#NoticiaRegiones

Mucha promoción al turismo pero en Margarita «Agua no hay»

Con nuevas protestas margariteños reaccionan a falta de agua. Por lo menos tres protestas en reclamo a servicio de agua se registraron este jueves en la isla de Margarita.

La Margarita de la que no habla la propaganda oficial del régimen de Maduro o del gobierno regional en manos de una parte de la presunta oposición, carece de lo más elemental como es el AGUA.

La extensión de los ciclos de agua a mínimo 50 días, sigue siendo la realidad más desesperante para la población.

En el municipio Península de Macanao, pobladores del sector Puerto Escondido en Boca de Río, salieron a la calle y cerraron la vía para presionar por el envío de cisternas, en el entendido que por tubería no hay capacidad pues llevan dos meses sin recibir el líquido.

Las otras manifestaciones también con cierre de calle ocurrieron en el municipio Maneiro.

La calle principal de Los Cerritos y Atamo Sur, estuvieron cerradas por habitantes que aseguraron tienen más de dos meses sin recibir agua por tuberías, aun cuando el ciclo se encuentra en el municipio.

Comunidades de la isla de Margarita y Sucre deben afrontar ciclos de distribución de agua que en muchas ocasiones pueden llegar hasta los 60 días. En Nueva Esparta, representantes de la sociedad civil se han organizado en un comité para buscar soluciones en pro de mejorar el servicio.

Un desierto. Así podría describirse el panorama que enfrentan comunidades del estado Nueva Esparta, pese a ser servidos por la represa del Turimiquire, sistema de distribución de agua que abastece a 90 % del oriente y uno de los más grandes del país.

Algunas comunidades de la Isla de Margarita han pasado más de 80 días sin recibir agua potable por tuberías, en otros sectores ya rondan los 60 días desde que pasó el ciclo en que debían recibir el suministro.

Las protestas se han hecho cotidianas pero la respuesta por parte de las autoridades de la Hidrológica del Caribe (Hidrocaribe) no llega, siendo esto lo que indigna más a los pobladores de la isla.

Estas manifestaciones ahora ya no solamente ocurren en las zonas populares. Las urbanizaciones del este de Margarita han reaccionado por la falta de agua. Habitantes de Sabanamar y La Arboleda cerraron la calle Jesús María Lozada, donde reside el gobernador Morel Rodríguez, para reclamar el suministro de agua, aunque como muchos dirigentes políticos en gobierno no padecen las angustias del común.

Comment here

A %d blogueros les gusta esto: