CaigaQuienCaiga.net

#NoticiaOpinión

#OPINION Por Soc. Ender Arenas Barrios: Esa cosa llamada cinismo

Para caracterizar de cinismo el pensamiento del régimen no me refiero a la escuela de los cínicos de Diógenes de Sinope quien entre sus aseveraciones señalaba que “se debía desarrollar una vida similar a la de un perro”. Aunque el régimen está muy lejos de suscribir esta filosofía “(Maduro jamás ha leído un libro), coincide plenamente con esta afirmación del cínico Diógenes, en eso de que ha obligado a todos los venezolanos a llevar una vida de perros. Creo que las evidencias de la mala vida que todos los habitantes del país hemos sufrido en los últimos quince años abundan.

No voy a referirme, tampoco, a lo que algunos, para justificar las acciones del régimen, me han lanzado a “El Príncipe” de Maquiavelo por la cara afirmando que “el fin justifica los medios”. No le quise responder en el acto. No me gusta querellarme con amigos por cuestiones ideológicas, pero a esa aseveración le falta una verdadera lectura de Maquiavelo, pues con esa expresión, Maquiavelo, se refería a Cesar Borgia, a quien el calificaba como el “mal príncipe”, en contraste el se refería al “buen Príncipe, que era prudente y, que lo encarnaba Fernando I de Castilla”

Así que esta nota no se refiere para nada a un tema de filosofía, quiero, más bien, a “la desvergonzada, impudencia, obscenidad y descarada” manera de mentir de toda la cúpula madurista.

Pensemos, por ejemplo, en Elvis Amoroso, quien llena de diez millones de votantes las calles y centros de votación que todos vimos totalmente vacíos. Claro, ya lo he dicho, esto, no es una democracia (creo que ya todo el país lo ha dicho y lo sabe) y que la mentira, de la participación de diez millones de electores, se convierta en el mantra del régimen tiene por objetivo el incremento de la desconfianza en la institución electoral.

Amoroso, ya lo hacía desde la institución de la Contraloría, expresa deliberadamente, que actuar con rectitud, honestidad y honorabilidad le tienen sin cuidado, cuando de cuidar y mantener las prebendas devenidas del poder del que se goza se trata.

Otro caso emblemático es el del fiscal general, el “poeta” William Tare Saab, (Lo de poeta, no es ironía, es, totalmente, cierto, aunque lo entrecomillé. Saab, es el autor de un poemita que ha resultado cumbre en su carrera, su único verso dice: “Llueve… escampa”, poema que estimo que se lo plagió de un dicho de Carlos Andrés Pérez), es junto con Maduro, el que mas daño les ha hecho a las instituciones del país: ha manipulado las leyes y la justicia para reprimir, amenazar, amedrentar, perseguir y encarcelar a quienes no comparten el modelo chavista-madurista y, por el contrario, se oponen a él y luchan por la recuperación de la democracia.

Esto es un acto tan deliberado como el anterior, construye la percepción de que no hay el menor respeto por el Estado de Derecho. Y que la justicia no tiene nada de transparente y su ejercicio esta totalmente alejada de todo principio ético e independiente. La puesta en escena del fiscal Saab está destinada a hacer dominante la idea de que el régimen no va a permitir una transición hacia formas alternativas de hacer política

La guinda de las actitudes cínicas se expresa en un trío de personas impresentables: Nicolás Maduro, Jorge y Delcy Rodríguez. Estos personajes al unísono hablan con desvergüenza y escandalizan, mienten, tergiversan y exageran. Pero, además, esa actitud de cinismo, se mezcla con una marcada hipocresía en el sentido de la simulación. Así, por ejemplo, se señala a los opositores de no respaldar el referéndum, lo que no es cierto, pues, la plataforma unitaria giró instrucciones para que se votase en el referéndum, solo que el 3 de diciembre se ha producido, el mayor acto de desobediencia cívica en la historia reciente del país, junto a la gran marcha del 11 de abril de 2002.

La acción de no votar en el referéndum desbordó no solo al régimen, cuya crisis de representación es, ahora, más que evidente. La negativa de no acudir a la convocatoria referendaria del 90% de la población registrada electoralmente para votar marca al mismo tiempo la crisis de representación que vive la plataforma Unitaria. Ciertamente daba espeluzno ver las imágenes de opositores hasta no hace mucho sintonizados con el sentido y los sentimientos de la gente, votando sin más argumentos que las razones patrioteras esgrimidas por el régimen, sin hacer la menor referencia a la responsabilidad de Chávez y Maduro en las acciones de Guyana.

Esto del referéndum fallido y las repuestas que el régimen ha dado señalando que fue un éxito algo que fue un enorme fracaso, entraña un peligro inminente: el cinismo es como el Covid, es contagioso y temo que termine enfermando a los que ya deberían ser inmunes contra la narrativa oficial y comiencen a argumentar, cínicamente, diciendo que para resolver la situación política debemos aceptar lo que el oficialismo desee: Sacar del juego a María Corina Machado.

Una disculpa al final de esta nota: No he mencionado a Diosdado Cabello, de manera deliberada, pues estimo que Cabello padece de una enfermedad mental: la logorrea y no quise meterme con este personaje enfermo de hablar pendejadas.

Comment here