#NoticiaPolítica

Opinión: El Código Rodríguez Torres, Por Juan Francisco García Escalona



Miguel Rodríguez Torres, se encuentra en una situación donde su vida está en alto riesgo, el régimen de Nicolás Maduro, ha violentado sistemáticamente todos sus Derechos Humanos, en poco más de dos años ha estado aislado, negándosele a sus familiares sus condiciones reales, la atención medica ha sido escasa, el trato que se le ha dado se constituye en una tortura permanente que empuja su salud al deterioro total, a su vez sectores del radicalismo extremo opositor lo acusa de actos que jamás cometió, eventos sin soporte alguno, que al ir a fondo quedan descontextualizados por estar revestidos de falsedades propias de las luchas políticas existentes en nuestro país, auspiciados en buena parte por las responsabilidades que desempeño en el del proyecto político de Hugo Chávez.

Ahora bien Miguel asumió la defensa de la Constitución, y actuó en consecuencia para denunciar las constantes desviaciones del régimen e inicio rápidamente una campaña por el dialogo nacional, por el perdón, por la paz y finalmente la reconciliación del país, elementos indispensables de acuerdo a su visión para aplicarle un antídoto urgente al país, contra el odio, el resentimiento y una carga de enfermedades del alma, que se han volcado sobre los venezolanos para envilecer a la sociedad, y así trastornarla y contaminarla a los niveles actuales.

Es así como Miguel yace en una horrorosa, solitaria e inerte celda, privado de libertad, sin ninguna prueba en contra, torturado psicológicamente con todo dolo para producirle depresión y su muerte. Su existencia transcurre en la ilegitima privativa de libertad que lo hace merecedor de sus libertades plenas, y a la vez de una condena social por un sector altamente influenciado por el odio, que intenta castigarlo sin buscar razones para ello, visto de esta forma, su vida envuelve una honda injusticia, que solo él con su elevado altruismo pudiera comprender, aceptar y revertir.

Comprender la situación de Rodríguez Torres, requiere conocerlo a fondo, para saber lo que representa, y en función de ello, tener absoluta claridad del ensañamiento perverso contra su humanidad y su mensaje.

Sin dudas poner de relieve la verdad requiere de un largo viaje, que muchos se niegan a realizar, pero que en esencia es una obligación moral con el país, que debe visualizar lo mas legitimo, y a la vez lo más difícil de sacar afuera, de un hombre que intentan imposibilitar, aniquilar y rodear de destrucción, para coartar sus enormes conexiones con dos sectores profundamente necesarios para la reconstrucción del país, para la superación del choque de los extremos a los que estamos constantemente sometidos, y que es parte de la política de desunión del régimen para poder sostenerse en el desastre.

Estos dos sectores son:

La FANB.
El ex Chavismo.

La FANB, Institución vulnerada, por el intervencionismo en principio; cubano, pero ahora ruso, chino, iraní, y estos a su vez con grupos terroristas, como las FARC, ELN, y HESBOLLAH, que también han diseminado en todo el territorio nacional bandas delictivas, para soportar al régimen de Nicolás Maduro. Nuestra Fuerza Armada ha sido bombardeada como nunca antes, por el radicalismo extremo de quienes se han apoderado del Estado Venezolano, el nivel de penetración es inmenso, gigantesco son cientos de militares detenidos y torturados junto a sus familiares, por negarse a violentar la constitución e ir contra el pueblo.

Sin embargo no todo está perdido en la FANB, el descontento en su seno es mayoritario, la existencia de militares venezolanos, apegados a la constitución y al nacionalismo es real, es estremecedor y romperá definitivamente con toda fuerza que lo oprime. Es allí donde la figura, la fuerza del profundo mensaje íntimo-subjetivo de Rodríguez Torres penetra certeramente para influir y decidir, por ello el temor que se ha desbordado en su injusto encarcelamiento. No obstante: todo tiene su tiempo, y todo lo que se quiere debajo del cielo tiene su hora. Eclesiastés. 3:1

En cuanto al Ex Chavismo, es el otro gran eslabón, el otro código oculto en la figura de Rodríguez Torres, su liderazgo en la FANB, se conjuga simétricamente con el pueblo que acompaño a Chávez, para hacerse una sustancia sólida que se muestra en una sola fuerza, y que ahora rechaza profundamente ese modelo que terminó siendo perverso para el país, significando el desmoronamiento de la base social, la fragmentación de la familia.

El ex chavismo es una categoría superior, millones de venezolanos que permanecen escépticos ante los liderazgos de los partidos tradicionales, que los asumen a ese pueblo, como responsables del desastre del país, por haber confiado en Chávez, sin pre juzgar que el país, a deambulado históricamente de un mal a otro superior, y que el sostenimiento del régimen ha contado también con la participación de sectores importantes de la oposición venezolana, que hoy carece de autoridad moral para dirigir plenamente la recuperación del país.

El ex chavismo es una fuerza social de altas dimensiones, con profundo arraigo social, que se renueva, se inspira y articula para defender la participación protagónica del pueblo que no cederá espacios, que luchará para establecer una política de nuevo tipo hasta sembrar bases éticas y morales de un gobierno verdaderamente de justicia social, que erradique la corrupción que nos muestran ambos extremos de la vida política actual. Es una fuerza que sin lugar a dudas determinará la política del país, y no vacilara para hacerlo.

Después de evaluar sucintamente estos códigos que envuelven el liderazgo de Rodríguez Torres, en estos dos bloques importantes del pueblo Venezolano, queda claro que ambos deben participar en el Gobierno de Emergencia Nacional, donde los mejores hombres y mujeres desprendidos totalmente de la anti política y la corrupción que ha estado vigente echan andar la reinstitucionalización del país.

Siendo así, Miguel Rodríguez Torres, una de las tantas figuras que de manera directa o indirecta, puedan hacer grandes aportes, para esa reinstitucionalización, para el reencuentro armonioso, pacífico y humano de todos los venezolanos, apartando definitivamente el odio y el rencor como un método de dominación y control político.

Libertad para Miguel Rodríguez Torres en nombre de Dios y de la justicia.

Juan Francisco García Escalona.
Ex Diputado AN-Estado Apure.
@jufraga12
Jufraga12@gmail.com

Comment here

A %d blogueros les gusta esto: