#NoticiaRegiones

Opinión: La arepa es nuestra identidad y su vieja mentira que se elabora con producción nacional, Por Alirio Rangel Díaz



¿Por qué somos areperos los venezolanos?, Cual es la razón que bolo alimenticio predilecto de nuestra gente es el preparado con la masa del maíz, extendida con la filigrana palmada a palmada de los venezolanos formando la redondez de un Sol, la cultura del hombre americano en la ocupación del territorio está vinculada a la siembra del maíz, la primera acción civilizatoria de los Mayas, Aztecas, Incas, Caribes fue la agricultura rudimentarias para establecerse en territorios definitivos en suelos favorables al cultivo del maíz, regiones apropiadas con las condiciones climatológicas de ciclos lluviosos dando origen a las civilizaciones del Maíz, la creación del conocimiento se inició con la selección de las mejores semillas valorando la gran capacidad de sus granos con altos volúmenes de rendimiento por superficie sembrada, garantizando con sus cosechas el alimento a toda la población.

El maíz planto bandera de resistencia cultural frente al trigo invasor colonizador europeo ante la pretensión de dominación de imponer las costumbres gastronómicas los conquistadores, los invasores ibéricos cayeron rendidos ante las suculentas arepas. Don Mario Briceño Iragorry nos refiere en la Alegría de la tierra ¨¨Eran nuestros indios señores de las tres principales fuentes de alimentación del antiguo hombre americano. Tenía nuestros indios asegurado su sustento a base de la arepa y del casabe. Las papas se cultivaban en la cordillera. Habían venido del altiplano chibcha. Variaba el nombre del maíz según la diversidad de las tribus¨¨…

La similitud en el cultivar del maíz blanco de las civilizaciones Mayas ubicadas en la península de Yucatán y la civilización de los Cumanagotos ubicados en tierras orientales de Venezuela, ambas tribus comparten el inmenso y maravilloso Mar Caribe, ambas civilizaciones la Mesoamericana y la Caribe comparten la misma semilla de maíz blanco en labranzas, tradicionales de tumba de vegetación, roza, quema, siembra y cosecha, actividades organizadas vinculadas a rituales religiosos en su relación con la naturaleza. La civilización Maya buscando la forma para entender las variaciones climatológicas y ubicar con acierto el momento oportuno de sus siembras, Los Mayas con la creación del Calendario Obra Magnánima, que permito el registro del año solar que determinan que son de 365 días logrando la interpretación de los fenómenos ambientales con el propósito de obtener métodos de los tiempos apropiados de la siembra del maíz y las mejores cosechas en sus Milpas.

Nuestros Cumanagotos con sus adoraciones politeístas adoradores de la redondez de la luna y el Sol, crearon nuestra identidad gastronómica con la forma geométrica de sus Dioses, las civilizaciones Mayas y Cumanagotos comulgan por igual con la siembra del maíz blanco, sus granos tienen una mejor textura, la preparación del amasado es el color de la pureza de sus maizales, propio de la pulcritud de sus mujeres, los Mayas con sus redondas finas tortillas y los Cumanagotos con sus redondas arepas extendidas sobre budares de arcilla en fogones en topias.

Las regiones en Venezuela presentan una identidad local con su arepa, por el tamaño de la redondez, espesor, pero quien determina la sabrosura es el método de cocimiento de los granos y molienda que origina la masa, los venezolanos hasta la década de los años setenta la mayoría de los hogares convocaba al cocimiento del maíz y la molienda, actividad rutinaria diaria por todos los integrantes del núcleo familiar, la tradición de consumir el maíz integralmente, la primogénita de las arepas es la famosa cachapa se elabora con granos crudos, tiernos, dulces, suculentos es toda una fiesta, sus mazorcas tiernas anuncian la abundancia de la cosecha, las maneras de preparar las arepas está determinado por el tratamiento del grano y el cocimiento, cada una de los métodos origina una textura del masa y el sabor organoléptico del mangar nacional, la arepa de maíz sancochado es con granos enteros su textura es integral y crujiente; la arepa de maíz pelado el maíz entero se sumerge en agua con una medida de cal para ablandar su cascara, la textura es integral y de mayor suavidad, su sabor es similar a las tortillas mexicanas; arepas de maíz pilado, los granos son sometidos al golpear los granos en un pilón de madera o mediante procesos mecánicos de martillos donde se le extrae la cascara y el lumen , las arepas son suaves y disminuidos los elementos nutricionales

La otra forma de preparar la arepa es mediante el invento tecnológico del siglo XX que revoluciono el sistema agroalimentario del consumo maíz blanco la harina de maíz pre cocido, su creador el Ingeniero mecánico Luis Caballero Mejías incorporo los procesos de pre cocimiento del maíz, deshidratado, refinación, conservación de la harina ,dando el salto tecnológico al suministrar una extraordinaria calidad de la harina, que facilitaba la preparación inmediatas de las arepas, su gran aceptación fue mantener el sabor al maíz blanco, la textura suave de la masa y la rapidez de la elaboración de las arepas y del cocimiento en el budare de la cocina, manteniendo todas las propiedades organolépticas y nutricionales, y facilitando la elaboración directa de los amasados y eliminando la rutinarias faenas del pilado del maíz y cocimiento, el invento fue registrando en 1954 en la patente 5.176 ante la Dirección de Comercio de la Propiedad Industrial y Comercial del Ministerio de Fomento.

Ante la enfermedad del Ingeniero Caballero Mejías que impide el establecimiento de la producción industrial de su invento gastronómico, quien logra establecer la producción masiva de la harina pre cosida es la empresa Productos Alimenticios Nacionales P.A.N., registrando la marca comercial y su puesta en venta en 1960 por las empresas Polar, convirtiéndose en el producto emblema de esta empresa nacional y del consumo masivo por toda la población venezolana, las industrialización del maíz y el crecimiento del monopolio de la Empresa Polar, trajo las consecuencias la desaparición de pequeñas empresas dedicadas al pilar maíz que se encontraban en pueblos y ciudades que se surtían de la producción del maíz nacional, la alta demanda del harina pre cosida y la visión mercantilista en obtener alta rentabilidad, abultadas ganancias, optaron por la preferencia de moler millones de toneladas de maíz importado

La decisión del descarte del suministro seguro con la producción de maíz venezolano, medida antinacional de políticas económicas tomada por todos los gobiernos desde sus inicios en 1960, los 40 años de la democracia representativa y los 21 años de la revolución rojita que se mantiene actualmente, con la importación masiva de maíz blanco proveniente de México y los Estados Unidos mediante la asignación de divisas preferenciales provenientes de la renta petrolera, el 80% de la demanda de consumo de maíz blanco para la elaboración de las harinas es importado, llegando hasta volúmenes astronómicos de un millón de toneladas anuales la justificación su bajo costo y el otorgamiento de las divisas en dólares, subsidiando la materia prima , medida económica de carácter populista que impidió el desarrollo del cultivo maíz blanco de la agricultura nacional, es por ello que tenemos 60 años creyendo que la arepa es un producto nacional cuando la verdad es que la materia prima para su elaboración es con maíces ajenos cultivados en tierras extrañas, beneficiando la agricultura foránea.

El colapso de la renta petrolera nos desnudó, hoy el gobierno nacional no dispone de divisas para ser entregadas para la importación de maíz, es urgente la necesidad de implementar un plan nacional de siembra de maíz blanco para el 2022 que permita a los agricultores de los llanos occidentales y centrales elevar la siembra del cultivar nacional, y garantizar el suministro sustentable de la harina pre cosida para el consumo de toda la población, es urgente disponer con prontitud de recurso financieros, semillas, insumos, combustibles, es la única forma para garantizar el suministro seguro y el abastecimiento de la materia prima que arrimen las cosechas de maíz a los molinos nacionales, se debe impulsar una alianza donde participen el gobierno nacional, regional y municipal, los empresarios de los molinos nacionales procesadores de maíz y los agricultores genuinos, donde se efectúen un cronograma de inversiones incorporándose a la siembra de maíz y creer realmente en la producción nacional ,hay que romper con la mentira que durante 60 años nuestra arepa es venezolana cuando la verdad es que la harina pre cocida proviene de maíz importado, sembrado en tierras extrañas, beneficiando agricultores foráneos, hoy los venezolanos tenemos que sembrar nuestros alimentos…

aliriorangel1959@gmail.com

Comment here

A %d blogueros les gusta esto: