CaigaQuienCaiga.net

Opinión

Unidad Trascendental Por Marlon Jiménez García

La UNIDAD TRASCENDENTAL, aunque es un concepto desarrollado por la FILOSOFIA, sobre todo por Immanuel Kant, en gran magnitud, no deja de tener una importancia vital en la realidad política venezolana y más allá. La oposición venezolana, tiene por dignidad humana y espacial, incentivar a la sociedad en general que tiene en su conjunto un rechazo al régimen comunista y fascista que está en el poder que ronda, por el  propio principio de la “primacía de la realidad”, más allá del 90%, a consolidar una fortaleza unitaria cuyo resultado inequívoco es la salida del USURPADOR Procubano y su régimen comunista y fascista que, ha creado una hecatombe en la nación que supera con creces la magnitud de la primera y segunda guerra mundial por el daño integral causado. La UNIDAD TRASCENDENTAL consiste en la indivisión de esa fuerza que integran en su conjunto los entes diversos que integran la totalidad de la sociedad; pues si esta sufre una descomposición por cualquier causa endógena o exógena, sufriría una ruptura y dejaría de ser trascendental para convertirse, irremediablemente, en numérica. Eso sería como: “cuando el alma deja de informar la materia del cuerpo, es decir, cuando se separa del cuerpo, entonces éste se descompone y pierde la unidad que tenía. Lo importante y subyace en el fondo como una diferencia, es que la trascendencia en política no es perpetua, sino que perdura mientras tenga consistencia en su existencia; es coyuntural, sin duda, como todo en la política.    

La sociedad venezolana, en su plenitud física y mental, pero que sufre día a día los embates comunistas y fascistas del URSUPADOR Procubano, solicita al unísono, con un grito ensordecedor una estrategia política firme que consolide en tiempo y espacio una auténtica UUNIDAD, que esté conformado “no sólo por los partidos políticos, sino por todos los sectores activos de la vida nacional: universidades públicas y privadas, gremios profesionales, academias de todo el ámbito científico, las iglesias cristianas, judías y otras; empresarios, trabajadores, estudiantes, comandos vecinales de acción política”, es decir sin EXCLUSIÓN y un aspecto bien importante y determinante en la acción de cambio irrestricto que necesita nuestro país, que utilice como  estrategia de ¨abolir el comunismo de manera constitucional; es decir, una verdadera UNIDAD TRASCENDENTAL..

Para ello, es requisito indispensable contar en ese propósito  con la participación en ese gran movimiento de UNIDAD TRASCENDENTAL de los llamados “exchavistas” y de movimientos sociales que apoyaron en otrora a Chávez, que están hastiados del desmadre causado (como victimas) por los depredadores y parásitos cubanos en el poder.

Este gran movimiento de   UNIDAD TRASCENDENTAL, sin duda, acarreará al régimen que dirige el USURPADOR Procubano muchas dificultades en el intento de perpetuarse para siempre en el poder; no habrá espacios para la violencia, el camino es la paz verdadera, no la “paz de los sepulcros” ordenada desde la habana; la meta es consolidar los principios filosóficos inspiradores de la CN de 1999: Estado Social de Derecho, Libertades Ciudadanas, Pluralidad Política Partidos (realmente democráticos), Respeto de los Derechos Humanos, Independencia de los Poderes Públicos; todos con un sentido inequívoco de desarrollo geométrico de la democracia.

Este gran movimiento de UNIDAD TRASCENDENTAL traerá consigo fe y esperanza en el cambio necesario; el pueblo no está latente ni dormido, está en espera de ese llamado de Unidad, de lucha, de transformación social, para movilizarse nuevamente; como siempre sin miedo y sin restricciones de ningún tipo. La movilización no es la única estrategia de lucha, pero si es la más imprescindible.

Este Gran Movimiento de UNIDAD TRASCENDENTAL, terminará de hundir en el foso de estiércol, en el cual está, al USURPADOR Procubano y su régimen; para ello la “primacía de la realidad” es determinante y decisiva. Estrategia política y coraje constituyen la fuente de la victoria; sabiduría, el entendimiento y aceptación de los momentos diacrónicos estelares de nuestra vida republicana, nos darán el brillo necesario para derrotar las huestes asesinas, comunistas, fascistas y antipatrióticas, que han causado la hecatombe política, económica, social y moral sufrida por nuestro pueblo en los últimos veinte años.

La FAN, tiene la oportunidad histórica de plegarse a este gran movimiento de reconstrucción nacional; ellos deben plegarse a la bandera originaria y libertaria de nuestro Libertador Simón Bolívar: convertir de verdad, verdad a nuestro ejército en verdaderos “forjadores de libertad”. Pero, para lograr este propósito es necesario renunciar a cualquier interés individual, grupal, partidista o cualquier otro; lo importante es rescatar nuestra Democracia, nuestras libertades ciudadanas y republicanas, nuestro Estado de Derecho y declarar al “comunismo” como enemigo acérrimo de una sociedad plural y principal protagonista de la miseria, el hambre y la muerte. Llegó la hora de las definiciones. “Quien no participe en la cosa pública, no puede llamarse pasivo, sino inútil”.  Pericles, Político Ateniense.

Profesor Universitario

Marlons.jimenez55@gmail.com

@marlonj03650037

Comment here