Caiga-Quien-Caiga-Tu-fuente-de-noticias
#NoticiaNacional

Realidad Margariteña: «Los racionamientos aquí son mortales», dicen Neoespartanos tras 5 días de crisis eléctrica

Comercios, escuelas, residencias e incluso el aeropuerto de Nueva Esparta, al norte de Venezuela, se han visto fuertemente afectados por el racionamiento eléctrico de ocho horas ordenado por el Ministerio de Energía Eléctrica y gestionado por Corpoelec desde hace cinco días.

El estado insular se encuentra en contingencia y sus habitantes denuncian que la falta de luz ha dejado graves consecuencias en todos los sectores.

La situación se debe a una falla registrada en el Sistema Nororiental de Gas, específicamente en el gasoducto José Francisco Bermúdez que surte a la entidad, notificaron autoridades.

«Estamos con los nervios de punta, sin luz, sin agua, con un calor horrible. Es inhumano, no tengo otra palabra. Pasamos la mitad del día esperando que venga la electricidad y cuando viene salimos corriendo a hacer todo, incluso a comprar comida.

Ahora la compramos al día porque sino se daña en la nevera», expresó Johana Martínez, residente del municipio Maneiro en la isla de Margarita. 

La Junta Directiva de la Cámara de Comercio Puerto Libre y Producción de Nueva Esparta se pronunció este 15 de noviembre en Porlamar y exigió a las autoridades una estrategia para frenar la crisis eléctrica en el estado, que fue decretado Zona Económica Especial por el gobierno de Nicolás Maduro a mediados de año:

«Esta coyuntura revela una vez más la fragilidad del sistema eléctrico insular, que está sustentado en una ausencia de planificación y de inversión por años; lo cual ha llevado al deterioro de cada una de estas estructuras y sistemas de generación y distribución eléctrica», expresó la cámara en un comunicado.

Usuarios en redes sociales piden una solución pronta. Servicios como la telefonía o el internet también han resultado interrumpidos.

Familias advierten que quedan incomunicadas por largos períodos de tiempo: sin radio, televisión, línea móvil o redes para informarse sobre lo que está ocurriendo. 

«Los racionamientos son de ocho horas, mortales, criminales. Ocho horas con racionamiento y ocho horas con luz, así van y al día son casi 16 horas de racionamiento que no te permiten hacer mucho», informó la periodista Mirian Núñez este martes. 

El auge de los ventiladores recargables

Las ventas de ventiladores recargables han aumentado rápidamente, expresó Núñez.

Las altas temperaturas de la isla y la falta de electricidad combinadas dan como resultado noches agobiantes y extremadamente calurosas.

Los aparatos cuestan entre 49 y 65 dólares cada uno. Con pedestal, terminales para cargar el teléfono y cinco velocidades se encuentran en 74,9 dólares actualmente. 

En el país, el sueldo mínimo es de 130 bolívares o 13 dólares al cambio del Banco Central para el 15 de noviembre. En el sector privado el salario promedio se situó en septiembre en 126,5 dólares mensuales, según el Observatorio Venezolano de Finanzas (OVF). 

«La noche es invivible. Se han agotado los ventiladores recargables: se los están llevando como pan caliente. Ves a la gente saliendo de las tiendas con dos o tres ventiladores para poder sortear la noche.

Gente que dice que tiene niños pequeños, que ha sido una tortura toda la noche sin luz… y los zancudos», dijo Núñez. 

Empresarios en Nueva Esparta advirtieron que el racionamiento podría aumentar hasta 12 horas en ciertos sectores de alto consumo, como Maneiro.

No obstante, la información no ha sido confirmada de forma oficial por ningún organismo gubernamental. Mientras tanto, la entidad completa permanece en vilo.

Para 2011 allí vivían aproximadamente 491.610 personas en 11 municipios, de acuerdo con el último censo realizado por el Instituto Nacional de Estadísticas (INE) en Venezuela.

Por otro lado, datos suministrados por el Comité de Afectados por los Apagones indican que se contabilizaron 3.384 fallas eléctricas en Nueva Esparta entre enero y septiembre de 2022.

«Aquí la cosa no estaba tan buena. Se iba la luz, claro, pero no a este nivel. Ahora no puedes ni trabajar.

Mi papá tiene 84 años y por la falta de luz en estos días no vio un escalón y casi se mata dentro de la casa. Estamos viviendo a oscuras y eso nadie lo aguanta», dijo Edison Tavera, desde Maneiro. 

La diputada a la Asamblea Nacional por el estado Nueva Esparta, Carola Chávez, señaló en redes sociales que continúan los trabajos para reparar la fuga en el gasoducto José Francisco Bermúdez.

Nueva Esparta se apaga

La crisis eléctrica en Nueva Esparta no es nueva y viene advirtiéndose desde hace varios años en Venezuela.

En septiembre de 2020, en plena pandemia del COVID-19, la entidad vivió un severo racionamiento de ocho horas diarias debido a la salida de dos plantas que generaban 70 megavatios (MW), una de las cuales se fundió.

«La situación tiene mucho que ver con que no se hayan hecho, desgraciadamente, las inversiones como para poder nosotros tener una capacidad auto generadora desde el estado.

Tenemos una dependencia de tierra firme por parte de un gasoducto que en estas circunstancias eventuales tuvo una falla y ese gasoducto es el que alimenta gran parte del parque térmico que tenemos instalado en este momento», explicó Juan Carlos Meleán, vicepresidente de Fedecámaras Nueva Esparta. 

La isla de Margarita es conocida por su gran potencial turístico y económico.

No obstante, comerciantes indican que se encuentran en la misma situación que hace dos años: con ingresos limitados y sin poder trabajar las horas habituales.

Centros comerciales cierran temprano, debido al alto costo del combustible para abastecer la planta de generación de energía.

«De todas las crisis que hemos vivido, esta se ve que es bastante más fuerte que otras. Lo que no quiere decir que las otras no hayan sido importantes.

Pero llegar a ocho horas y aventurarse a prever que podemos llegar a 12 horas diarias sin luz es bastante para el margariteño», puntualizó Núñez. 

Comment here

A %d blogueros les gusta esto: