CaigaQuienCaiga.net

#NoticiaInternacionales

#OPINION Por Emily Allison: Esclavos sexuales de ISIS Cómo el terrorismo alimenta la trata de personas

Captura de pantalla de la película de EpochTV Cinema “26 Seconds- ISIS Sex Slaves” EpochTV/Screenshot via The Epoch Times)

Comentario

Cada 26 segundos se trafica con un niño en el mundo. Un documental sin tapujos disponible en EpochTV Cinema (solo en inglés) descubre los horrores del tráfico sexual en la región de Irak y los efectos devastadores de la mala política exterior y el terrorismo en todo el mundo.

A través de entrevistas crudas e íntimas, “26 Seconds-ISIS Sex Slaves”, de Kelly Galindo, ofrece a los espectadores una visión vívida de las vidas de niños y mujeres que fueron capturados y vendidos para el comercio de esclavos sexuales.

Revela los horrores de su cautiverio, así como los esfuerzos de personas y organizaciones sin ánimo de lucro comprometidas con la erradicación del tráfico sexual en el mundo.

Imágenes de la película de EpochTV “26 Seconds- ISIS Sex Slaves” sobre el tráfico sexual de yazidíes y cristianos en Irak. (EpochTV/Screenshot via The Epoch Times)

Esclavitud moderna

Hoy en día hay más personas esclavizadas que en ningún otro momento de la historia, y el tráfico sexual es la forma más común.

La película lleva a los espectadores a Irak, que, desde el derrocamiento de Sadam Husein en 2003 y tras décadas de dictadura, ha luchado por trazar un rumbo democrático para su pueblo.

Según la película, la decisión estadounidense de prohibir el partido político Baath disolvió el ejército y creó un vacío político y de seguridad listo para ser explotado. Tras muchos años tumultuosos, una insurgencia extremista se apoderó de un tercio del país.

Con la caída de la capital de la provincia de Nínive, Mosul, en 2014, el grupo terrorista ISIS llevó a cabo el genocidio de yazidíes en la zona de Sinjar.

Imágenes en vivo detallan la expulsión y el exilio de los yazidíes de sus tierras ancestrales y la imposición de las ideologías del ISIS a la población restante. El ISIS se declaró califato mundial y reivindicó su autoridad sobre todos los musulmanes.

Su principal objetivo: implantar un Estado islámico global. La decisión era estar de acuerdo con ellos o morir.

Testimonios de mujeres y niños detallan cómo el ISIS capturó a familias enteras, matando a los hombres y ancianos y abusando y oprimiendo a las mujeres y los niños. El documental sigue los esfuerzos de pastores y líderes internacionales por rescatar a las víctimas mediante operaciones encubiertas de alto riesgo.

Comercio sexual del ISIS

Las víctimas dan testimonio de la despiadada violación y tortura de mujeres y niños a manos de miembros del ISIS. Las mujeres afirman que el ISIS les dijo que quien se convirtiera al islam se libraría de ese trato, pero incluso cuando los civiles accedían, simplemente se les acusaba de no ser musulmanes de corazón, y los abusos continuaban.

Además del maltrato a las mujeres, el ISIS puso en marcha estrategias agresivas para reclutar a chicos jóvenes en su movimiento yihadista.

El documental, disponible en EpochTV, revela cómo el ISIS está desconectado de la religión musulmana, mostrando cómo zonas como la región del Kurdistán se comprometen a respetar todas las creencias y etnias y a permitirles convivir en paz.

Una vez capturados, muchos civiles serían llevados a Mosul o Ar Raqqah. Desde allí, las víctimas se desnudaban ante los soldados para ser subastadas al mejor postor.

A menudo, el ISIS compraba a una chica y volvía a venderla al cabo de una semana. Algunas casas funcionaban como burdeles, en los que se retenía a niños de hasta 8 años.

Una de las víctimas dijo que los soldados se llevaban a bebés de tan sólo tres meses. Contó que su hijo sólo tenía ocho meses cuando los capturaron.

Lo encerraban en otra habitación, la esposaban por detrás y abusaban de ambos. Los rescatadores afirman que la venta de víctimas también se ha expandido al internet, con la participación incluso de traficantes estadounidenses.

El documental expone también el desprecio y el abuso de los discapacitados física y mentalmente. Los captores vendían sus esclavos a otros amigos y familiares y explotaban a las familias de las víctimas para obtener dinero a cambio de su devolución. Pero a menudo, cuando las familias pagaban, no recibían de vuelta a sus seres queridos.

Misiones de rescate

Las misiones de rescate consisten en identificar las transferencias de dinero y a los agentes clave, y luego introducir agentes encubiertos en las comunidades del ISIS para que actúen como intermediarios en las transferencias de dinero y el contrabando de esclavos.

Los esclavos serían llevados a casas seguras y reunidos con sus familias, si les queda alguna. Los entrevistados afirman que aún hay miles de desaparecidos a la espera de ser rescatados.

Los rescatadores afirman que, debido a las liberaciones que se están produciendo en todo Irak, muchos terroristas del ISIS se están mezclando de nuevo con la sociedad y eludiendo su captura.

Los peshmerga y las fuerzas de la coalición lograron recuperar la ciudad de Mosul del ISIS, pero los funcionarios locales dicen que la lucha contra el terrorismo está lejos de terminar.

Piden un compromiso constante para impedir que el terrorismo arraigue y prospere, así como ayuda humanitaria para ayudar a cuidar y curar a las víctimas.

Los campos de refugiados se centran en ofrecer artículos de primera necesidad, así como tutoría y educación para ayudar a curar y empoderar a los niños que no tienen familias a las que volver.

Dicen que mantener a las niñas ocupadas con pasatiempos y educación es la forma principal de restaurar sus vidas y equiparlas para funcionar y estar bien de nuevo.

La importancia de las decisiones políticas estadounidenses

El comandante kurdo, general Bahram Areef Yasin, afirma que la situación que existe hoy en Irak y Siria es consecuencia de los errores de la Administración Obama y ha perjudicado la posición de Estados Unidos en la zona.

El documental afirma que la realidad del genocidio perpetrado contra el pueblo yazidí y cristiano debería ser un llamamiento a la comunidad mundial y al gobierno de Estados Unidos para que lideren los esfuerzos para acabar con el ISIS y el terrorismo.

Según el documental, Estados Unidos ha gastado billones de dólares en la lucha contra el terrorismo en todo el mundo desde 2003. Aunque el ISIS fue derrotado en Irak en 2019, desde entonces ha surgido en otros países.

La fallida retirada de Afganistán bajo la Administración Biden dio lugar a que los talibanes tomaran el poder. La eliminación de la presencia estadounidense en la zona ha llevado a algunos a afirmar que la guerra ha terminado.

Sin embargo, para algunos, la lucha contra el terrorismo no ha hecho más que empezar.

La película afirma que la evacuación apresurada dará lugar en Afganistán al mismo tipo de esclavitud sexual de mujeres y niños que tuvo lugar en Irak.

Imágenes de la película de EpochTV “26 Seconds- ISIS Sex Slaves” sobre el tráfico sexual de yazidíes y cristianos en Irak. (EpochTV/Screenshot via The Epoch Times)

Conclusión

El documental termina con un inquietante recordatorio de que 24.9 millones de víctimas al año son víctimas de la trata en todo el mundo, y 115 niños son víctimas de la trata sexual durante la duración de la película.

Ofrece una visión reveladora del impacto real que el terrorismo y las malas decisiones de política exterior tienen en personas inocentes de todo el mundo.

La película también pone de relieve la valentía y la compasión de quienes se dedican a rescatar a las víctimas, además de proporcionar recursos adicionales con formas tangibles de implicarse en la lucha contra la trata de personas.

https://es.theepochtimes.com/esclavos-sexuales-de-isis-como-el-terrorismo-alimenta-la-trata-de-personas_1210412.html?utm_source=copy-link-btn

Fuente: The Epoch Times en español

Comment here