#NoticiaSalud

Salud: Lo que usted debe saber sobre cómo medir el oxígeno

Al enfrentar niveles récord de COVID en zonas como el Valle de México, las autoridades de Salud insisten en recomendar a la población el uso de oxímetros de pulso, aparatos con los que se puede medir el nivel de oxígeno en la sangre, sobre todo en aquellos casos de personas que sospechan tener coronavirus o a las que ya se los diagnosticaron, pero que al no tener síntomas graves seguirán su recuperación en casa.

Mucha gente, dijo el viernes pasado la Secretaria de Salud capitalina, Olivia López, no se da cuenta de que ya tiene un nivel muy bajo de oxigenación, “cree que está solo cansada, somnolienta”, y no busca atención médica u orientación de forma oportuna, para tratar un posible caso grave de COVID.

Desde los primeros meses de la epidemia, especialistas alertaron sobre algo llamado hipoxia o neumonía silenciosa, casos de gente que ya contrajo el virus y que incluso durante una semana con síntomas iniciales de COVID como tos o dolor estomacal dice no tener problemas para respirar, pero que ya cuando acude al médico o al hospital registra niveles muy bajos de oxigenación en la sangre, lesión pulmonar, y por lo tanto mayor riesgo de ser intubada y de morir.

“Los oxímetros de pulso de uso no médico podrían ser una herramienta particularmente útil en el monitoreo remoto de pacientes con COVID-19 porque permitirían detectar más tempranamente a pacientes con ‘hipoxemia silente’ y potencialmente evitar su deterioro clínico”, refiere en su documento más reciente sobre el tema la Organización Panamericana de la Salud (OPS).null

Si bien señala su utilidad, la OPS también insiste en señalar que es un indicador, aunque no sustituye la evaluación clínica o médica, y los datos que ofrece, por sí mismos, no son suficientes para diagnosticar qué tan grave puede ser un caso.

¿Cómo se usan?

Hay oxímetros pediátricos y para adultos, que se colocan en la punta de un dedo de la mano, el lóbulo de la oreja o en un dedo del pie. La recomendación es que los compres en sitios bien establecidos, como farmacias o tiendas especializadas.

La mayoría de oxímetros de uso no médico que se venden son para dedo de la mano. Diferentes publicaciones de Salud refieren que puede ser el dedo medio o el índice. 

Antes de colocar el dedo en la ‘pinza’ del aparato y encenderlo, para medir la oxigenación, la OPS recomienda a las personas descansar unos minutos, y permanecer también un rato en silencio y sin hablar.

También  se recomienda “quitarse el esmalte de uñas del dedo en el que se realizarán las mediciones”, quitarse las uñas postizas o artificiales y no usarlo con las manos frías, para tener mayor precisión.

“Cuando el oxímetro fuera utilizado por más de una persona, deberá ser limpiado entre un uso y otro. El oxímetro puede limpiarse frotando suavemente con una tela húmeda o un hisopo humedecido con alcohol”, detalla.

Ya que se coloca en un dedo y se enciende, “deben observarse las lecturas del dispositivo durante 30 a 60 segundos y registrar el valor que se presente con más frecuencia”.

En la pantalla de la mayoría de los aparatos, aparecerán dos indicadores: SpO2, que es el que indicará el nivel de oxigenación en la sangre, y PR/FP, que es la frecuencia de pulso cardiaco.

“Los valores deben ser medidos varias veces al día y registrados para medir con precisión las tendencias en la saturación de oxígeno”, refiere la OPS, en sus recomendaciones tanto para “el usuario o su cuidador”.

¿Qué nivel de oxigenación es saludable?

En una consulta previa, el infectólogo Alejandro Ponce de León nos dijo que normalmente una persona debe tener entre 95 y 98% de oxígeno en la sangre.

Comment here

A %d blogueros les gusta esto: