#NoticiaPolítica

Opinión: La Oposición se niega a conocer la verdad

Es necesario destacar que la MUD-G4 y MCM, que son nuestra oposición reconocida como tal, se niegan, tal vez por desconocimiento, a hablar de la verdad.

No quieren conversar sobre la soga en el velorio del ahorcado. Hablan y hablan, repiten de mil maneras distintas las características del ahorcado. Hablan de su deficiente economía, del populismo, crueldad, corrupción, precaria capacidad energética, asistencia hospitalaria, de su injusticia, y de cuanta consecuencia mala nos trajo; pero jamás, (ni por chiste) hablan de las causas estructurales, históricas y políticas de la soga del ahorcado: el Modelo de Estado, marxista socialdemócrata federal de poder ilimitado y centralizado con gobierno presidencial imperial autoritario y ejecutivo (lo que coloquialmente conocemos como CENTRALISMO)

Tampoco mencionan que ese Modelo de Estado es el que prescribe la Constitución de 1999, tal como la del 1961, y las 25 Constituciones anteriores que hemos tenido; Nada dicen de que es precisamente el Modelo que ostentan las regiones más subdesarrolladas del mundo: África, Hispanoamérica y Asia. Esto a ellos, no les dice nada.

Dan a entender que el Estado y la Constitución que tenemos son eternos; Son buenos, que los malos SON LOS GOBERNANTES, claro, eso justifica el quítate tú que eres el malo, que ahora me toca a mí, porque el bueno soy yo.

Pero lo más sorprendente de todo, es que no toman en cuenta ninguna otra propuesta y menos si pudiera desembocar en una revisión seria y exhaustiva del modelo de Estado como el causante original de la crisis recurrente en Venezuela.

Tampoco escuchan a las iglesias cristianas, que apoyan la propuesta del Grupo ANCO de la Dra. Blanca Rosa Mármol de León, o del Grupo La rebelión de las regiones – Conciencia Ciudadana del Dr. Luis «Balo» Farías.

No terminan de entender que el Consultar al pueblo como depositario de la SOBERANÍA (art 5 CRBV) mediante una consulta popular (art 70 CRBV) que convoque Guaido, con apoyo de la Sociedad Civil organizada y con el apoyo decidido de la Comunidad Internacional, puede destrancar el juego político.

Es una oportunidad para hablar francamente con el Gobierno y explicarles que no es un truco para pasarles factura, ni para romper abruptamente con la mísera Cuba, ni para quitarle de un día para el otro el petróleo y la mesada que parece ser una piedra de tranca que tampoco nadie quiere mencionar, sino para resolver en justicia equitativa la crisis y sus heridas.

No es raro que las Iglesias cristianas hayan manifestado estar de acuerdo en realizar la consulta popular, ya que esa fue la misma petición, que le hicieron los representantes del pueblo al profeta Samuel, en la oportunidad en que el Estado de los jueces, por corrupción, había colapsado en el antiguo Israel (1100aC). En ese entonces, Dios realizó la reingeniería de ese Modelo de Estado fracasado y creó el Estado del Orden político de Dios que es absolutamente diferente al Estado marxista socialdemócrata: El orden político de Dios es Federal de Poder Descentralizado con gobierno parlamentario de fuerte presencia legislativa y judicial. Es precisamente el que tienen los países más desarrollados de la tierra: EE UU, Canadá, Israel, Escandinavia, Europa del Oeste, Australia, Singapur, Japón y Sur Corea. Esto, a pesar de estar allí, a la vista, no les dice nada.

Nuestros dirigentes políticos e intelectuales deben terminar de entender que solo existen dos órdenes políticos diametralmente opuestos; el Orden político babilónico de la opresión que nació en Babilonia (1700aC) por mano del rey Hammurabi basado en la concentración del poder ilimitado en el gobierno, y el orden político de la libertad que nació en Canaán por mano de Moisés, Josué y el profeta Samuel basado en la desconcentración y los límites del poder en los gobiernos. Este último está en la Biblia. Les traeria muchas bendiciones a ellos y al país conocerlo y sobre todo aplicarlo.

Los países que hoy se fundamentan en él, pasaron literalmente milenios sumidos en guerras; y en grandes crisis sociopolíticas iguales y peores que la venezolana, hasta que lo adoptaron. Esto debería de enseñarles algo a nuestros políticos.

Seguiremos insistiendo en el tema.

FIN

Por Julio Belisario Mejía

Comment here

A %d blogueros les gusta esto: