#NoticiaNacionales

Parlamento democrático de Venezuela adelanta la continuidad en 2022 de la Presidencia encargada de Juan Guaidó

El líder de la oposición sufre a su vez fuertes choques internos con los que tendrá que lidiar

Reunida en sesión extraordinaria horas antes de la Nochebuena, la Comisión Delegada del Parlamento democrático de 2015 ha dado los primeros pasos para reformar el estatuto de la transición y aprobar de esta forma la continuidad durante 2022 de la presidencia encargada de Juan Guaidó. La sesión continuará el próximo lunes en una carrera contrarreloj que tiene como fechas tope el último día del año y el próximo 5 de enero, tradicional día de constitución de la Asamblea Nacional.

En la propuesta presentada a la Asamblea Nacional (AN) por el procurador especial Enrique Sánchez Falcón para la reforma del estatuto, se pretende el «rescate de las atribuciones constitucionales del presidente encargado», frente a los «excesivos controles autorizatorios de la AN que han limitado su accionar».

Y éste es precisamente uno de los principales puntos del intenso forcejeo que hasta el último minuto mantienen los enemigos internos de Guaidó, comandados por su ex canciller Julio Borges y por el excandidato presidencial Henrique Capriles. Un tira y afloja que prorrogará finalmente un año más la presidencia interina, aunque sus oponentes han conseguido «que sobre el papel Guaidó tenga menos competencias», señaló a EL MUNDO uno de los participantes en las negociaciones.

«El G-4 en vista de no haber podido desaparecer a Guaidó, prepara otra jugada: quitarle todo tipo de facultades y dejarlo en vida vegetal y de esa manera seguirían dándole fuerza a la normalización y cohabitación con Maduro. Una muy mala apuesta que minimiza nuestra lucha», advirtió antes del pleno el líder de La Causa R, Andrés Velásquez, que junto a Delsa Solórzano, al frente de Encuentro Ciudadano, son los grandes apoyos de Guaidó junto a Voluntad Popular (VP), el partido del exprisionero político Leopoldo López.Más en El Mundo

Junto a ellos destaca el apoyo firme de la administración de Joe Biden a la presidencia encargada, refrendado con numerosos espaldarazos a lo largo de diciembre, así como el de otros aliados regionales, como Colombia. La tesis de todos ellos es que la presidencia interina debe mantenerse mientras no se pueCCdan convocar unas elecciones libres y persista la usurpación de Nicolás Maduro.

El G-4 está conformado por VP, Primero Justicia (PJ), Acción Democrática (AD) y Un Nuevo Tiempo (UNT). En PJ, coordinado por Julio Borges, Guaidó también cuenta con apoyos entre los miembros del gobierno interino que militan en la formación de centro-derecha. En AD, partido intervenido por el gobierno, y en UNT, con el flamante gobernador del Zulia, Manuel Rosales, también se ha negociado con dureza en busca de un acuerdo final.

Fuente ElMundo.com.es

Comment here

A %d blogueros les gusta esto: