#Noticia

Opinión: SOS desde el exilio en Suecia Por Félix Francisco Bertomolde

Desde Suecia, vía correo electrónico, me llegó una petición de auxilio de Edgardo Ramón Sánchez Clara, ex Fiscal del Ministerio Publico, ex Juez Penal, profesor de pre y post grado en Venezuela, clama ayuda para que el Gobierno sueco le otorgue “Asilo, Protección Internacional”, por razones que expone en la misiva que reproduzco a continuación:

Soy venezolano. Mi nombre es Edgardo Ramón Sánchez Clara, el número de pasaporte 071414340 llegó a Suecia hace aproximadamente 1 año y siete meses. Cuando salí de mi país, entré en España, donde duré aproximadamente una semana y luego vine a Suecia huyendo por mi vida, ya que en Venezuela era un alto funcionario público. Específicamente, fui juez penal y fiscal del Ministerio Público durante aproximadamente 20 años. Conocí muchos casos en los que participaron familiares del ex presidente Hugo Chávez y también tenía bajo mi conocimiento problemas que comprometen la responsabilidad penal de los sobrinos de la primera dama Cilia Flores y el presidente de la República, Nicolás Maduro Moros. Motivo por el cual fui despedido de mi último cargo de Juez de la República por el cuestionado Presidente de la Corte Suprema de Justicia, Maikel José Moreno Pérez. Como resultado, recibí fuertes amenazas de muerte de los ciudadanos Marcos Flores y Gilson Barroeta Flores, quienes fueron mencionados anteriormente como sobrinos presidenciales, ya que tengo cierto conocimiento de sus vínculos con el tráfico de drogas y el tráfico de armas y explosivos. Además de conocer a sus líderes. Es por eso que decidí, en principio, abandonar Venezuela porque mi vida allí está en peligro; si piso Venezuela, mi vida no duraría dos días. El mismo destino que corren mis hijos. Tan pronto como pisé el territorio sueco, solicité apoyo internacional, lo que me han negado continuamente hasta el punto de haber sido convocado recientemente para deportarme del país injusta y abruptamente debido a esto. Yo, Edgardo Ramón Sánchez Clara responsabilizó al gobierno sueco por lo que pueda pasarme si materializan mi expulsión y me envían al terror que se vive en Venezuela y aún más en mi caso particular donde el gobierno no solo no puede garantizar mi vida sino que quieren matarme y el gobierno sueco lo sabe. Se los he dicho en múltiples formas, ignorándolo. Recientemente y viendo el peligro en el que se encuentran mis hijos, logré reunirme trabajando como esclavo en este país en la construcción, demoliendo edificios legalmente y cumpliendo con mis impuestos para poder comprar el boleto de mi hijo, lo que puedo demostrar cómo lo hice en un agencia de viajes aquí en Suecia. Recientemente, mi hijo también recibió amenazas de muerte en su teléfono celular, por lo que tuvo que retirarse de la escuela y esconderse en la casa de amigos y parientes lejanos. Al final se lo llevé y en Migrationverket recibió un trato discriminatorio, fuimos interceptados por un ciudadano de nacionalidad chilena que se ofreció a ayudarnos a conseguir nuestros documentos y, desesperado, acepté que nos diera el nombre de un abogado que mi hijo designó se llama David Massi. Resulta que este ciudadano chileno nos engañó, desapareció y mi hijo y yo fuimos a Migrationverket para participar de lo que sucedió y, en virtud de esa solicitud de ser nombrado abogado, personalmente recibí su nombre Gabriel Donner. La decisión discriminatoria que tomó Migrationverket fue negar el cambio de abogado e inmediatamente establecer una audiencia donde cada lunes muestra sus intenciones de sacarnos del país de manera abrupta e injusta, negándonos todo el apoyo internacional que todos los venezolanos merecen por la atroz situación que vivimos y en mi caso particular con evidencia clara de estar en riesgo mi vida y la de mis hijos.

Por lo anterior, solicito que me designe un funcionario que pueda vigilar mi vida y la de mi hijo.

También solicitó al Gobierno sueco que revise mi caso nuevamente y que tomé en consideración todo lo que les he expuesto, junto con el hecho de que la situación en que vivimos en Venezuela no es ningún secreto.

Por otro lado, y como quiera bajo cualquier circunstancia, puedo regresar a Venezuela porque, como te he dicho tantas veces que perdería la vida, también presento para tu consideración la posibilidad de recomendarme al Gobierno de los Estados Unidos de América, con el propósito de que cada vez que estoy en un país diferente al que me escapé y me temo que tengo fuertes razones para saber que mi vida está en peligro. De esta manera, mi hijo y yo cumplimos los requisitos para ser aceptados como refugiados. Del mismo modo, podría comprometerme con ese Gobierno para colaborar en la búsqueda de una solución para derrotar la dictadura que vive Venezuela y declarar toda la información que conozco sobre esos ciudadanos.

Te suplico que me ayudes, temo mucho por mi vida y la de mi hijo.

Edgardo Ramón Sánchez Clara

Alguna vez escuché que la libertad tienes sus consecuencias, Edgardo Ramón Sánchez Clara en uso de esa libertad optó por prestar sus servicios al gobierno venezolano con consecuencias indeseables que al día de hoy lo llevan a pedir auxilio mediante esta carta, algo que hace interesante reproducir igualmente algunos aspectos de su trayectoria profesional que me coment

En Barinas como Fiscal II del Ministerio Publico tuve conocimiento de las investigaciones en contra de la Familia del Ex Presidente Hugo Chávez, estas investigaciones fueron manipuladas por los Órganos auxiliares de Justicia tales como CICPC, Policía de Barinas, Registros y Notarías, quienes en conjunto enviaron información a la Fiscalía con la finalidad de favorecer a la familia presidencial, posteriormente fui obligado bajo amenazas a solicitar Sobreseimientos de las Causas, lo cual no tuve otra alternativa pues veía como el Gobierno a quienes no les decidían como ellas querían los torturaban y asesinaban y yo temía por mi vida y la de mi hijo.

En el estado Lara como Juez Penal tuve en el Tribunal Cuarto de Control los expedientes que a continuación describo:

1.- Caso del Director del Internado Judicial de Lara mejor conocido como Uribana donde fue Imputado por el Ministerio Publico por una serie de Delitos Graves entre los que figura Homicidio Calificado y Tratos Crueles, donde recibí llamadas telefónicas por parte de la Ministra del Sistema Penitenciario Iris Varela, donde bajo graves amenazas me obligaron a desestimar la acusación Fiscal y favorecer al Director del Penal y otorgarle una medida cautelar y posterior cierre de su caso.

2.- caso de Gilson Barrueta Flores y Marcos Flores, hermanos de los condenados por Narcotráfico en los Estados Unidos y a su vez sobrinos de la Primera Dama Cilia Flores esposa del Presidente de la República de Venezuela Nicolás Maduro, estuvo preso el primero de ellos por los delitos de Estafa Agravada, Tráfico de Armas y Extorsión entre otros, y el segundo aunque estaba en libertad pese a tener autoría intelectual en el caso, recibí llamadas telefónicas por parte del Magistrado Edgar Gavidia, tío de estos a los fines de que los favoreciera so pena no solo de destituirme sino también de quitarme la vida a mí y a mis hijos. Me vi en la penosa necesidad de favorecerlos y dejarlo en libertad. Meses después volvieron a cometer otros hechos criminales y me volvieron a llamar pero esta vez lo hizo el Magistrado Maikel Moreno a los fines de que una vez manipularan la distribución del expediente y lo enviaran a mi Tribunal volviera a favorecer a los criminales familiares Presidenciales, esta vez no lo acepte e inmediatamente el Magistrado Maikel Moreno me destituyo del cargo. No conforme con eso al momento de firmar mi notificación me informaron que no debía decir nada respecto de mis decisiones si no quería que me pasara lo que le sucede a los políticos disidentes del gobierno, claramente entendía que se trataba de amenazas de torturas, desaparición o de muerte sin dudas. A las pocas semanas recibí amenazas de muerte mediante mensajes y llamadas hechas y o mandadas a realizar por Gilson Barrueta Flores y Marcos Flores en las cuales me decían que cerrara la boca y no dijera nada de sus actos criminales y de sus expedientes si no quería que me mataran o a alguno de mis hijos.

Félix Francisco Bertomolde

@memientanchico

Comment here

A %d blogueros les gusta esto: