CaigaQuienCaiga.net

#NoticiaSucesos

Preso venezolano en Bucaramanga Colombia por matar a cuchilladas a una joven de 15 años

Imputado y tras las rejas un venezolano por asesinar a colegiala en Barranquilla

Nickol Valentina Rodríguez fue acuchillada en tres oportunidades; su presunto asesino está tras las rejas.

Tras el homicidio de una colegiala de 15 años en Bucaramanga, Colombia, un hombre de nacionalidad venezolana fue detenido el viernes y, al ser presentado ante un juez, el sábado, le imputaron cargos y fue enviado a prisión.

La fiscalía colombiana lideró una serie de allanamientos en el asentamiento humano Nueva Jerusalén, en el norte de Bucaramanga, donde el sospechoso residía con un hermano y su mamá, una vez se conoció que la adolescente falleció en el hospital, pero no lo encontraron.

Poco antes del arribo de la policía, el venezolano habría llegado agitado a su casa, al caer la tarde del 24 de febrero, diciendo: “jodí a alguien, me tengo que ir”.

Ese 24 de febrero, a las 5 p.m., Nickol Valentina Rodríguez, estudiante de la Escuela Normal de Bucaramanga, fue acuchillada por un hombre que la interceptó y le robó su teléfono celular, cuando salió del colegio y transitaba por el pasadizo subterráneo El Mesón de los Búcaros, de regreso a su casa.

La alumna del décimo grado fue hallada en el suelo por una pareja que pasó por allí. La trasladaron al Hospital Universitario de Santander, pero ante la gravedad de las heridas, falleció la madrugada del viernes.

Las autoridades revisaron las cámaras de seguridad aledañas al sitio de los hechos. En compañía de la secretaria del Interior de Bucaramanga, Melissa Franco, la Policía Nacional ofreció hasta 50 millones de pesos de recompensa por información para capturar al responsable de la muerte de la joven.

Familiares, amigos de la víctima y estudiantes de la institución educativa donde asistía Nickol convocaron a un plantón, a las 6 de la tarde, en el lugar donde ocurrió el crimen, para pedir justicia por el caso y mayor seguridad para los menores de edad.

La rápida actuación de las autoridades colombianas permitió que, en solo horas, el presunto homicida fuera arrestado en un parque de Barrancabermeja, donde vivía su novia y con quien se había comunicado, previamente, por el teléfono celular de Nickol.

En rueda prensa, el general Bernal Rojas confirmó el mismo viernes que “fue ubicado e identificado en Barrancabermeja”, y aunque se abstuvo de revelar su nombre y dar mayores detalles, con el fin de no entorpecer la investigación, luego lo identificaron como P. Trujillo, de 32 años, al parecer nativo del estado Miranda.

El comandante de la Policía de Bucaramanga, brigadier general Samuel Darío Bernal Rojas, dijo que, durante el allanamiento a la vivienda del venezolano, hallaron al menos 10 teléfonos celulares, también robados, y una granada fragmentaria.

En 2019 fue detenido por el delito de hurto, y se ignora por qué estaba en libertad. Todo parece indicar que hacía parte de una banda de delincuentes que se dedican al robo y hurto de celulares en Bucaramanga.

Entre los delitos que le imputó la fiscalía ante el juez de Control de Garantías, están el de homicidio agravado, porte ilegal de armas de uso privativo de las fuerzas militares y hurto agravado. (MB)

Fuente Diario La Nación

Comment here