#Noticia

Postulados de la Plataforma Política Republicana, del Tejido Demográfico Liberal de Venezuela

Bancamiga

Nuestra nación atraviesa el desierto político más inhóspito, que a decir verdad, solo lo han vivido los judíos; inmersa en una clase y casta política desprestigiada, arraigada en los antivalores de la sociedad, caminamos sin rumbo político, que avizore una mejora en la limosnera calidad de vida que nos ha tocado vivir en manos de Comunistas y socialistas; muestra de ello el recién acuerdo salido del horno, donde se da cumplimiento a las celadas anteriores, elevando el Número de diputados de 167 a 277 curules.

Lo que da una repartición, clientelar para cada uno de los factores políticos que los incluye a todos y cuando digo a todos es a todos, Gobierno, comunistas y socialistas, G4, mesita, alacranes, calamares, vividores, calamitosos, leguleyos, colectivos, movimientos sociales, lesbianas. Homosexuales, pedófilos, guerrilla, terroristas, delincuentes, hasta los narcotraficantes están incluidos en ese reparto legislativo, a elegirse el 6 del mes de diciembre del 2020; el cual dará una sumatoria y mayoría absoluta a los comunistas adjudicándose 177 curules y 100 para los socialistas criollos;  manteniéndose los 87 circuitos electorales; he allí el detalle, el detallazo; porque resulta que los bandidos se esconderá en el 52% que corresponde al denominado voto lista estadal y nacional; razón por la cual luego de las fraudulentas elecciones ustedes verán de diputados al Silbón, la Sayona y Juan Hilario, aunque nunca fueron candidatos a elegir por nombre y apellido por los habitantes del estado Portuguesa.

Frente a tantos desmanes y socavamiento a la institucionalidad política del país inexistente, le presentamos los 12 postulados para iniciar un punto de encuentro entre venezolanos de honra, fe, valor, coraje, amantes de la justicia, fieles a la idiosincrasia venezolanista, defensores de  la República como la última frontera de nuestra Nación, amantes de la Ley & el Orden; en ese sentido, siendo Venezuela una nación, que ha soportado distintos procesos sociopolíticos, que han marcado la historia del país, desde esclavitud, guerras de independencia, dictaduras, Democracia, hasta narco-dictaduras, ideológicamente soportados en el autoritarismo, la socialdemocracia, la democracia cristiana, hasta el socialismo Comunismo, que hoy impera en nuestro patria; sin que como ciudadanía, hayamos vivido o experimentado un gobierno de corte Republicano; de allí la necesidad de reagruparnos los ciudadanos, amantes de la rectitud, la justicia y el orden establecido, como estamento político, bajo los parámetros de la República, como estructura de la nación; el cual permite motorizar y armonizar un tejido demográfico, Republicano, capaz de articular un conjunto de políticas públicas, hilvanadas que rielan insertas, mediante el VI Plan de la Nación, cuyo propósito estriba en reemplazar políticamente los modelos políticos de corte militaristas, socialistas y comunistas, que han imperado en nuestro país en los últimos 200 años, por un modelo de talante Republicano; el cual  permita la restauración de Venezuela, y convertirla en una nación próspera, bajo el libre mercado y el Trabajo como herramienta fundamental, segura, basado en un sistema de justica, inmersa en la separación de poderes, confiable, protectora de la propiedad privada y de los bienes de la nación, protectora de sus ciudadanos, bajo la ley y el orden, comprometida con el sistema Democrático del continente y el mundo; precursora de la Libertad y la Paz de la región, fiel cumplidora de los acuerdos internacionales, suscritos por la nación, y protectora de la Republica como última frontera de la nación.   

A los fines de impulsar una plataforma política, como tejido demográfico orgánico, que coordine y concatene la participación política, de los ciudadanos a la consecución de los fines de su realización como individuos de esta nación, nos declaramos:

Primero: creyentes y fieles a Dios omnipotente, Dios de los ejércitos. Quien hizo el cielo, la tierra, los mares y toda cosa viviente que sobres ellos hay, dueño del oro y de la plata; quien con su luz nos ilumina el sendero a seguir en la restauración de nuestra Nación.

Segundo: conservadores moderados, fieles al liberalismo económico y protectores de la economía, bajo el libre mercado; teniendo al trabajo del hombre, como soporte y herramienta trascendental del crecimiento económico de nuestro país.

Tercero: conservadores Sociales, protectores de valores éticos y morales de la familia, como raíz fundamental de la nación. Acometer la educación de valores y dotar a nuestros niños,  adolescentes y jóvenes en los conocimientos, actitudes y hábitos, que les permita comprender y desenvolverse en la sociedad de manera respetuosa y bajo los parámetros de la moral y la ética.

Cuarto: leales al Estado de Derecho, en base a la constitución, la ley, sus decretos y reglamentos. Principio mediante el cual todos los ciudadanos, instituciones, entidades, públicas y privadas, incluyendo al propio estado, estamos sometidos bajo el imperio y primacía de la ley.

Quinto: protectores de la institucionalidad de la Nación; en el estricto orden de la separación de poderes y sus autonomías, que velaran por la cotidianidad del país. En el entendido que es un atributo del imperio de la República; en ejercicio de su plena soberanía para establecer su distribución político-administrativa a luz de la separación de poderes, en procura del bien común.

Sexto: garantes de los derechos civiles y los valores del ciudadano bajo el imperio de la ley y el orden establecido, teniendo la libertad como principio fundamental. Mediante la protección de las libertades individuales de su quebrantamiento ilegal por parte del poder político, público y privado; lo que constituye la garantía de su participación en la vida civil y política de la República.

Séptimo: protegemos los derechos del país, a nuevos cambios dentro del Estado de Derecho, basados en los aspectos tecnológicos, científicos, y sociopolíticos que permitan el renacer de la República. Mediante nuevas tecnologías de interconexiones globales que permitan abrir nuevos campos laborales para nuestros connacionales, a su vez proteger la soberanía de nuestra nación.

Octavo: defensores de la República, como base del Estado y componente integral de la nación; como última frontera de un sistema republicano. Donde la República es el gobierno de la ley, y las personas electas representan al ciudadano, como Democracia representativa libre y federal.

Noveno: federalistas, defensores de la descentralización, la autonomía de los estados y los municipios, lo que implica desconcentrar la carga burocrática que hoy impera en el estado, hacia estados y municipios en lo político, lo económico y en el sistema judicial, donde debemos ir hacia la instalación de las cortes federales regionales. Lo que permitirá responder y dar soluciones asertivas y rápidas a los problemas que afectan a la sociedad en su conjunto.

Decimo: defensores del disenso y el libre albedrió, como formas del pensamiento ético y moral de la humanidad. El libre pensar del ciudadano engrandece y enaltece las libertades de la democracia y se acentúan los aciertos de una nación, cuando hay controversia entre sus gobernantes.

Decimo Primero: comprometidos con la propiedad privada, la modernidad, desarrollo, progreso, la restauración y reconstrucción de la Republica. Necesario es ratificar a nuestra nación como un país de oportunidades, abiertos a las inversiones privadas y a los organismos multilaterales, ratificado el compromiso de la seguridad jurídica de nuestra Republica, como vinculo progreso de la democracia.

Decimo Segundo: comprometidos con la inclusión y la construcción democrática de la ciudadanía, con espacios de participación política. Abrimos una puerta a la participación política de la ciudadanía; dentro de un modelo político distintos a los que han imperado en los últimos 200 años, cuyo marco preponderante es la ley & el orden.

En este orden, la geografía de nuestro país, abarca 916.445  km2,  con 24 Estados federales,  hoy en minusvalía por el centralismo comunista, dos distritos, la capital y el Alto Apure, y  335 municipios que aun cuando en el papel tiene autonomía, en la práctica y operatividad dista mucho de la realidad; de allí la apuesta por elaborar un tejido demográfico Republicano, a lo  largo y ancho del país, que sirva como plataforma política, para reagrupar a la ciudadanía alrededor  de un movimiento sociopolítico, que permita la articulación  de hombres y mujeres comprometidos con la restauración de la República de Venezuela.

Luego de haber conformado y designados los equipos promotores nacionales, regionales, municipales, de sectores y comunidades unificaremos los criterios mediante el congreso fundacional, para la aprobación de los estatutos de la organización política, en cuyo contenido estará explicito la forma de elegir las autoridades nacionales, regionales, municipales, de sectores y comunidades; todo ello con el firme propósito de insertarnos en el sistema político venezolano; de  esta forma estar organizados para los acontecimientos políticos que se devienen luego de cumplido la farsa electoral del 6 de diciembre del 2020; convocatoria electoral a la cual nos declaramos en abstención, por ser una patraña electorera de comunistas y socialistas en detrimento de los supremos intereses  de nuestros  conciudadanos.

Dios, República y Federación

JOSÉ CÁNDIDO  VILORIA    

Comment here

A %d blogueros les gusta esto: