Caiga-Quien-Caiga-Tu-fuente-de-noticias
#NoticiaSucesos

Reportaje: En La Grita huyendo del fin del mundo, quizá encontraron el suyo

Desaparecen «más de 15 personas» durante un supuesto retiro espiritual en los Andes de Venezuela

Rosa Edilia García, de 57 años, pertenecía al grupo de oración carismática, pero versiones recabadas indican que desde hace algunos años se apartó de las actividades de este movimiento católico para formar uno propio denominado «Siguiendo a Jesús», con aparentes prácticas similares.

La gente no entiende cómo esta mujer pudo influir sobre tantos

Están desaparecidos tras acudir a un llamado de la Virgen.

Rosa Edilia García, de 57 años de edad, vive en La Grita. Allí se le conoce por su profundo fanatismo religioso de años. “Hablaba del fin del mundo, lo mandaba a uno a confesarse. Notamos que algo no estaba bien”, comentó un poblador que habló con ella en junio.

El otro grupo familiar que partió los conocen como los García, Peña y Serrano. Habitan en varios sectores de La Grita y algunos son familia directa de Rosa Edilia, hermanos y sobrinos. Dan cuenta de seis personas del entorno y un niño de un año de edad.

La mayor limitación para ubicarlos es que ninguno de los participantes en el retiro podía llevar celulares, según la exigencia de los organizadores

¿Rosa o «Rosita» quién era?

La señora Rosa o “Rosita” vende pasteles -especie de panadería- en pleno centro de La Grita. “La casa tiene varias semanas cerradas”, comentan algunos vecinos y el diario La Nación revela que el local donde atendía Rosa está herméticamente cerrado.

Sin embargo, también comentan que de los grupos católicos Rosa Edilia se había retirado hace años y formó su propia asociación de “carismáticos”, con feligreses en Santa Ana del Valle y La Grita.

Las autoridades de Protección Civil del estado Táchira, en el oeste de Venezuela, informaron el lunes que están buscando a un grupo de personas que habrían desaparecido durante un retiro espiritual en los Andes venezolanos.

Hasta drones están usando para localizarlos

Ayer miércoles 7 de septiembre las autoridades continúan en La Grita, Municipio Jáuregui del estado Táchira, el operativo de búsqueda de un grupo de más de 20 personas –en las que también hay niños– que fueron reportadas como «desaparecidos» al Cicpc desde el pasado 22 de agosto, según afirmó el comisario general de la Policía del estado Táchira (Politáchira), Wilman Rivera Torres el lunes.

Identificó a la fiscal 27, María Luisa Rangel, como la designada por el Ministerio Público para trabajar con las autoridades policiales en el caso.

Yesnardo Canal, director de Protección Civil Táchira, precisó que ocho funcionarios del equipo de Búsqueda y Salvamento (SAR) de la institución comenzaron las labores para ubicar a las «más de 15 personas» que estarían desaparecidas en la población de La Grita, cerca de la frontera con Colombia.

Desaparecidos desde el 22 de agosto 2022

«Estas personas se encuentran extraviadas desde el 22 de agosto (…) se habla de un grupo de personas de diferentes edades, entre ellas una menor de ocho días de nacida. Presuntamente se informa que habían acudido a un retiro religioso de cuatro días y para la fecha ya se han cumplido 16 días», detalló.

Las autoridades del estado Táchira han desplegado drones y perros en una zona montañosa alrededor de la población de La Grita para intentar dar con el paradero del grupo, según Canal.

«Autoridades, organismos de seguridad y prevención establecen estrategias de manera conjunta para la búsqueda de personas desaparecidas en La Grita», indicó Protección Civil en su cuenta de Instagram.

En el operativo de búsqueda participan funcionarios de Protección Civil, la Policía de Táchira, el Cuerpo de Investigaciones Científicas Penales y Criminalísticas (Cicpc), la Guardia Nacional Bolivariana (GNB), así como la Alcaldía de Jáuregui, donde tuvo el lugar el retiro religioso.

Algunos reportes de la prensa local aseguran que el número de desaparecidos podría ser mayor.

«Es bien sospechoso»

Por el momento, las autoridades no han ofrecido más detalles sobre el presunto retiro religioso.

Pie de foto,Un miembro de Protección Civil marca un punto en un mapa donde pretenden iniciar un operativo de búsqueda de miembros de un grupo religioso que continúan desaparecidos en el estado Táchira.

«Es bien sospechoso lo que se viene presentando con estas familias (…). Hay varias versiones, no sabemos cuál es la certera hasta que los organismos encargados hagan la investigación correspondiente», apuntó el alcalde del municipio tachirense de Jáuregui, Juan Carlos Escalante.

De acuerdo al portal local La Nación, una mujer religiosa de 57 años habría persuadido a los desaparecidos a que la siguieran a un supuesto encuentro con Dios o la Virgen en una montaña de los páramos del Parque Nacional Juan Pablo Peñaloza, entre los estados Táchira y Mérida.

Familiares cercanos y vecinos le dijeron al portal tachirense que la mujer es una «religiosa apasionada» y «fuera de lo común».

«Mandaba a la gente a confesarse, a ir a misa y a rezar. Decía que muchas cosas malas venían, que Cristo lloraba lágrimas de sangre por lo que todos hacemos. Que el mundo se iba a acabar», contó una persona entrevistada por La Nación.

Mientras los días de septiembre van pasando y la rutina de La Grita, pueblo de montaña, continúa, surgen nuevas interrogantes sobre el grupo que partió a un retiro religioso.

Según relatan familiares muy cercanos y algunos de sus vecinos, esta mujer mantenía una extremada pasión religiosa. Lo califican como algo fuera de lo común.

Pertenecía al grupo de oración carismática. Pero, según versiones recabadas, desde hace algunos años se apartó de las actividades de este movimiento eclesiástico para formar uno propio denominado «Siguiendo a Jesús», con aparentes prácticas similares.

El domingo, durante la misa local, el padre Jesús Mora Calderón, párroco de la Basílica Menor del Espíritu Santo de La Grita, advirtió que «hay que tenerle miedo a los fanáticos, porque un fanático puede hacer mucho daño».

En el oficio religioso transmitido por radios locales el sacerdote lamentó que los desaparecidos creyeran en supuestas revelaciones de la Virgen María sobre el fin del mundo. «Dios no nos quiere fanáticos», afirmó.

Obsesionada

El común de la gente sostiene que Rosa Edilia García se obsesionó. «Pasó de una práctica religiosa al fanatismo». «Se la pasaba dándose golpes de pecho».

Ella no tenía un lugar fijo para las reuniones del grupo que guiaba junto a un hombre de la localidad.

Según los testigos, algunos de los encuentros fueron en Santa Ana del Valle, sector donde habitan los integrantes de la familia Luna Roa, los primeros en ser reportados como desaparecidos.

Personas muy cercanas a esta familia dicen que, por influencia de Rosa, «corrieron» de la casa a un hombre, hermano de una joven madre de una niña recién nacida. Este hombre supuestamente, «tenía un demonio por dentro» y su hijo también se encuentra en la lista de los desaparecidos.

Las versiones coinciden en que todos salieron sin decir nada a nadie. Comentan que durante varios días estuvieron comprando muchos víveres.

Más interrogantes

Muchas interrogantes se plantean los habitantes de La Grita y de otras jurisdicciones del estado sobre el grupo que se «resguardó» en las montañas del Parque Nacional.

La gran mayoría no entiende cómo el grupo integrado por los miembros de varias familias, en un pueblo caracterizado por el trabajo, la producción agrícola, la fe y la devoción católica, se haya dejado manipular por el fanatismo religioso.

En La Grita, cuna del Santo Cristo, la esperanza de allegados, vecinos de la localidad y de todos en general, es que regresen sanos y salvos.

Qué dicen las autoridades de los desaparecidos en Táchira

Aunque se desconoce la cifra exacta, podrían ser más de 40 las personas desaparecidas en Táchira, Venezuela. En principio se manejó que eran nueve personas desaparecidas, luego se dijo que eran 15 y a la fecha el número de víctimas se pueden elevar a 35 o 40.

Así lo informó Yesnardo Canal director de Protección Civil Táchira, ante la falta de denuncias formales, según publicó el Diario Los Andes. El Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (CICPC) y el Conas generaron un patrón de búsqueda, pero no han obtenido ninguna pista.

Por su parte, el jefe de seguridad ciudadana del estado Táchira y jefe de la Policía del estado, Wilman Rivera Torres, advirtió que “no existe ni siquiera una lista clara, porque solo se ha recibido una denuncia formal ante los organismos de investigación”.

Puntualizó que este martes, funcionarios de Protección Civil Táchira se encargarán del rastreo aéreo con la unidad dron, mientras que otros apoyarán la búsqueda terrestre junto a la unidad KSAR (Luna). También se indagará en posibles puntos de abastecimiento de alimentos y combustible.

Comment here

A %d blogueros les gusta esto: