Caiga-Quien-Caiga-Tu-fuente-de-noticias
#NoticiaNacionales

Sigue el misterio detrás de El Aissami, el hombre de petróleo del chavismo

De acuerdo a la agencia Reuters, la salud de El Aissami se había deteriorado en los últimos meses, sometiéndose a importantes cirugías

Una publicación en Twitter la tarde del viernes fue el recurso utilizado por Tareck El Aissami, ministro de Petróleo del chavismo para burlarse de una información difundida por la agencia Reuters sobre su estado de salud. La última aparición pública, en video, había sido el 21 de noviembre durante las elecciones regionales en Venezuela, en una declaración para el canal del Estado, Venezolana de Televisión (VTV), desde la Escuela Ecológica Simón Rodríguez en Fuerte Tiuna. Su ausencia en encuentros oficiales levantaba los rumores.

“Exclusiva: El café que nos tomamos fue sin azúcar. Seguramente Reuters le reste importancia a este gran detalle. Gracias @madeleintlSUR por la conversación de hoy sobre VENEZUELA y su rol de vanguardia en el sector petrolero mundial!! Menos que menos saldrá en Reuters”, escribía en su cuenta en la red social el también vicepresidente sectorial de Energía, sin la compañía de una imagen fotográfica, como lo solicitaban sus seguidores.

Esteban Trapiello, presidente de La Tele Tuya había divulgado, sin embargo, un video el día anterior, en el que se veía a El Aissami en una cancha de fútbol pateando un balón. La dedicatoria de Trapiello era para “periodistas especializados en muertes y enfermedades”.

De acuerdo a la agencia Reuters, la salud de El Aissami se había deteriorado en los últimos meses, sometiéndose a importantes cirugías y dejándolo incapacitado para cumplir sus compromisos ministeriales. En ese caso, el hombre del petróleo de la administración de Nicolás Maduro sería sustituido próximamente por Asdrúbal Chávez, primo del fallecido presidente Hugo Chávez.

En medio de su desconexión frente a las cámaras, El Aissami había estado bastante activo en Twitter para el proceso electoral u otras actividades emprendidas por el chavismo en los últimos meses. De los mensajes más personales, el más reciente fue el saludo a la designación de Jorge Arreaza como candidato para las nuevas elecciones en Barinas, quien el 12 de noviembre le había deseado salud a propósito de su cumpleaños.

“Gracias a Dios y a la vida por permitirme un año más de existencia en estos tiempos de revolución y de lucha!! A tod@s, gracias por sus bendiciones que les retorno con un abrazo cargado de amor y de compromiso!! Gracias hermanos y hermanas!!”, era el mensaje de El Aissami que Arreaza le respondía.

El 4 de octubre, El Aissami había publicado un video en su cuenta de Twitter tras su representación en la 21° Reunión Ministerial de la OPEP+. Hablaba sobre la necesidad de mayor cohesión y cooperación internacional “en la construcción de un mundo multipolar y pluricéntrico”.

En julio de 2020, El Aissami anunció que resultó positivo para Covid-19, igual que otros tantos compañeros de gobierno. En ese momento, decidió aislarse para su recuperación, que luego también fue comunicada.

El Aissami, a sus 47 años, viene de desempeñarse como ministro de Interior y Justicia en la era Chávez, gobernador de Aragua en 2012 y vicepresidente de la República en 2017. Actualmente es ministro de Petróleo y vicepresidente para el Área Económica de Venezuela. En 2019 fue acusado de violar las sanciones impuestas por Washington en 2017 por su presunta relación con narcotráfico y cargos de corrupción.

El hombre poderoso del chavismo, a quien también se le reconoce por haber logrado acuerdos con países como Irán, se encuentra igualmente en la lista de los más buscados del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de los Estados Unidos (ICE).

El hermetismo del chavismo en torno a situaciones de salud no es una práctica nueva. El tratamiento dado al proceso médico de Hugo Chávez estuvo lleno de sombras y misterio. Ni el Palacio de Miraflores ni Pdvsa respondieron a Reuters sobre lo informado por fuentes cercanas. Se espera un pronunciamiento oficial en los próximos días.

Fuente Bloomberg Línea

Comment here

A %d blogueros les gusta esto: