CaigaQuienCaiga.net

#NoticiaOpinión

#OPINION Por José Luis Centeno S: Transición política y recuperación

Desafíos, oportunidades, estrategias y políticas ante una eventual transición política 

El escenario de una posible transición política en Venezuela plantea una serie de desafíos, oportunidades, estrategias y políticas que deberán ser abordados para lograr la recuperación del país. 

Entre los desafíos se encuentran, a groso modo:

La reconstrucción del tejido social y la confianza ciudadana, la recuperación económica, la restauración del Estado de derecho, el fortalecimiento de las instituciones y la atención a las necesidades sociales. 

A pesar de que estos desafíos pudiesen lucir abrumadores, un escenario de transición política en Venezuela también presenta una serie de oportunidades, por ejemplo, el apoyo internacional, materializado en la forma de asistencia económica y técnica, puede ser fundamental para la recuperación del país. 

Adicionalmente, el potencial de recursos naturales puede ser aprovechado para impulsar el desarrollo económico y, por ende, para atender necesidades sociales.

En igual sentido, el capital humano, puede ser una fuerza importante para la reconstrucción del país. 

Resulta imperativo, que para superar los desafíos y aprovechar las oportunidades de la transición política, es necesario diseñar e implementar un conjunto de estrategias y políticas que permitan la recuperación económica y social de Venezuela. 

Estrategias y políticas razonables serían, salvo mejor criterio, en primer lugar, una política de reconciliación nacional:

La reconciliación nacional es fundamental para la reconstrucción de Venezuela. Esta política debe sincerar el diálogo y la cooperación entre todos los actores de la sociedad, con el objetivo de superar las divisiones generadas por la crisis política. 

Asimismo, se requiere una política económica inclusiva, vale decir, orientada a la inclusión social. Esto significa que debe promover el crecimiento económico, la generación de empleo y la reducción de la pobreza. Obvio, implicaría reducir brechas de desigualdad (diferente a igualitarismo), promover la participación ciudadana y fortalecer el tejido social. 

Un tema igual de álgido, es la implementación de una política de Estado de derecho, a fin de restaurar el orden legal y la protección de los derechos humanos. Inseparable de una política de fortalecimiento institucional, orientada a reconstruir las instituciones democráticas. Esto significa que debe fortalecer las instituciones públicas, promover la transparencia y la rendición de cuentas, y garantizar la participación ciudadana. 

Por último, y no menos importante, una política de atención a las necesidades sociales, destinada a atender las necesidades básicas de la población. Esto significa que se debe proporcionar asistencia social a las personas en situación de pobreza extrema, garantizar el acceso a la educación, la salud y la vivienda, y promover la igualdad de oportunidades. 

Se concluye que la recuperación económica y social de Venezuela depende de la voluntad política, el compromiso social y la cooperación internacional, porque se trata de un proceso complejo y desafiante que requiere de la participación y el apoyo de todos los actores de la sociedad.  

Por ejemplo, se necesita de la voluntad política de los líderes del gobierno y de la oposición, para dialogar, negociar y alcanzar acuerdos que permitan una transición pacífica y democrática. También se requiere del compromiso social de los ciudadanos, los empresarios, los trabajadores, los medios de comunicación, las organizaciones no gubernamentales y los movimientos sociales, para colaborar, contribuir y exigir una recuperación sostenible. 

Comment here