#Noticia

OCHA: Pidió a donantes separar asuntos humanitarios de políticos en materia de financiación a la ayuda humanitaria en Venezuela

El coordinador humanitario adjunto y jefe de la Oficina de Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA), en Venezuela, Samir Elhawary, pidió a los donantes separar los asuntos humanitarios de los políticos en materia de financiación a la ayuda humanitaria.

En una sesión de la Comisión de Cooperación Internacional para el Desarrollo en el Congreso de los Diputados español, Elhawary se ha referido a los retos a los que se enfrenta la ayuda humanitaria en Venezuela y, entre los mismos, ha destacado la financiación de las acciones.

Según ha explicado, en 2020 se publicó el segundo plan de ayuda humanitaria para el país latinoamericano, “más ambicioso” que el de 2019 y que tenía en cuenta la pandemia de COVID-19. Constaba de 772 millones de dólares (cerca de 639 millones de euros) para alcanzar a unos cinco millones de personas que requerían de ayuda.

Pero “este plan fue financiado al 22 por ciento”, ha lamentado, destacando que, no obstante sí se pudo responder a la emergencia derivada de la COVID-19 “apoyando hospitales, trayendo equipos de protección individual y equipos de diagnóstico”, entre otras acciones, según ha enumerado.

“Los mayores donantes son Estados Unidos y la Unión Europea”, ha puntualizado Elhawary. “Sabemos que muchos de los donantes tienen una posición política pero es importante que todos los temas humanitarios se vean separados de esos temas políticos”, ha continuado, antes de pedir “resguardar” la acción humanitaria y “reconocer la necesidad importante de fortalecer la financiación en base a los principios humanitarios –humanidad, imparcialidad, neutralidad e independencia–“.

El jefe de la OCHA en Venezuela ha destacado que el primer plan de respuesta humanitaria para el país caribeño, puesto en marcha en 2019, recaudó 154 millones de dólares (más de 127 millones de euros) y alcanzó a 3,6 millones de personas en ámbitos como el de la salud, agua y saneamiento, entre otros.

Actualmente, la OCHA trabaja en el tercer plan de respuesta, que pretende construirse “sobre las capacidades y logros de 2020”, entre los que ha mencionado el fortalecimiento de la respuesta en más de 50 establecimientos de salud o el apoyo a niños menores de cinco años y embarazadas en el ámbito nutricional.

Entre los desafíos, Elhawary ha destacado que las ONG de Venezuela “no tienen tanto espacio para trabajar”, con “allanamientos en contra de algunas”. No obstante, ya se trabaja para que las autoridades y las organizaciones no gubernamentales “dialoguen” y “se pierda la desconfianza entre los dos”. Asimismo, ha mencionado la puesta en marcha de un sistema de registro que permita mejorar la labor de las ONG internacionales que trabajan en Venezuela.

Finalmente, Elhawary, que ha calificado el contexto venezolano de “altamente politizado”, ha recordado que la acción humanitaria “busca salvar vidas y aliviar el sufrimiento humano en tiempos de crisis y conflicto”, aunque ha recordado que “no puede ser un sustituto de la acción y voluntad política”.

Europa Press

Comment here

A %d blogueros les gusta esto: