#NoticiaOpinión

VERDADES Y RUMORES Por Darwin Chávez: ¿Cuándo serán las primarias? Conozca la jugada que “madura” el G4

CORRIENTAZOS. Luego de publicada mi columna de la semana pasada, recibí un mensaje claro y fuerte: “Es 100% cierto que Manuel designó a Juan Barboza como su intermediario para los negocios con Corpoelec. En los guisos participan dos empresas de la región: Deconferca y Favinca. Averigua a quien llaman ‘El Viejo” y quien es pieza clave del entramado que está manejando los mantenimientos de las subestaciones y los trabajos que se hacen en las plantas, entre ellas la Ramón Laguna”. Cuando mencionó a “El Viejo”, de inmediato pregunté si podía ser el general Néstor Reverol: “Es posible, aunque creo que es otra persona con gran poder en el ministerio”. De esta forma se confirman los “corrientazos” que están en pleno desarrollo.

¡SALVACIÓN! Si las huestes del PSUV no hubieran actuado con violencia contra dos de los eventos de la gira de Juan Guaidó por el Zulia, esa visita hubiese sido un tremendo fracaso porque habría pasado totalmente desapercibida. Recordemos que los chavistas “atentaron” contra el acto en una cancha de Cuatricentenario y la asamblea en Santa Rosa. Los videos de las tanganas corrieron como pólvora y salvaron la gira de Guaidó. Luego de los sucesos comencé a recibir información curiosa que intentaré condensar. Muchos son los que tienen la presunción, incluyendo este columnista, que esos ataques no fueron fortuitos, sino que fueron “pagados” por VP buscando oxígeno para Guaidó. ¿Por qué la presunción? En primer lugar, por los sitios escogidos para ambos actos, ya que tanto Cuatricentenario, como Santa Rosa son reductos chavistas y eso agrega riesgos a cualquier actividad opositora. Pero adicionalmente, en este último sector la dificultad era mayor, porque es bien sabido que esa zona solo tiene una vía que permite entrar y salir, lo que por supuesto hacía el evento muy vulnerable. Inclusive un dirigente opositor me dijo que los chavistas que actuaron son dirigentes de base y no forman parte de los colectivos violentos del PSUV en el Zulia y lo graficó muy bien: “Hermano si hubiesen sido los colectivos más radicales eso no hubiera terminado en golpes y sillazos, sino a plomo limpio y eso afortunadamente no sucedió”. Más claro imposible y la tesis de que VP pagó para armar sendos shows cobra fuerza. Volvamos a los hechos, hasta el momento previo a las tanganas la fulana gira era un fracaso monumental. Incluso un dirigente de UNT me informaba casi que en tiempo real, que por orden de Angel Machado se había suspendido una caminata porque la asistencia daba pena. Estas no son las únicas lecturas, pues hay otra mucho más política y que permite entender hasta qué punto está dividida la oposición. En estricta lógica Juan Guaidó como Presidente interino de Venezuela debió ser recibido por Manuel Rosales como Gobernador del estado y eso no ocurrió. La foto demostrativa de la unidad debió ser con ambos personajes sentados conversando en la Residencia Oficial y nada de eso se produjo. Igualmente, ni Un Nuevo Tiempo, ni Acción Democrática participaron en la reunión de Guaidó con el Frente Amplio del Zulia. Solo Primero Justicia envió a Julio Montoya, Fernando Rojas y Yeissel Pérez. En conclusión fueron dos desaires de Rosales y uno de AD. Me dicen que la máxima autoridad adeca en el estado, para la hora del encuentro, aún dormía plácidamente. Esto permite dibujar con certeza cómo está la unidad en el G4. Lo único cierto de todo, es que Juan Guaidó es el precandidato de Voluntad Popular para las primarias y seguramente se enfrentaría con Manuel Rosales, Henry Ramos Allup y el aspirante de Primero Justicia que, al parecer, estaría entre Henrique Capriles y Juan Pablo Guanipa. Tampoco se puede descartar que su aspiración sea finalmente negociada por Leopoldo López, tomando en cuenta las cualidades de este personaje. El esfuerzo financiero que hicieron en su gira por el Zulia dice claramente que están en campaña. Contrataron buses para movilizar militantes de cada una de las 18 parroquias. Incluso en algunas intentaron llenar hasta dos autobuses. Finalmente ratifico mi percepción y la de muchos: solo la “agresión”, pagada o no, de los chavistas salvó la gira de Juan Guaidó.

JUGADA. El G4 sigue maniobrando con el fin de convocar y organizar unas primarias hechas a la medida de sus intereses. Una de las incógnitas de dicho proceso es cuándo se hará finalmente, ya que han surgido versiones que indican que cada partido tiene una idea diferente. Sin embargo, un amigo ligado al G4 me soltó una perla: “Se analiza la posibilidad de convocar las primarias para el último trimestre del 2023 y el mes que más consenso genera es diciembre”. Al parecer la idea es vender la tesis de que se necesita ese año y medio para crear las condiciones que garanticen una organización eficiente del proceso. Pero la verdad verdadera es que están jugando al “agotamiento financiero” de los precandidatos fuera del G4. ¿Cómo agotamiento financiero? Hacer política en Venezuela es muy costoso. Consulté y varios coinciden que un precandidato a las primarias de la oposición como mínimo necesitaría entre 4-5 millones de dólares mensuales para costear los gastos de campaña como: ayudas financieras a la estructura del o los partidos, logística para el activismo político, financiamiento de las giras, equipo de comunicaciones, asesores en diferentes áreas y la inversión en marketing y publicidad, entre otros gastos. ¿Cuántos precandidatos tienen el pulmón financiero para soportar ese nivel de necesidades financieras? Pues básicamente los que provengan del G4 que tienen la “teta” del interinato y los ingresos que reciben para la “lucha por la libertad de Venezuela”. El resto de los aspirantes no tendría como aguantar semejante nivel de gastos y en su mayoría terminarían desistiendo, ante la carencia de recursos. Muchos dirán que para ese tipo de campañas es posible levantar dinero y es cierto, pero también es real que en nuestro país no sobran los donantes que puedan aportar mucho dinero. La estrategia del G4 es jugar a este “agotamiento financiero” para evitar que participen algunos precandidatos que pudieran ser incómodos. ¿Se hará realidad el “deseo” del G4? No creo porque esta discusión y jaleo apenas comienza y ninguno de los precandidatos es pendejo, ni mocho.

¡BOMBAZO! Hace unas dos semanas el ministro de Petróleo y presidente de PDVSA, Tareck El Aissami, estuvo de visita en Maracaibo de manera muy confidencial. Llegó, entre varios asuntos, a sostener una importante reunión con Jacqueline Faria y un grupo muy selecto de dirigentes del PSUV en las parroquias de Maracaibo. Los invitados fueron seleccionados con pinzas y les dijeron dónde, cuándo y a qué hora era la reunión. Ninguno sabía de qué se trataba y quienes encabezarían el encuentro. Al llegar al sitio de encuentro que fue el edificio Federal en la avenida Bella Vista, los requisaron y les quitaron sus teléfonos. La sorpresa fue cuando apareció El Aissami, quien solo hizo una pregunta a todos los presentes: ¿Cuál es su diagnóstico del suministro de gasolina? Luego cada uno de los convidados dio su apreciación. La respuesta general fue que la escasez de combustible era grave y responsabilizaron de eso a Omar Prieto, Lisandro Cabello, Yonder Durán y Danilo Vílchez, entre otros, de manejar la mafia de la gasolina en el estado. Algunos fueron más allá y dieron detalles de cómo estos funestos personajes desviaban la mayoría de la gasolina al mercado negro, con el fin de generar el colapso y que la gente buscara una solución con los bachaqueros. El Aissami tomó nota y le ordenó a la señora Faria que nadie del grupo de OP podía seguir manejando estaciones de combustible y hasta prohibió que pudieran ingresar a las “bombas”. La conclusión que sacó el ministro es que el responsable de la crisis del combustible en el Zulia es Omar Prieto. Esto confirma que no hay perdón para Prieto, sino que las acciones en su contra siguen en marcha.

LA JUEZA. La semana pasada alerté que había una conspiración en marcha para sacar del juego a la jueza rectora del Zulia, Vanderlella Andrade Ballesteros, con el fin de designar a la exjueza, Glorimar Soto como su sustituta. ¿Quién es Glorimar Soto? Ella fue jueza superior civil, mercantil y tránsito del Zulia; cargo al cual renunció y se fue a España. Pues resulta que la señora Soto está de regreso de su exilio dorado. De su estancia en la nación ibérica resaltan dos cosas. La primera que al parecer actuaba como una especie de “consejera judicial especial” de José Roberto Rincón Bravo, hijo del enchufado Roberto Rincón quien se declaró culpable en Estados Unidos de participar en la red de sobornos a funcionarios de PDVSA, lo que le permitió amasar una gruesa fortuna que no solo le facilitó acumular propiedades y empresas en EEUU, sino también en España. Este hijo de Roberto Rincón se vio involucrado en el 2018 en una operación conjunta entre España, Portugal y Andorra contra el lavado de dinero. En el marco de la acción judicial a los Rincón les incautaron propiedades, entre las cuales resalta la Finca La Losilla, ubicada en la zona de Villarejo de Salvanés y que además es considerada como uno de los inmuebles de mayor lujo en ese país, con un valor aproximado a los 25 millones de euros. Además se le endosaban el manejo de cuatro sociedades en territorio español. Bueno, la señora Soto le trabajó a la familia Rincón, aparentemente, como su principal asesora legal para la batalla judicial que libraron contra el Estado español. Pero eso no es todo, ya que se le acusó en el 2019 de mantener secuestrada a la venezolana, Belkis Abreu, por un mes y medio en su residencia ubicada en la calle Pinar, urbanización Somosaguas, municipio de Pozuelo de Alarcón en la comunidad de Madrid. Glorimar Soto fue denunciada en esa oportunidad por Alberto Casilla, quien es denominado como “cazador de chavistas”. En esa oportunidad la demanda señalaba que la exjueza mantenía a Belkis Abreu casi que en situación de esclavitud, desempeñándose como trabajadora doméstica y apenas le pagaba 40 euros mensuales, pero además le mantenía retenido su pasaporte. ¿Hay algo más? En los bajos fondos del chavismo se dice que Glorimar Soto está muy vinculada, pero muy vinculada con el magistrado del TSJ, Calixto Ortega. Ahora bien, luego de todas estas explicaciones ella está siendo impulsada para regresar al poder judicial zuliano y una vez la designen de nuevo como jueza superior, la ascenderían rápidamente a Jueza Rectora. En la jugada no solo está Calixto, sino que al parecer también participa Francisco Arias Cárdenas. ¿Por qué golpear a Vanderlella? Al parecer todo forma parte de las acciones contra Omar Prieto. Pero además la jefatura máxima del Poder Judicial en el Zulia es una especie de “Oficina Judicial de Recaudación”, ya que ahí se les pone precio a la mayoría de las sentencias que se dictan en los tribunales. Hay demasiado, pero demasiado dinero en juego. Hay quienes estiman que el movimiento de dinero mensual podría oscilar entre los 700 mil y el millón de dólares mensuales, dependiendo de cuán productivo estén las semanas. Incluso en un mes muy bueno, “recaudan” más de un millón de “pelucas californianas”. Una de las conclusiones que saltan a la vista es que es tanta la podredumbre que hay en los tribunales del Zulia, que para sustituir a “Bandolera” deben traer a alguien que está fuera de dicho entorno. No tengo dudas acerca de la imperiosa necesidad de sacar a la jueza rectora actual, pero la señora Soto no es la solución. Hay unos cuántos en el entorno de Soto que ya se les está cayendo la baba pensando en los negocios que podrían hacer. Un detallito que se me pasaba por alto y es cómo puede justificar la señora Glorimar la propiedad en España, ya que Somosaguas es una de las zonas residenciales más exclusivas y costosas no solo de Madrid, sino de toda Europa. ¿De dónde salió el dinero para comprar esa casa? Al cierre de esta columna, me dicen que el papá de la susodicha, quien también fue juez, llegó a Maracaibo para fortalecer las gestiones a fin de que se concrete el plan y que ella llegue a ser Jueza Rectora. Esperemos los próximos movimientos en la conspiración.

ROSALES. Cómo era normal los “creyentes” de Manuel Rosales descalificaron mi comentario de hace dos semanas, en el cual afirmé que no son reales las supuestas fortalezas absolutas de MR en unas primarias de la oposición. Pero como eso no me hace ni coquito, ampliaré el análisis. No niego que Manuel es una referencia política en el Zulia y que ganó muy bien las elecciones del 21N. Pero tampoco puedo negar que no solo ganó por el recall de su pasado como gobernante, sino que logró capitalizar el voto contra Omar Prieto. Incluso hay analistas que hablan en privado, que Rosales solo pudo ganar porque la gestión de Omar Prieto fue terrible y no porque de verdad siga siendo el tótem de la política zuliana. Uno de ellos me dijo: “Rosales era el menos malo y perverso”. Tal como lo mencioné en mi pasada columna, algunos “creyentes” de Rosales intentan hacer ver que el resultado del 21N puede extrapolarse a nivel nacional y eso es falso. Una cosa es el Zulia y otra el resto del país. Esa diferenciación no es nueva y más bien forma parte de las particularidades de la política nacional. ¿Cuántos presidentes han nacido en el Zulia? Ni uno solo. Si por ganar en un estado en manos del chavismo, ese dirigente puede ser candidato presidencial y ganar unas elecciones, entonces el actual gobernador de Barinas, Sergio Garrido, también es un presidenciable y no lo es. Rosales como buen zorro de la política ha puesto en marcha la estrategia para vender humo con su nombre en unas primarias. Él, como cualquier otro, tiene oportunidad, pero es falso que tiene la mejor posición para ganar. Y mucho menos tendrá oportunidad si en dichas primarias participan candidatos con una imagen más fresca, sin rabo de paja y que no generen dudas razonables. No soy seguidor de Maria Corina Machado y más bien siempre he estado en parcial desacuerdo con su estilo y a veces con su discurso, pero Rosales no podría ganarle a ella en unas primarias abiertas, limpias y transparentes. Incluso, algunos dirigentes de UNT están dejando colar la especie de que Rosales sería el candidato de consenso del G4 y no veo, por ejemplo, a Primero Justicia en un plan como ese. No dudo que Henry Ramos se adhiera a Rosales y hasta la porción de Voluntad Popular que maneja Leopoldo López podría apoyarlo, pero no tendría ese consenso del cual hablan. Fuera de las fronteras del Zulia, Rosales no tiene mucha ascendencia y además genera dudas razonables. En mi humilde criterio, Rosales no tiene la primera opción en unas primarias abiertas, aunque por el camino que va el G4 en sus acciones, podrían no ser ni abiertas, ni limpias, sino hechas a la medida de los intereses del nefasto cogollo. Pero no solo son factores externos que afectan a Rosales, sino también personales. De acuerdo con la información que recibo de su primer anillo, pareciera que ya se ve con la banda presidencial y está más engreído y prepotente que nunca. Uno de los amigos con quien hablé del tema lo calificó con una idea muy clara: “Está por las nubes, cree que es un ser supremo. A veces pienso que considera que Dios está por debajo él. Si sigue así terminará acelerando la pérdida de su capital político”. Esto reafirma mi tesis de que Rosales no tiene la primera opción en unas primarias, aunque no deja de tener chance.

TERCERA VÍA. En el marco de las primarias que pretende organizar el G4 usando a la Plataforma Unitaria como figura pública, solo se habla por los momentos de los precandidatos más naturales como Manuel Rosales, Juan Guaidó y Henry Ramos Allup, a la espera de la decisión que tome Primero Justicia. Mientras que entre la disidencia del G4 se menciona a María Corina Machado, pero además Nicmer Evans quien también anunció su aspiración. Sin embargo, hay otra precandidatura que se está conformando sin mucha bulla, pero a pasos firmes. ¿Quién es el precandidato? Se trata de César Pérez Vivas, quien fue Gobernador del estado Táchira y reapareció en el ambiente político nacional, al formar parte del Movimiento Venezolanos por el Revocatorio (MOVER). Recordemos que Pérez Vivas viene de Copei y, aparentemente, está logrando captar el apoyo de la llamada “democracia cristiana fundacional” donde resaltan nombres como Humberto Calderón Berti, Ramón Guillermo Aveledo, Oswaldo Álvarez Paz, Julio César Moreno, Gehard Cartay y Sergio Urdaneta entre otros. Me cuentan que esta “democracia cristiana fundacional” no quiso involucrarse en el largo conflicto interno en Copei. No están con el Copei chavista donde sí está Eduardo Fernández, ni tampoco con el grupo de Roberto Enríquez. Me aseguran que CPV todas las semanas está visitando diversas ciudades, reuniéndose con sectores políticos y sociales y sumando apoyo como una posible opción ante las pretensiones de los precandidatos del G4. Hasta ahora la idea es competir en las primarias diferenciando su oferta a la de los partidos que se han “adueñado” de la conducción opositora. Por otra parte, la información que me entregan es que están muy cerca de la corriente de María Machado, por lo que no descartan una posible alianza con la precandidata de Vente Venezuela. ¿A dónde llegará la aspiración de Pérez Vivas y su grupo? En la Venezuela actual llena de desconfianza hacia la mayoría de los liderazgos opositores, cualquier cosa puede pasar.

¿SEPARACIÓN? Parece que la luna de miel de Manuel Rosales con Maduro está llegando a su final. Aunque pareciera un asunto de poco valor, resulta que la petición de interpelación de MR en el Consejo Legislativo, para conocer el destino de los US$300.000 que le entregó el régimen chavista para atender la emergencia en el Sur del Lago, no es un capricho del PSUV en el Zulia. Es una orden que recibieron desde Caracas. La solicitud de interpelación fue diferida en su primera discusión en el CLEZ y aparentemente se tocará de nuevo en la sesión de la semana próxima. Para ese día, el PSUV armará un show para que el CLEZ apruebe la interpelación de Rosales e incluso van a convocar a los medios de comunicación. Muchas he dicho que el doble juego de Manuel era peligroso y tarde o temprano uno de los dos conejos se le iba a quemar.

ARDE LA CASITA. Las cosas en Un Nuevo Tiempo en el Zulia, pero especialmente en Maracaibo, siguen muy mal. La jugada que hizo Manuel Rosales de designar una comisión para generar consensos en las parroquias resultó un fiasco, porque encargó a Zulay Medina y Nora Bracho de esa tarea y ninguna de las dos conoce la palabra consenso, sino que se manejan desde la imposición de acuerdo con sus intereses. ¿Qué ha ocurrido? Pues que en la mayoría de las parroquias de Maracaibo hay graves conflictos porque hay entre 2-3 planchas y las señoras arriba mencionadas pretenden favorecer a los de su grupo, afectando a sus adversarios. Eso ha terminado en reuniones muy tensas y hasta en conatos de pelea. Por otro lado, ambas persisten en su estrategia de ofrecer teléfonos y ayudas económicas, a fin de conseguir apoyo para sus decisiones a lo interno de UNT. Rosales no termina de entender el daño que Nora le hace al partido.

CONDICIONES. En la pasada emisión de #CONTRASTES conversé con el dirigente nacional de Vente Venezuela, Omar González Moreno, quien facilitó detalles interesantes de la reunión que él y Henry Alviarez, como representantes de ese partido, sostuvieron con Omar Barboza, secretario ejecutivo de la Plataforma Unitaria. Hizo mucho hincapié en las condiciones que ellos proponen para unas primarias inclusivas y transparentes: 1) Nada de apoyo del CNE, ni del Plan República, 2) Revisión ampliada del reglamento de las primarias, 3) Designar una comisión organizadora y 4) que se haga en dos etapas siendo la primera la elección popular de la dirección política de la oposición y luego la selección del candidato presidencial. VEA EL PROGRAMA AQUÍ: https://youtu.be/uusI2xQbSko.

Comment here

A %d blogueros les gusta esto: