Opinión

Moraleja y metáfora de la esperanza Por Edy Perdomo

Érase una vez en un país demasiado rico, donde existía la monarquía, allí,
habitaban unos reyes, los cuales como esposos administraban ese gran reinado o
país, ellos tenían un solo heredero, el príncipe de nombre Ali, un joven muy apuesto,
atlético, educado e íntegro, la madre un día tuvo unas platicas con su hijo Ali. «hijo
has conocido muchas jóvenes esbeltas y bellas y todavía no te has comprometido y
son muchachas de la más alta sociedad» y el príncipe le dijo: mamá perdóname sé
que son muy lindas y de la más alta alcurnia, pero ninguna me ha tocado el corazón
y en verdad yo como heredero de este trono de mucha riqueza, en pro de que muy
pronto formalice una familia, quiero que mi futura esposa y yo tengamos muchos
hijos y lo eduquemos y formemos para que cuiden nuestro reinado y país por
siempre, por lo tanto no solo tengo que buscar una princesa linda si no también una
mujer que sea muy bella de espíritu para que nuestra riqueza no se la lleven otras
personas lejanas de nuestra tierra, la madre abrazando a su hijo le dijo «en verdad
tienes toda la razón, pero como encontraras a ese ser tan maravilloso?», -bueno
madre pronto visitare al sabio Samuel y seguro me dará la fórmula para encontrar a
esa princesa que está en mi corazón y que aún no conozco, contesto el príncipe.
A los pocos días luego que el príncipe había hecho sus acostumbradas
meditaciones. Salió en otro caballo y otra vestimenta que no fuera de su
embestidura para no ser reconocido. Galopando montaña arriba, luego de una hora
cabalgando observo que junto al rio estaba el sabio con su rebaño de ovejas que
libaban agua, el sabio Samuel tiraba unas piedras al rio y en ese momento el
príncipe recogió un pajarito que estaba atrapado entre las ramas y pensó echarle
una broma al sabio. El príncipe agarro al pajarito y dijo dentro de sí; me lo pondré
atrás en mis manos y le preguntare que tengo en mis manos, de seguro el maestro
me dirá que tengo un pajarito, luego le preguntare está vivo o muerto, si me dice
que está vivo lo mato y si me dice que está muerto lo dejare vivir y le ganare la
partida.


El príncipe saludo con mucho entusiasmo al sabio, como esta maestro?
-hola mi príncipe a que se debe esa visita?
-Ante todo maestro quiero que me adivines que tengo atrás en mis manos?
-tienes un pajarito.
-está vivo o muerto? y el maestro contesto rápidamente: lo tienes en tus manos. El
príncipe sonrió y libero el ave y fue abrazar al maestro.
-A qué se debe su visita príncipe Ali?
-Maestro tengo incertidumbre, conflictos, pensamientos y miedos… no logro poner
las piezas del ajedrez como deben de estar en mi mente y quiero que usted me
ayude.

-Mira mi admirado príncipe eres muy joven, deberías de estar disfrutando y
derrochando a granel tu bella juventud, pero sé que tienes un corazón muy grande y
generoso por tu tierra, por la gente y quieres compartir con los demás de ese trono
tan preciado, pero sabes que se volverán más pobres si no es disfrutada y repartida
con mucho cuidado, con vigilancia y cautela como debe ser, así que cuéntame…El
joven príncipe le empezó a relatar algunos de los males que con los años y efecto
domino ha venido poco a poco empobreciendo a este país, el príncipe exclamo: en
verdad de que me vale tenerlo todo y cuando salgo a la calle tengo que salir
escoltado, no tengo una verdadera libertad, el problema de los hospitales si los
dotamos de medicinas se la roban y si no les enviamos nos critican, muchas
ciudades no tienen teléfonos, ni televisión por cable porque todos los mencionados
cables se los roban y muchas empresas que trabajan con este material colaboran
con comprarlos y así es como se desarrolla la verdadera pobreza, los bachaqueros
andan por las calles revendiendo los productos como los mercaderes del templo, los
servicios públicos no funcionan, las leyes solo se aplican es para el pendejo como lo
decía el escritor e historiador Dr.Arturo Uslar Pietri, en cuanto a las autoridades
muchos de ellos lamentablemente solo son parte del negocio. La gente como la
ciudad se ven feas, vacías, tristes y todos esos malos ejemplos los captan y lo
consumen los niños y adolescentes que serán el futuro del país y tantos otros males
de corrupción y viveza que está acabando y colapsando como un cáncer al reinado o
país más rico y hermoso del mundo y por eso quiero que me ayude maestro a
conseguir a esa mujer que me dará los hijos y hombres nuevos que necesita la patria
para acabar con la crisis moral que vive nuestro país.


El sabio escucho atentamente al príncipe y luego le expreso: en verdad hijo hay un
abismal derrumbe de los verdaderos valores, muchos seres humanos se han venido
degenerando, cayendo en ese círculo vicioso que difícilmente saldrán y que ya es
parte de su cultura, por eso yo me vine desde muy joven a las montañas a ser un
verdadero guerrero y solo pelear con mis propios egos, controlarlos y conocer al
verdadero Dios que habita en las montañas, sabanas, bosques y ríos. Príncipe en
este siglo pasado han existido grandes luminarias que han luchado para mejorar al
hombre y que sea más humano y consiente como Gandhi en la India, Maltin Luther
King en una potencia americana, Nelson Mandela en Sur África entre otros… por
cierto este último dijo una célebre frase que dice que el arma más poderosa para
cambiar al mundo es la educación del ser. Pero mira mi príncipe has llegado tú al
sitio donde te llevare a un cofre que desde hace muchos años tiene un secreto muy
grande universal para cambiar al ser humano y formar unos verdaderos hombres
que cambiaran la raza racional, este documento ha pasado de generación en
generación, es un secreto que dejaron los supuestos súper hombres que habitaron
en la tierra y que hicieron las pirámides de Egipto, ellos tuvieron que abandonar la
tierra a otras dimensiones y dejaron esta carta para cuando viniera un príncipe

como tú que deseara un verdadero cambio radical, se la entregara para así
comenzar a formar un verdadero y duradero reinado o país donde la riqueza se
compartiera y no hubiera tanta miseria y dolor. El sabio Samuel le entrego la carta al
príncipe y le dijo solo la leerás tú, en verdad nadie la ha leído y se mantiene intacta
porque es un material especial de aquellos súper hombres que hicieron sus
pasantías en la tierra. Anda y no se la enseñes a nadie y haz lo que te explica esa
carta. El príncipe se despidió de aquel anciano maestro y regreso al palacio luego de
casi seis horas de ausencia, llego al palacio saludo a sus padres y solo la madre sabia
de donde venía.


Al otro día el príncipe anuncio a sus ayudantes que invitaran a todas las mujeres
bellas y lindas de todas las clases sociales inclusive a las del campo que tenía que
anunciarles el príncipe algo muy importante con fines matrimoniales. Por la mañana
cientos de mujeres jóvenes bellas llegaron al palacio y el príncipe Ali fue repartiendo
una semilla a cada una, luego de haber repartido las 120 semillas a cada joven
anuncio lo siguiente. Futuras princesas ahí tienen en sus manos una semilla de flor
que ustedes mismas sembraran en sus respectivos materos o jarrones y lo abonaran
y en dos meses a partir de hoy a las 7am la que traiga la flor más hermosa y olorosa
con esa me casare de inmediato y será mi esposa para toda la vida. Todas las
jóvenes partieron ansiosas a sembrar los cientos de semillas y colocarlas en los
diferentes materos o jarrones y se marcharon a sus respectivas casas. Los días
pasaban y muchas de las jóvenes más que todo los de la más alta sociedad buscaban
los jarrones y materos más costoso, así como el mejor abono para que las semillas
crecieran y se formaran las flores más altas, bellas y olorosas que impresionaran al
príncipe, con el objetivo de ser elegida como la futura esposa y princesa de ese gran
castillo donde se encuentra unas de la fortunas y riquezas más grande del mundo,
días y días pasaban rápidamente y aquella era una verdadera competencia de
muchas mujeres en la flor de la juventud y belleza de todas las esferas sociales,
esperando que se cumplieran los dos meses decretado por el príncipe, para que
todas las jóvenes llegaran al palacio con las diferentes flores y saber cuál sería la
esposa y princesa del reinado o país con más potencial de riqueza del mundo, que
con tantos males que nos ha invadido y que al mismo tiempo sucumbe de miseria y
corrupción a ese país que nuestro Dios doto de todas las fortuna en esa tierra de
muchos recursos.


El día había llegado, era una mañana muy fría y hermosa, en la madrugada Dios
había enviado una lluvia para limpiar unos de los pasillos donde el príncipe Ali
recibiría a las ciento veinte hermosas mujeres con las diferentes flores para optar
con esa ilusión, sueño, meta a tan deseado galardón como mujer. Ya por orden de
llegada las mujeres estaban en una inmensa cola como hoy en día se ve en cualquier
sitio fuera de ese gran castillo, pero para optar por comida o para cobrar algún bono
o seguro, el príncipe muy elegante bajo del balcón al pasillo observando todas las

mujeres que en sus manos sostenían sus envases con las diferentes flores lindas y
hermosas. El principie se persigno y exclamo oh Dios mío! ayúdame en esta
escogencia tan difícil de tantas reinas como flores lindas, guíame a encontrar a ese
ser que me ayudara a cambiar ese reinado. Una vez terminada la oración el príncipe
comenzó a caminar, observando y olfateando cada una de las flores, a medida que
más miraba, se fascinaba más de tantas flores lindas, bellas, altas y se sentía más a
gusto y asombrado.


Cuando ya se acercaba a la última decena de participantes, el príncipe escucho un
llanto sin cesar de una de las muchachas, allá en el fondo de la cola, de lejos se
observó a una linda mujer arrodillada en su matero de madera, lloraba
desconsoladamente sin cesar, lo cual llamo la atención del príncipe, al acercarse
pudo observar que era una bella campesinita, una joven linda de cabellos largos
negro azabache y de ojos pardos de piel morena y linda como el bosque, como el
atardecer cuando el sol poniente poco a poco deja de alumbrarnos para darle su
turno a la luna. La levanto del suelo y le dijo a la mujer por que lloras? y la joven no
podía hablar pues todavía tenía muchas lágrimas que caían de sus ojos al piso de
aquel lujoso pasillo que se confundían con las gotas de lluvias caídas en la
madrugada, cuando al fin un tanto calmada, la joven pudo contestar mi príncipe yo
agarre la semilla y la sembré en este matero que mi papá me hizo con madera y
abonos que me recogió de hojas, aserrín y cenizas acta para la siembra y yo la
regaba con agua que cae del cielo y la regaba con lágrimas de mis ojos día a día y
mis padres me dijeron hija, ya no riegue esa flor, esa semilla ya no nace pues tiene
muerto el corazón.


El príncipe abrazo a la campesinita y la beso, luego miro a todas las mujeres de la
competencia como a sus padres que estaban sentados en el trono, invitados, la
prensa, televisión y público en general y dijo con esta mujer me casare yo. Aquello
origino una protesta enardecida no solo de las mujeres contrincantes, si no de todas
las mujeres y público, algunas mujeres le gritaban al príncipe eso no es justo que
nosotras hemos presentado nuestra flores y que esta campesina haya traído un
matero vació y sea la elegida, el príncipe con mucha elegancia, sereno y seguro de lo
que estaba haciendo con sus brazos solicitaba la calma para poder explicar, después
de muchas protestas, alborotos y peleas hicieron silencio para oír al heredero del
trono y el porqué de su decisión ilógica y sin raciocinio.


Señores y señoras, señoritas participantes, medios de comunicación, y
concurrencia en general le voy a explicar… elegí a esta campesinita que por cierto
por el alboroto no le he preguntado su nombre, como que es tu nombre mi amor y
ella aun con sus ojos húmedos le contesto me llamo Julia, bien yo elegí a Julia
porque las semillas que yo había repartido hace dos meses ninguna era fértil y la
única que fue honrada e integra fue Julia ya que las demás querían hacer trampas,

pero no es culpa de ellas, es nuestra cultura que venimos arrastrando desde hace
muchos años y hoy no podemos administrar nuestro trono con una gran riqueza y
que las injusticias, vicios y tantas patologías conductuales nos han llevado a una
pobreza extrema y una metástasis moral casi incurable en un país rico donde se le
ha dado rienda suelta a la corrupción, la viveza y tantos males donde todo el mundo
quiere un cargo no para contribuir a desarrollar este país, sino para robar ya que
para ellos no funciona las leyes, porque entre bomberos no se pisan la manguera así
tener más poder y tener la justicia a su merced, cuando estos hombres deberían de
tener honor por sus cargos y todos esos malos ejemplos en forma de cascada la
recibe la clase pobre o sea los de abajo y así mismo el policía, el guardia,etc,etc.y de
tantos malos ejemplos de los de arriba los de abajo lo imitan, es parecido de niños
en sus hogares reciben malos ejemplos de sus padres y así con tantas injusticias
nacen las organizaciones de vicios y mafias que vienen a poner un granito de arena
para hundir más nuestro país y todo el mundo descuida su trabajo para meterse en
los negocios ilícitos con el pretexto que le alcance para comer y así ese efecto
domino nos viene carcomiendo desde hace muchos años y siempre han salido a la
palestra nuevos redentores que tratan de cambiar el rumbo, pero todo vuelve a su
cauce y nunca salimos a frote.


El príncipe continúo diciendo… Para que este trono o país se recupere, lo más
importante hace falta hacer cumplir las leyes, que sea la verdadera balanza de la
justicia y debe de ser equilibrada para el lado quien tenga la razón y no la influencia
y el poder por los momentos yo voy a contribuir en casarme con Julia que será mi
esposa y nos casaremos hoy mismo y tendremos muchos hijos y los vamos a
educar con mucha disciplina, con mucho amor para que empecemos a formar
como debe de ser a los hombres del mañana. Es prioridad de todos recuperar este
país de esta metástasis moral y de hambruna, no es el momento de peleas, si no el
momento de reflexionar y entre todos contribuir en levantar los edificios e
instituciones de los escombros de la inmoralidad.


El príncipe termino el discurso y todo el mundo comenzó aplaudir, hubo muchas
lágrimas, las jóvenes que participaron lloraron apenadas y desconsoladamente y los
medios de comunicaciones acostumbrados al amarillismo, a guerras de mentiras de
dimes y de diretes por fin oyeron este príncipe integro hablar de las raíces del
problema de un país que sin echarle la culpa a nadie, sin ofensas, ni nombrar a
nadie, solo con sumo respeto, a buscar el daño que hay en ese bello árbol que no
está creciendo como debe ser y echar los frutos que se merecen por la calidad de su
tierra y que el problema está en la raíz y hay que acabar con ese comején y tantas
plagas que no lo dejan crecer y salvar ese árbol o país tan maravilloso de América
del sur.


Mientras tanto la hermosa, linda novia Julia le median el vestido para contraer

nupcias con el príncipe y este a su vez con sus ayudantes preparaban todo para el
matrimonio y solo esperar que llegase el sumo sacerdote para casar a esta bella
pareja, que muchos murmuraban por qué tan rápido y sin conocerse lo suficiente
hará tan importante y responsable compromiso, ese rumor le llego al príncipe el
cual expreso con voz de autoridad y seguro de sí mismo: nuestro trono y país está
muy cansado de tantos diálogos y reuniones y el problema y su solución no
resuelven nada y los problemas cada vez se acumulan más, yo quiero acabar con
esos males es desde hoy en adelante.


Otra vez ese trono tenía otra oportunidad de cambiar al país que se ha vuelto una
repetición de loro de cambio tan deseado y tan cacareado.


Ya en el altar el príncipe Ali esperaba a su prometida para hacerla su esposa.
Después de su arreglo personal ella caminaba hacia el altar con su bello vestido y su
lindo rostro que emanaba un aura angelical de un ser que deslumbraba dulzura,
pureza en su alma para ser recibida por el príncipe, el cual los reyes y el mismo
pueblo daban mucha fe en la nueva oportunidad para en rumbar por fin a ese
trono, al país más rico del mundo de salir de esa pobreza física y moral habiendo
tantas riquezas y que solo los aprovechan son los políticos y los mercaderes del
templo.


Ante de casarse el príncipe pidió unos minutos a los que estaban presente en el
casorio en cadena de radio y televisión nacional e internacional y le quito prestado
la biblia al sumo sacerdote y la junto con la constitución y dijo a todo el mundo, aquí
en estas escrituras sagradas están las mejores herramientas que todos necesitamos
para cambiar al hombre, porque si cambiamos al hombre estamos cambiando al
país por añadidura, los niños serán la prioridad, el cuidado del niño, como a las
semillas para la tierra y que sea materia obligatoria para las escuelas el conocer a
Jesús y grandes hombres mártires que siguieron su ejemplo e iluminarias que dieron
la vida por un buen ideal del amor por el prójimo, y de inmediato queda prohibido
en la televisión pasar programas de anti valores, porque nuestra prioridad es cuidar
el árbol pequeño para que cuando se desarrolle de los mejores frutos de sí mismo y
así muchos árboles de este ejemplo darán muchos frutos para ayudar el hambre de
otros reinos, al fin los novios se casaron bajo una gran emoción y aplausos y lo que
más despertó la nueva ilusión de la esperanza es cuando el sumo sacerdote dijo el
apellido de Julia que es y seguirá siendo. VENEZUELA

Escrito con mucho sentimiento

desde mi punto de vista como hombre que me gusta tener
la unidad de mi corazón, mente y alma para solucionar cualquier
problema y así disfrutar la revolución de mi conciencia.

Edy Perdomo +1 (305) 338-1655

Comment here

A %d blogueros les gusta esto: