#Noticia

Militares privados de libertad: usados como “papel toalet” y desechados por políticos y ciudadanos en Venezuela

El Centro Nacional de Procesados Militares de Ramo Verde, es la única cárcel militar de Venezuela; además tiene dos anexos, uno en el Internado Judicial de Monagas o cárcel de La Pica y el otro en el Centro Penitenciario de Occidente (CPO) en Táchira conocido como cárcel de Santa Ana. También otros sitios de reclusión para militares o civiles por causas políticas: el SEBIN y DGCIM.

Hoy en día, permanecen detenidos varios militares en condiciones infrahumanas y totalmente olvidados, quienes esperan por una pronta liberación como consecuencia de las mesas de diálogo entre el Gobierno y la supuesta oposición.

En esta revolución, han detenido a muchos por causas de conspiración, en expedientes señalados por Traición a la Patria, Instigación a la Rebelión o contra el Decoro Militar. 

Militares privados de libertad sobreviven en condiciones infrahumanas en la Dgcim

En la historia de Venezuela jamás hubo tantos militares acusados por Traición a la Patria; el gobierno de Nicolás Maduro, ha roto récord guiness de expedientes por ese delito.

Son los casos de algunos coterráneos, que han sido privados de libertad y que sobreviven en condiciones infrahumanas; y que son principalmente recluidos en la Dirección de Contrainteligencia Militar (Digcim), en Boleíta, Caracas.

Asimismo develaron que la situación de salud de varios detenidos es grave no han recibido la atención médica necesaria; y lo peor de todo es la tortura psicológica, que siempre está a la orden del día.

¿Y ahora, QUIÉN VENDRÁ A SALVARNOS?

Operación Espada de Dios, Operación Jericó, Operación David, Operación Armagedón, Operación Libertad, Operación Gedeón.

Militares, policías, civiles. Todos presos, muertos o exiliados. Además, olvidados por esos políticos que hicieron llamados a ponerse “del lado correcto de la historia”. Y olvidados, para variar, por esa ciudadanía que les exigía que “hicieran algo” contra ese régimen.

Hoy, son más las burlas convertidas en “memes” de redes sociales, que los apoyos a esos jóvenes militares engañados y llevados al matadero. Es el regalo que la sociedad que les gritaba que “hicieran algo” les da a los que hicieron lo que se les pedía a gritos.

Creerle a la dirigencia y a la sociedad. Fundamentalmente creerle a la sociedad que dice querer libertades, conculcadas hoy por el régimen. ¿Puede creerse a una sociedad que pide a gritos que “los militares hagan algo” y cuando ese “algo” ocurre, no están allí?…

En el lugar, se encuentran recluidos desde el general Isaías Baduel, el capitán de navío Luis de la Sotta, el teniente de la GNB Rafael Villafranca, el oficial del Ejército, miembro de Fuerzas Especiales, el mayor (GN) Luis Bandres Figueroa; Alberto Alejandro Maita Espinoza; el teniente coronel de la Aviación Ruperto Molina, el capitán de navío Luis De la Sotta y el coronel del Ejército Johnny Mejía Laya y muchos otros que han sido trasladados a Ramo Verde, El Helicoide o La Tumba en Plaza Venezuela.

Ellos son igualmente, sometidos, y de alguna manera sus familiares, a lo que califican el hecho de ser “un juego de desgaste” por las autoridades.

Entrada al Centro Nacional de Procesados Militares de Ramo Verde
Parlamentarios prometieron a acompañar a sus familiares; pero solo quedó en promesas puras

Cada detenido ha pasado por el “Cuarto de Los locos”, habitación reducida, sin ventanas, luz ni cama, donde permanecen esposados, tirados en el suelo o de pie durante horas e incluso días, después de haber recibido golpes, asfixias y descargas eléctricas.

También han «visitado» el «Cuarto de la Tortura Blanca», lugar cuyas paredes, techos y pisos son blancos, adonde los envían vestidos de blanco y permanecen días, con luz incandescente encendida mañana, tarde y noche.

«La Casa de los Sueños», es otro de los cuartos de torturas de la Dgcim, que es una celda de 2 x 2,5 metros, sin ventanas ni ventilación, con una litera y un inodoro. Allí, en ese espacio reducido, puede haber hasta cuatro detenidos.

Cuentan familiares qué hay reglas muy rígidas, pero no para todos. “Los que pagan tienen acceso a cualquier cosa, sea alimentos, celulares, visitas. Incluso hay quienes pagan la visita de ciertas mujeres que nada tienen que ver con la familia pero que son “damas de compañía”. El que paga no tiene barrotes que frenen sus caprichos”.

Es por ello que en casos como la audiencia de los involucrados en la llamada Operación David (OD), la del asalto al Fuerte Paramacay que comandó el capitán de la Guardia Nacional, Juan Carlos Caguaripano, ha habido molestia por parte de algunos de los detenidos.

Cuando comenzaron los acercamientos entre el Ejecutivo y la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), sus familiares han tratado de establecer contactos para que les den libertad, pero como son militares los marginan…

Pareciera que no tienen dolientes en el gobierno y la misma sociedad. Creo que o no le importamos al Gobierno, o son tan importantes que los mantienen en silencio..,

Sus familiares quieren agradecer a la ONG Justicia Venezolana y a los abogados Lilia Camejo y Alonso Medina Roa, que ha estado con ellos, por su apoyo que les comprenden este dolor que llevan sus padres y las madres que no pueden descansar hasta verlos en libertad.

Familiares exigen los trasladen a un centro penitenciario apto, donde cuenten con mejores condiciones

Los familiares de los militares exigen que los trasladen a un centro penitenciario apto, donde cuenten con mejores condiciones. “Queremos que mejoren las condiciones de reclusión, que les permitan la luz solar y llamar a sus familiares durante la semana, para saber cómo se encuentran. Si tienen que esperar juicio, que sea en buenas condiciones, no con un desgaste psicológico”, manifestó Keyla Flores, esposa del teniente coronel.

«En Ramo Verde hay condiciones mucho más cómodas»

Las condiciones de los presos en Ramo Verde son mucho más cómodas que en la Dcgim, afirmó Esther Gómez, pareja del teniente de la GNB Rafael Villafranca. Fue trasladado al centro penitenciario hace cuatro meses, tras siete meses de torturas, tratos crueles e inhumanos sufridos en el centro de investigación.

Denuncian “desaparición” de cuatro militares presos en Venezuela

José Antonio Colina, presidente de Veppex, reclamó a la comunidad internacional que ejerza “la presión necesaria para obtener una fe de vida de los mencionados presos políticos militares”.

Según la organización con sede en Miami, se desconoce el paradero de los coroneles de la Guardia Nacional José Rommel Acevedo Montañez y Pedro Zambrano Hernández, el capitán de la Guardia Nacional Jesús Alarcón Camacho y el mayor de la Fuerza Aérea Adrián de Gouveia.

Estamos en un limbo judicial, donde hay negligencia y falta de diligencia de la Corte Marcial Militar», precisó la esposa. También, el ministro de la Defensa del régimen, Vladimir Padrino López y el director de la Dgcim; son responsables de lo que pueda sucederle a los detenidos.

Esos hechos han sido denunciados ante la Fiscalía General de la República, la Defensoría del Pueblo e instancia internacionales como la Oficina de la Alta Comisionada de la Organización de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos y la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.

También, la Comisión de Defensa de la Asamblea Nacional (AN), se reunió con familiares de oficiales y efectivos de las Fuerzas Armadas, que han sido detenidos por el gobierno de Nicolás Maduro sin que se les permita el derecho a la legítima defensa.

Por su parte, los diputados del Parlamento prometieron acompañar a las personas en sus reclamos y acciones de calle para visibilizar lo que les ocurre a sus familiares; pero solo quedó en promesas.

Esas familias ratifican hoy el llamado a la comisión delegada de la alta comisionada Michelle Bachelet para que verifique el estado de los militares detenidos en la Dgcim, el Sebin y la cárcel militar de Ramo Verde. «Los militares son los más torturados, somos los más vejados e irónicamente somos los más olvidados. De repente por miedo, porque son los que más han sido amenazados», expresó.

Pese a los miles de obstáculos que encuentran en su camino y al extraño silencio de los medios de comunicación, los familiares de estos militares detenidos no cesan las acciones por obtener justicia y garantizar la libertad plena de los encarcelados.

Enrique López Alfonzo

Periodista Venezolano Independiente 

+584245428120

elopez0333@gmail.com

Comment here

A %d blogueros les gusta esto: