InternacionalesOpinión

Más de 2000 cohetes lanzados contra población civil en Israel: Lea Andres Oppenheimer

Latinoamerica y la violencia entre Gaza e Israel | Opinion

Los israelíes se ponen a cubierto cuando se lanzan cohetes desde la Franja de Gaza, controlada por el movimiento palestino Hamas, hacia la ciudad de Ashkelon, en el sur de Israel, el 11 de mayo de 2021.

Aunque los Estados Unidos y varios países latinoamericanos han hecho lo correcto y apoyado el derecho de Israel a defenderse de los más de 2.000 cohetes de Hamas lanzados contra la población civil de Israel, la reacción de algunos países de la región ha sido patética.

Los gobiernos de Cuba, Venezuela, Argentina y San Vicente — un país pequeño, pero que ocupa una banca en el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas — han apoyado tácita o explícitamente al grupo terrorista Hamas.

Hay una buena razón por la que Hamas es considerado oficialmente un grupo terrorista por Estados Unidos y los 27 países de la Unión Europea: es una organización que deliberadamente usa la violencia contra objetivos civiles.

Más de 20 inmigrantes cubanos intentaron dejar su país, ahora están de regreso

Hamas está disparando sus cohetes a las ciudades de Israel, incluidas Jerusalén y Tel Aviv, apuntando a la población civil. Israel, en cambio, está respondiendo con ataques a objetivos militares de Hamas. Esa es una gran diferencia.

Además, Hamas llama abiertamente a la aniquilación de Israel y su población judía.

El 7 de mayo, Fathi Hammad, un alto funcionario de Hamas, pidió a los palestinos que le “corten la cabeza a los judíos con cuchillos” en un discurso transmitido por Al-Aqsa TV en Gaza.

Lo que está en juego en este conflicto no es el derecho del pueblo palestino a una patria, algo que muchos de nosotros apoyamos en la forma de una solución de “dos estados para dos pueblos.”

Hamas es un grupo ultraderechista y fundamentalista islámico apoyado por Irán que no quiere una solución de dos estados. Quiere eliminar a Israel e instalar un régimen fundamentalista musulmán.

Pero nada de eso ha impedido que las dictaduras de Cuba y Venezuela culpen a Israel por la violencia, sin una palabra de condena a Hamas.

Lo más sorprendente fue la reacción de Argentina, cuyo caótico gobierno populista condenó el “uso desproporcionado de la fuerza” por parte de Israel.


Fuente: https://www.elnuevoherald.com/opinion-es/opin-col-blogs/andres-oppenheimer-es/article251426438.html#storylink=cpy

Comment here

A %d blogueros les gusta esto: