#NoticiaPolítica

Opinión Del Discurso Político: Venezolanos Atrapados en el Conformismo, la Indolencia o la Cobardía Por José Cándido

Al cierre del año 2019, haré un breve recuento de lo que hemos transitado a lo largo de estos doce meses, que son la proyección de 20 años del SSXXI en nuestro país; y comenzaré por lo más básico, el bolsillo de los connacionales, comenzamos el año con un dólar a 3.300, pues nos parecía un escándalo, sin ver hacia diciembre aun cuando habían predicciones y proyecciones jamás apuntaron a que hoy 30 de diciembre del 2019, tendríamos un dólar a 50.000,00 bolívares, de los que ellos llaman fuertes algo así como un aumento de un 1.300 y tantos %, si a ello le agregamos los 8 ceros que le han quitado a la moneda patria, tendríamos este resultado Bs. 5.000.000.000.000,00 que sería el costo real del dólar en nuestro país, y no pasa nada; solo unos vivos afectos al gobierno como crimen organizado, estafando la buena fe del venezolano, que envueltos en el mercado negro ayudan al gobierno a obtener mayores dividendos de la desgracias de los necesitados criollos; como es lógico ello influenció en todo lo relativo a la economía, si es que a esto se le puede llamar economía, sobre todo en la dieta básica, se le hizo imposible al venezolano, compra por kilos como era nuestra costumbre, ahora compramos solo por migajas, claro está un kilo de carne pasó de 5.000 a 120 mil, bolívares, un kilo de zanahorias de 2.500 a 100.000 Bolívares, un kilo de cebollín o aliños de 1.000 a 50.000, ello justifica que solo un 15% de la población pudo elaborar las hallacas del 24D.


Pero lo cumbre es que con el mismo sueldo de 6 dólares mensuales, cuando los sueldos internacionales más bajos están el orden de 150 dólares, sin contar los EEUU, que en promedio es de 12 $ por hora, pero los venezolanos ganamos seis 6 dólares y con esos vivimos, y entramos en el conformismo y la indolencia criolla; que viene a justificar la pobreza colectiva en la cual estamos inmersos alrededor del 92% de los venezolanos; y un alto nivel de desnutrición en toda la población que abarca ya el 65%; esto por supuesto es el resultado de un estado fallido, que aposto a destruir, la economía nacional, destruyendo el aparato productivo, y con ello la generación de empleo y el salario real; creando de manera perversa el mercado negro y la mal llamada economía informal o buhonería usurera, el resultado es que en promedio solo un 20% de la población posee empleo asalariado, básicamente en manos del aparato estatal o economía rentista estatista que solo apuesta a que la población viva de las dádivas, migajas y bonos de la pobreza, típico de los gobiernos comunistas que empujan a la población a que les agradezcan su miseria y penurias colectivas en que viven, lo que nos convierte en unos verdaderos parásitos sociales, cimiento y base comunista, dejando al descubierto la cobardía que arropa nuestros hombros.


Pero si en lo económico, se nos trazo una pesadilla en la salud, no fue distante ni distinto; con dos vertientes en la salud pública, hospitales, ambulatorios, centros de salud y cdi en sus más altos niveles de carencia, con déficit de medicamentos e insumos en farmacia que supera el 95%, en los equipos médicos quirúrgicos casi nulos en RX, tomografías, resonancias, laboratorios, ecos y electrocardiogramas cuyos equipos están dañados o carecen de reactivos para su utilización, la infraestructuras en total deterioro y descomposición, infectadas con toda clase de plagas donde destacan los roedores, las cucarachas, chiripas y zancudos; en cuanto al personal el retroceso es de 30 años, la mayoría de médicos y enfermeras graduados en nuestras universidades autónomas, se marcharon del país, y ahora solo contamos con unos aprendices en medicina preventiva que graduados mediantes videos, apenas superan el primer año de nuestros profesionales graduados en universidades reconocidas; lo que significa que estamos en manos de unos verdaderos matasanos, que alentados por el comunismo del SSXXI son una suerte de cura llagas útiles solo para la propaganda socialista; pero que enmudece la salud de los venezolanos, llevándonos a la indolencia colectiva, de tal modo que cualquier enfermedad es una verdadera tragedia para la población, si no muere por falta de insumos, muere por la falta de equipos o sino por una mala praxis de los cura llagas, pero es que hasta morirse es penuria para los venezolanos, no hay urnas ni como pagar un servicio funerario; que por cierta la tasa de mortalidad ha aumentado en 30% con respectos al año anterior; en cuanto a la salud privada, en la mayoría de los centros hospitalarios se consigue lo que requieres pero imposible de costear, no por los altos costos, si no por la falta de capacidad adquisitiva que tenemos los venezolanos, a menos que sea enchufado del gobierno socialista que allí sí que no hay problema, pero aun así estamos conformes.


En cuanto a lo educativo y lo social; la distorsión del sistema es despampanante, la deserción escolar en el 2019, supera todas los anteriores, y van desde la educación inicial hasta la universitaria, siendo en la más afectada la universitaria, que supera hasta el 70% en algunos casos o ramas, y la básica o preuniversitaria estaría por el orden del 48%, en deserción, y ello obedece a algo simple el gobierno se robo el dinero que se debe invertir en la educación, de allí que nos hay comida en las escuelas, ni en las universidades prioridad la alimentación para una buena educación, al no haber comida los padres y representantes tampoco tienen en sus casas como costear las meriendas y gastos inherentes a la educación, aunado a la deserción escolar esta también la deserción profesoral, quienes no pudieron mantener su ritmo de asistencia a las aulas de clase por la carencias personales, un insignificante salario, que no les alcanza ni para comer, menos para vestirse o cubrir gastos de salud, de allí que hemos visto con pena y horror a muchos de nuestros buenos profesores y maestros señalando sus Zapatos rotos, sus pantalones y faldas remendadas, lo que los obligó a emigrar para seguir siendo sostén de su familia; postura prediseñada por el gobierno comunista, para reemplazar al buen profesor por los milicianos y la denominada chamba juvenil, quienes sin ninguna instrucción mucho menos preparación pedagógica, comienzan a instruir a nuestros educandos futuros del país, es allí donde se acentúan lenguajes como: haiga, guenos mal, veníamos, íbamos, tradujimos y así otros tantos que de seguirlos nombrando terminaría yo, atrofiando en mi verbo y cerebro.


Pero la tragedia no termina allí, ocurre también que la mayoría de los liceos carece de profesores de matemática y inglés, y a estas altura cuando ya vamos par el primer lapso aun no ha visto tan importantes materias universales; la eliminación del vaso de leche escolar también ha sido un duro golpe que el gobierno asesto a los estudiantes de educación básica, así como la carencia de refacción de la infraestructura escolar, hacen ver a nuestras instituciones escolares básicas y universitarias como las escuelas de los que el viento se llevó; es obvio que allí hay un plan del gobierno y no es otro que generar una educación mediocre del tercer mundo que solo se compara con la educación africana.


Hoy por hoy en nuestro país hay alrededor de 700 mil familias, con un promedios de 4.5% de habitantes por familias lo que sumaría unos 31 millones de habitantes en nuestra nación, que con el drama o diáspora, se calcula que se han ido alrededor de 5 millones de habitantes y que en este 2020, llegaríamos a los 7 millones de desplazados o emigrantes venezolanos por razones estrictamente políticas, significando esto que de acuerdo al promedio quedamos para este año de grandes retos políticos, sociales y económicos 24 millones de habitantes, en su mayoría niños, envejecidos y ancianos, con una juventud apta para el trabajo y estudio muy reducida, por cuanto la mayoría de los desplazados son jóvenes que perdemos como fuerza social; y que muchos de los jóvenes que aún quedan en nuestro país, pertenecen a los colectivos o bandas delictivas que el gobierno controla a su servicio, quienes se encargan de mantener los índices delictivos en niveles de altísimo relieve; siendo un grupo de jóvenes muy reducidos los que están asumiendo su rol generacional que les toca vivir, para salir del encajonamiento en la cual estamos sumergidos.


Pero quien tampoco pasó por debajo de la mesa fue el poder Judicial, donde La Banda de Los Enanos, de Díaz, Perdomo, Gorrin y Moreno, no solo hizo su agosto sino todos los meses del año, donde un delincuente confeso y sentenciado, es quien funge como presidente del TSJ, que se puede esperar de la justicia; el comunismo en su esquema de ingobernabilidad y anarquía, es muy hábil y astuto a la hora de ejecutar sus planes y coloca en cargos de relevancia a los más indignos, mediocres o manejables para su control, y recordarles que no están allí, en ese cargo por méritos propios, sino por los antecedentes que los marca como delincuentes; allí el gobierno se la juega, para que no haya justicia, solo sentencias bajo un costo político o económico o simplemente es anarquía leguleya, que le permite al gobierno sacar sentencias sin juicios y procedimientos, vale decir no existe el debido proceso; solo existe el pago debido a lo indebido.


Pero si, así actúa el TSJ del Gobierno, el establishment opositor no podía quedarse atrás, con un TSJ en el exilio que se venía y viene conduciendo bajo los parámetros constitucionales, algo incómodo para los cohabitantes con el gobierno, surge la idea macabra desde La Florida Caracas, de reemplazar a este TSJ incómodo y nombrar un TSJ que se sujetará a la cohabitación del gobierno para hacer sus negocios y justificar lo injustificable; y en efecto así se nombro un tercer TSJ, de manera tal que hoy Venezuela es el único país en el mundo que cuenta con 3 TSJ, ello nos hace ver con claridad la precaria y decadente situación de anarquía en que políticamente estamos los venezolanos, además de que el mundo no nos respecta como país, dejamos entrever que representamos la justicia más injusta y corrupta que país alguno haya tenido. Pero estamos conformes.

En lo político, pusimos la guinda, era el año del cese a la usurpación, gobierno de transición y elecciones libres, pero simplemente fue una bufonada que no vimos cuando la pronunciaron, no hubo cese, por el contrario hubo ratificación de la usurpación, hoy 30 de diciembre del 2019, el gobierno del comandante obrero está firme y ratificado; el gobierno de transición jamás se lo han planteado en serio, solo es la cohabitación para robar al mismo nivel del gobierno si ningún reparo ni obstáculos que impida la buena marcha de las conductas protervas entre socialistas del SSDXXI y el establishment opositor; en cuanto a las elecciones libres las habrá para el 2020, pactadas las legislativas entre los bandos socialistas se acaba el cuento electoral, muerto el toro se termina la corrida; así las cosas seguiremos acuestas con las penurias y las vicisitudes más acentuadas en la población que se adormece en el conformismo, la indolencia o en la cobardía; y la inspiración de las perversiones de la política criolla, que permite que un presidente interino se reelija, y a su vez que prometa una tarjeta de comida, como el carnet de la patria, o la tarjeta la negra, al mejor estilo del filósofo del Zulia; de populismo barato y chabacano están hechos los socialistas envueltas en las don minorías que nos desgobiernan.


Frente a toda esta tragedia que nos aconteció en el 2019, debemos reponernos y repensar el comportamiento político del 2020, teniendo presente que las cosas se harán conforme a la voluntad de Nuestro Señor Jesucristo, nuestro Dios primeramente, dejando por sentado la necesidad de salir de las dos minorías que nos gobiernan por cuanto el mal no solo es del gobierno socialista DSXXI, lo es también del establishment opositor quienes han cohabitado sin reparo en contra de la nación; pero es también prioritario dejar atrás el populismo socialista, que tanto daño le ha hecho a las naciones del mundo, e impulsar el trabajo como fuerza creativa al servicio de la generación de bienestar para la población; impulsar e invertir en la educación y repensar el comportamiento del componente militar son algunos de los fragmentos que están insertos en el VI plan de la Nación Tejiendo los Retazos de mi País para un Nuevo Amanecer, que hemos elaborado como mucho tesón, esfuerzo, dedicación y orgullo para ponerlo a disposición del país, a fin de que sirva de base o guía Republicana, que impulse un nuevo modelo político para el país libre de socialismo corrupto y cohabitantes protervos, que hemos publicado en columnas anteriores al servicio de nuestra República.


Nuestra Nación, hoy más que nunca requiere el concurso de todos, de los que entendemos de verdad, justicia, respeto, honestidad, honor, y probidad a esos todos me estoy refiriendo, que en su conjunto somos la mayoría, los que estamos dentro del país y que no nos vamos a ir y los que están afuera, que entendemos que, no lo han hecho por voluntad propia, sino por las circunstancias que los embarga; estamos a tiempo de reconstruir este maltrecho país, tenemos las ganas, la voluntad, y las herramientas con la cual trabajaremos hombro a hombre para devolverle el bienestar a nuestra gente y la Grandeza a Nuestra Nación.

Un feliz año y venturoso 2020
Dios y soberanía
MovCívicoRepublicanodVnla@gmail.com

José Cándido


              

Comment here

A %d blogueros les gusta esto: