los medios independientes de América Latina, Por Florencia Pagola

Los medios independientes de América Latina se encargan de buena parte del periodismo de investigación y de calidad de la región. Fundados y dirigidos principalmente por sus propios periodistas, expuestos a múltiples riesgos y amenazas, la sostenibilidad económica es uno de los mayores retos que deben sortear para subsistir. La crisis por la pandemia de COVID-19 le exigió a los medios seguridad sanitaria, física y mental para sus equipos, y no menos importante, sostenibilidad económica. Durante 2020 la noticia de que medios comerciales realizaban despidos masivos de periodistas fue moneda corriente en varios países de la región. Pero, ¿cómo enfrentaron la crisis económica los medios independientes? ¿Cómo aseguraron su sostenibilidad económica y su independencia editorial? ¿Qué vías de financiamiento existen más allá de los grants? Cuatro directoras de medios independientes y digitales de la región responden estas preguntas.

“Un medio sin contenido se muere”

Según estudios de Sembramedia, los grants (becas o subsidios internacionales) son la tercera fuente de ingresos más común para los medios nativos digitales de América Latina, por lo menos para los que perciben ingresos de más de US$100.000 anuales. También son el 93% de los ingresos de Ojoconmipisto, un medio digital guatemalteco que nació en 2013 y que vio comprometidos sus ingresos con la pandemia. “Dejamos de recibir un financiamiento importante, con el COVID-19 el donante dejó de ejecutar unos proyectos que no habían comenzado, porque ellos se iban a reestructurar. Eso fue duro”, explica su coordinadora Ana Caroliona Alpírez.

Frente a esta situación tuvieron que reajustar el dinero que tenían, dejando los salarios del equipo fijo como estaban previstos previo a la pandemia, y recortando el presupuesto para artículos de periodistas externos. También buscaron otras fuentes de financiamiento, intentando explorar la parte comercial y de anuncios, aunque con dificultades, dice Alpírez: “Hemos consultado con algunas empresas y nos dicen que hacemos un muy buen trabajo pero que no quieren involucrar su marca con el medio”. Desde Ojoconmipisto intentan fortalecer el área de servicios y capacitaciones para buscar la sostenibilidad propia, porque como dice la periodista: “los medios independientes dependemos de los grants que son finitos. Si nos reúnen a todos estamos con la misma pregunta, ¿Cómo hacemos sostenible el medio?”.

Catherine Calderón, cofundadora de Contracorriente -un medio digital de periodismo de profundidad en Honduras-, cuenta los desafíos que implicó postular a grants durante la pandemia: “Usualmente pedían estadísticas con rangos que nosotras no llegábamos, rangos de un millón de visitas mensuales en el sitio web y en las redes sociales. Esto me desanimaba un montón porque era muy difícil competir con otros medios en países con más población, y lectores más acostumbrados a informarse a través de medios digitales”. Así y todo, desde Contracorriente lograron “grants de emergencia como los de Google Initiative” que les sirvieron para salir adelante pese a la crisis y contratar un equipo de periodistas que se enfocó en la cobertura relacionada con COVID-19. Para junio de 2020, sumaron tres reporteros y un fotoperiodista al equipo.

Durante la pandemia el medio digital feminista Alharaca también agrandó su equipo: pasaron de ser cuatro integrantes a 16. Si bien tiene su base en El Salvador, desde sus comienzos el proyecto tuvo una dinámica virtual y un equipo multisituado. Para Laura Aguirre, cofundadora y directora del medio, “la llegada de la pandemia nos abrió las puertas al trabajo virtual, lo cual nos permitió comenzar proyectos más colaborativos, y eso, conseguir nuestros dos primeros fondos grandes”. Alharaca, que se sostiene mayoritariamente por grants, comenzó en 2019 un modelo de negocios que se enfoca en ofrecer servicios de comunicación estratégica y desarrollo de herramientas para la comunicación digital. En 2020 las ventas de servicios representaron un 10% del presupuesto total del medio, mientras que en 2021 pasaron a ser el 35%. De todas formas, Aguirre entiende que el gran desafío de Alharaca es encontrar un modelo de negocios que les permita monetizar los contenidos producidos por el medio, en lugar de desarrollar productos paralelos.

Desde Brasil, Agencia Pública -medio independiente de periodismo de investigación creado en 2011- no vio afectada su sostenibilidad económica por la pandemia, pero, como otros medios de la región, tuvo un desgaste importante del equipo que informó sobre COVID-19. Como sus ingresos provienen principalmente de grants, Marina Amaral, fundadora y directora ejecutiva del medio, cuenta que realizaron una “campaña publicitaria para atraer más donantes” y hablaron con sus “financiadores para renovar los proyectos y brindar mayor soporte tecnológico para los informes de datos y apoyo emocional para el equipo”. Otras vías de financiamiento que están explorando en Agencia Pública son la creación de productos comerciales como documentales, libros y podcasts.

En Contracorriente, en Ojoconmipisto y Alharaca, además de los grants, ha sido fundamental la creación de productos paralelos y servicios de comunicación para sostener el medio. En el caso de Agencia Pública, Amaral considera que para el periodismo de investigación -que es “caro y está libre de cualquier tipo de presión”-, los grants son la mejor opción (“siempre con diferentes financiadores, para no depender de ninguno”, agrega). Otras vías de financiación que se consolidan cada vez más en los medios independientes de la región son el apoyo de los lectores a través de membresías y suscripciones.

Recomendaciones

Ana Carolina Alpírez, periodista con más de 30 años de experiencia, realiza una serie de recomenaciones para quienes están comenzando a emprender un medio de comunicación independiente en la región:

  1. Identificar la línea o espacio que va a cubrir.
  2. Integrar un equipo sólido, con periodistas y profesionales que conoce el ejercicio periodístico.
  3. Identificar las etapas de creación del sitio web y de las páginas de redes sociales. Saber a qué público apuntar.
  4. Identificar la periodicidad de publicación de contenido y ser constante. Para conseguir financiamiento tiene que existir un proyecto sólido, que se entienda hacia dónde va.
  5. Siempre tener presente la sostenibilidad: dónde conseguir los ingresos.

Imagen de Andre Taissin en Unsplash. 

Comment here

A %d blogueros les gusta esto: