#NoticiaInternacionales

¿Salvador o autoritario? El presidente ‘millennial’ de El Salvador desafía a todo sus críticos

Los abuelos paternos de Bukele fueron inmigrantes palestinos en territorio salvadoreño, y él se lanzó a la presidencia como un millennial fuera del establishment, con chaquetas de cuero, y experto en redes sociales que sacudiría las cosas dentro de una nación desgastada por la corrupción interminable y la horrible violencia de las pandillas.

“Bukele está muy concentrado en lograr lo que cree que debe hacerse, y tiene poca paciencia con sus críticos o con las instituciones que se oponen, ralentizan o limitan su capacidad de actuar”, señaló Geoff Thale, presidente de la Oficina en Washington para Asuntos Latinoamericanos, en una entrevista por correo electrónico con CNN.

“Él ha utilizado las redes sociales para atacar a sus críticos, incluidos periodistas. Ha atacado repetidamente a la Asamblea Legislativa, que está dominada por los dos partidos políticos tradicionales, los cuales son hostiles hacia él”.

Con casi dos millones de seguidores en Twitter y encuestas que a menudo muestran una aprobación de más del 90%, Bukele ha quebrado el molde tradicional de los políticos en su país y ha llamado la atención internacional.

En 2019, Bukele reconoció la responsabilidad de su país por las condiciones que han llevado a los migrantes a huir, después de que se conociera la muerte de un padre salvadoreño y su hija de dos años, quienes se ahogaron en las orillas del Río Grande.

Antes de dar su primer discurso en la Asamblea General de las Naciones Unidas en septiembre, Bukele le pidió a la audiencia esperar un momento y se tomó una selfie. Luego dijo que esa foto tendría más impacto que las palabras que había preparado.

Pero antes del brote de coronavirus, algunos críticos en El Salvador advirtieron que el estilo disruptivo de Bukele erosionaba cada vez más la separación de poderes y amenazaba la frágil democracia del país.

Desacuerdos con la Asamblea Legislativa

Soldados de las Fuerzas Especiales del Ejército de El Salvador, siguiendo las órdenes del presidente Nayib Bukele, entran al congreso a la llegada de los legisladores, en San Salvador, el domingo 9 de febrero de 2020.

En febrero, mientras Bukele exigía a los legisladores del país aprobar un préstamo por 109 millones de dólares para equipar mejor a la policía y los soldados, tropas fuertemente armadas irrumpieron en la Asamblea Legislativa bajo sus órdenes, lo que muchos en El Salvador vieron como un intento descarado de intimidación y un retorno a la era en que la violencia política dominaba el país.

La Asamblea Legislativa rechazó la campaña de presión y el incidente afectó la imagen de Bukele en el exterior, aunque el gobierno de Trump –que considera a Bukele un aliado en materia de inmigración y de su estrategia en Venezuela– no condenó sus acciones.

Al igual que Hugo Chávez, afianza su poder a través del control, adoctrinamiento y convencimiento de las fuerzas de seguridad.

Vean y opinen.

Posdata: Los nuevos dictadores se venden como contrarios a las ideologías, pueden ser de izquierda o de derecha.

Con información de CNN en Español

Comment here

A %d blogueros les gusta esto: