#Noticia

Solicitan a CIDH exija al gobierno de los Estados Unidos que cese la violencia contra la prensa

Fundamedios y Reporters Committee for Freedom of the Press denunciaron hoy, en el 177º Período de Sesiones de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), las violaciones a la libertad de expresión y a la libertad de prensa ocurridas desde mayo del 2020 durante las recientes protestas en los Estados Unidos.

Al presentar esta denuncia, las dos organizaciones solicitaron a la CIDH:
Que la Comisión emita una declaración de protesta por las detenciones y el uso excesivo de la fuerza contra los periodistas durante las protestas públicas por restringir la libertad de expresión.

Que la Comisión demande del Estado el cese de todos los arrestos y el uso excesivo de la fuerza contra los periodistas.

Que se formule una petición a todos los niveles del gobierno de los Estados Unidos para llevar a cabo una investigación exhaustiva de los incidentes denunciados por las organizaciones que documentan las violaciones a la libertad de expresión y que haga públicos los resultados de estas investigaciones.

Establezca un conjunto de principios y recomendaciones para las autoridades policiales y de seguridad a nivel local, estatal y federal en relación con el respeto de la prensa durante los eventos públicos de cualquier tipo, en particular de las manifestaciones, y la forma de garantizar la libertad de prensa y la seguridad de los periodistas. Estas recomendaciones deberían abarcar:

Formación de las fuerzas del orden encargadas del control de protestas para que comprenda que el derecho que asiste a los periodistas a documentar la actividad policial en público.
Transparencia – Los registros policiales de las interacciones con los periodistas deben ponerse a disposición del público de inmediato, para que el público pueda evaluar la legitimidad de la conducta policial. Además, los agentes de policía deben llevar en sus uniformes identificación de su nombre, número de placa y organización a la que pertenece.
Sanciones – Los departamentos de policía deben adoptar medidas urgentes para disciplinar a los funcionarios que violen los derechos de la prensa.

Proporcionalidad – Que las fuerzas del orden sigan las directrices de las Naciones Unidas para el uso de la fuerza, basadas en la necesidad, la legalidad y la proporcionalidad. Es decir, los oficiales deben asegurarse de que las tácticas de control de multitudes sean apropiadas y proporcionales. Tales tácticas deben ser diseñadas para prevenir daños colaterales a los periodistas que cubren las protestas y no deben restringir indebidamente esa cobertura.

Los expositores por parte de la sociedad civil en esta audiencia temática sobre libertad de expresión en Estados Unidos fueron Frank LaRue, Director Legal y de Defensa de Fundamedios; Gabriel Rottman, Director del Proyecto Tecnología y Libertad de Prensa y Sarah Matthew, Abogada de Reporters Committee for Freedom of the Press (RCFP). Y como testigo de las violaciones el periodista Gustavo Martínez Contreras.
Frank LaRue dijo que esta audiencia fue solicitada por Fundamedios y el RCFP a la luz de los ataques y hostigamientos por parte de agentes del orden que sufren los periodistas que cubren las manifestaciones públicas pacíficas contra el racismo en todo Estados Unidos desde mayo de 2020.
“Tenemos desde el más alto nivel de gobierno del propio presidente de la nación, un discurso sistémico de ataque contra la prensa y periodistas independientes, llamándolos “enemigos del país”, “enemigos del pueblo”, “medios falsos”, ” noticias falsas “,” mentirosos”. Esto confunde a la población y ha erosionado progresivamente la confianza que la sociedad pueda tener en los medios”, dijo LaRue.
U.S. Press Freedom Tracker ha reportado más de 850 incidentes de violación a la libertad de expresión durante la cobertura de las protestas y manifestaciones en lo que va del año 2020. 81% de los casos documentados corresponden al excesivo uso de la fuerza o detenciones arbitrarias por parte de las fuerzas del orden. Sarah Matthews, abogada de Reporters Committee for the Freedom of the Press, aseguró que “lo más grave es evidenciar la tendencia que los policías tenían como objetivo claro agredir a periodistas quienes estaban claramente identificados como prensa”. Las agresiones se han registrado en 79 ciudades de 36 estados.

Rottman aseguró que en los últimos meses se ha visto un importante aumento de las detenciones y el uso de la fuerza contra miembros de los medios de comunicación que cubren las protestas. En muchos casos, los incidentes parecen violar leyes claramente establecidas en los Estados Unidos, incluyendo derechos que durante mucho tiempo han sido reconocidos bajo la Primera Enmienda de la Constitución de los Estados Unidos.

Gustavo Martínez Contreras, periodista de Asbury Press se presentó como testigo y ejemplo de los 100 de periodistas que han sido detenidos o agredidos desde mayor de 2020 en Estados Unidos. Martínez, quien fue detenido el 1 de junio en Nueva Jersey, permaneció 5 horas detenido, pese a haber portado su gafete de prensa en el pecho desde el principio.

“Mi experiencia en la noche del 1 de junio en la protesta de Asbury Park sigue persiguiéndome. No me cabe la menor duda de que fui un objetivo para la policía a ser abordado y arrestado porque estaba informando sobre los acontecimientos a mi alrededor, protegido por Primera Enmienda en mi derecho a hacerlo. Espero que al hablar hoy, ayude a asegurar que muchos otros periodistas puedan informar libremente sin censura por parte de las fuerzas del orden.”

Pedro Vaca, el nuevo Relator de la Libertad de Expresión, dijo que es difícil encontrar otro país a la región que le haya sido más respetuoso de la libertad de prensa que Estados Unidos, por lo que los eventos denunciados llaman a una profunda reflexión a fin de que se mantengan las libertades fundamentales.

El Relator sostuvo que las autoridades federales deben garantizar el derecho de cobertura de las manifestaciones por parte de la prensa para que la gente pueda estar informada. Adicionalmente ofreció el apoyo de la Relatoría al “alertar a los representantes del Estado de que consideren que la Relatoría es un socio para evitar la repetición de estos casos de abusos policiacos”.

Si bien Estados Unidos no ha ratificado la Convención Americana de Derechos Humanos, la legislación y doctrina de la Organización Estados Americana es vinculante para todos los estados miembros.

La delegación de los Estados Unidos estuvo conformada por los representantes ante la OEA Bradley A. Freden; y el representante del Departamento del Estado, Thomas Weatherral, quienes ratificaron que los medios de comunicación independientes son un pilar para el intercambio de ideas y que Estados Unidos respalda el Estado de Derecho.

Bradley A. Freden aseguró que “condenan las amenazas y hostigamientos contra periodistas pues no deberían sufrir hostigamiento por realizar su trabajo de acuerdo a la ley” y aseguró que Estados Unidos está comprometido con defender a los miembros de la prensa con investigaciones, cuando haya violaciones a los derechos.

Al final de la Audiencia, el Presidente de la CIDH, Joel Hernández, agradeció a Fundamedios y a RCFP por la información y destacó la actitud positiva, propositiva y constructiva de los representantes del Gobierno.

“Para nosotros esta audiencia es muy oportuna, reconocemos la fuerza de la democracia de los Estados Unidos (…) estamos conscientes del impacto que tuvo su Constitución a nivel mundial para proteger la libertad de prensa; sabemos que Estados Unidos ha establecido un estándar para proteger los derechos civiles y políticos y es por eso que seguimos con preocupación el alto ataque a miembros de la prensa”. Recordó que para la CIDH es un momento sensible pues las manifestaciones sociales están más activas que nunca en toda la región y por eso es importante salvaguardar el derecho de la prensa a poder realizar su trabajo.

“Expresamos las mejores aspiraciones para que los periodistas y comunicadores puedan realizar su trabajo sin ninguna interferencia al dar cobertura a las protestas sociales”, dijo el Comisionado.

La CIDH es un órgano esencial del Sistema de Protección de los Derechos Humanos de la Organización de los Estados Americanos, y se encarga de contextualizar y documentar las violaciones de los derechos humanos y de hacer que los Estados rindan cuentas de sus acciones y de sus fallos en la protección de los derechos de sus ciudadanos.

Enrique López Alfonzo

Periodista Venezolano Independiente 

+584245428120

elopez0333@gmail.com

Comment here

A %d blogueros les gusta esto: