Caiga-Quien-Caiga-Tu-fuente-de-noticias
#NoticiaOpinión

Verdades y Rumores Por Darwin Chávez| El gobierno interino, Juan Guaidó y Leopoldo López: Del auge al naufragio

INTERINATO (I). El final de la presidencia encargada de Juan Guaidó y del gobierno interino estaba sentenciado desde finales del 2020. No ocurrió antes sencillamente porque Guaidó, Leopoldo López y Voluntad Popular pudieron sortear las dificultades manteniendo el apoyo “crematístico” de Acción Democrática y Un Nuevo Tiempo, ante las intenciones de Primero Justicia. Esta no es historia nueva y pueden revisarla en varias de mis columnas de finales de ese año. Para aquel momento los efectos de fracasos como el 30A, la operación “Gedeón” y la acumulación de escándalos habían hecho mella y la esperanza y confianza del pueblo comenzaba a decaer velozmente. No había capacidad de convocatoria y los eventos ya eran en “íntimo”. En aquel entonces ya se hablaba de la necesidad de entregar el manejo de los activos y recursos en el exterior a alguna figura que garantizara honestidad y transparencia, ante el festín que estaba en marcha y que ahora deja las secuelas que muchos visualizamos desde entonces. Ahora bien, durante el breve receso en la publicación de esta columna, recibí muchos mensajes de amigos y lectores quienes me interrogaban sobre mi posición ante la eliminación del interinato. A todos les dije lo mismo: “Estoy de acuerdo con el fondo, más no con la forma”. ¿Cómo se traduce eso? Tal como lo he dicho en múltiples ocasiones, la figura del gobierno interino presentaba tal nivel de desgaste, deshonestidad y desconfianza que ya no valía la pena mantenerla. Lo mismo ocurrió con Guaidó, quien se fue diluyendo con el paso de los meses y la falta de resultados positivos, hasta el punto de que la mayoría de las encuestas tiene más rechazo que Maduro. El fracaso es tan evidente que había que dar un verdadero giro en la estrategia, pero al final tomaron una decisión “gatopardiana” para hacer creer que todo cambia, cuando en realidad no hay ningún cambio más allá de sacar del juego a Guaidó, Leopoldo y a VP; mientras que adecosrosalistas y justicieros tienen el control de todo. En mi humilde criterio y sin ser abogado, como los connotados constitucionalistas que salieron a defender la vigencia del interinato, lo que procedía era una reforma del Estatuto para la Transición a objeto de eliminar el interinato y designar una comisión de venezolanos notables, quienes tendrían la responsabilidad de administrar con honestidad y transparencia los activos y recursos del país en el exterior, muy lejos del control y las influencias del G4. En paralelo, también admití que al final cualquier propuesta que girara en torno a quitar al G4 el poder y el dinero no iba a prosperar, ya que eso atentaría contra la voracidad financiera de sus líderes. Al final imperaron los intereses del G3 y estos partidos se quedaron con el control del dinero y el poder, mientras sacaron del juego a Voluntad Popular y especialmente a Leopoldo López, quien ha sido el principal beneficiario económico y político de los cuatro años que duró la orgía de poder y dinero, en la medida que mantuvo el férreo control sobre Guaidó y lo usó para alcanzar sus ambiciones muy personales, pero eso lo trato en la segunda parte de este análisis. Como era de esperarse, porque no son mochos y mucho menos pendejos, Guaidó, Leopoldo, Voluntad Popular y todos los restantes que disfrutaron del poder y sus beneficios por 48 meses, ante la amenaza de la desaparición del interinato, emprendieron una feroz campaña para desacreditar la decisión que ya estaba cocinada entre los partidos AD, UNT y PJ. Pusieron a funcionar su aparato comunicacional y a sus aliados en diferentes instancias, sobre todo jurídicas, para intentar hacer ver que eso era un error que ponía en riesgo los activos y recursos en el exterior. Lo risible es que el discurso se centraba, con diferentes matices, en la supuesta defensa de los intereses del país cuando la verdad es que los estaban despojando de la “teta”. Lo que estaba en juego era mucho protagonismo y dinero, pero al final los dejaron sin nada, aunque repito no comparto la forma como se eliminó la figura del gobierno interino. La desesperación era tan grande que el mismo Guaidó decidió unilateralmente suspender la sesión de la segunda discusión, tratando de ganar tiempo, pero al final volvió a fracasar como ha sido su marca distintiva desde hace muchos meses. Hasta intentaron vender la idea de que la intención de eliminar el interinato no contaba con el apoyo de la comunidad internacional, en especial de Estados Unidos, cuyo silencio era muy notorio. El gobierno de Joe Biden se mantuvo al margen, aunque desde la trastienda ya habían avalado la acción del G3. ¿Por qué el silencio de los gringos?  Porque no debían aparecer como directos involucrados ya que siempre deben guardar las formas, pero evidentemente ya había aprobado la decisión final. La sentencia estaba dictada y se ejecutó. Los dolientes y plañideras son muchos, pero especialmente Juan Guaidó y Leopoldo.

MENSAJE. El primero de enero la precandidata presidencial, María Corina Machado, difundió un interesante mensaje al país. No se trató del simple discurso optimista de cualquier político, sino un mensaje con buen tono, puesta en escena y además contundente en torno a lo que se vive en Venezuela y lo que hay que hacer para rescatar el país. Comienzo con la puesta en escena pues en política no solo hay que analizar el qué, quién y cómo se dice, sino también desde dónde se dice. El video fue grabado en lo que parece el living de su hogar, sin lujos y dando sentido de familiaridad. Pero, además, estaba vestida con colores pasteles que reducen la tensión y rigidez que transmite el negro que siempre estuvo muy presente en sus mensajes. Adicionalmente, se evidencia a una María Corina con gestos blandos, cercanos y empáticos, lo que contrasta con aquellas posturas fuertes del pasado. El tono de sus palabras fue pausado, cercano, motivador y directo a cada persona. Toda la puesta en escena implica un cambio radical que es importante para empatizar, acercarse al ciudadano y generar esperanza. Ahora hablemos del contenido de su discurso que estuvo centrado en la necesidad de “concretar la tarea y tomar el relevo”, no solo de la dirección de la lucha sino también de una Venezuela que no se arregló como pretende vender el chavismo. Un aspecto interesante es que asegura que los venezolanos estamos preparados físicamente (habla de la “pela” que es un término muy coloquial y de amplio uso), intelectualmente ya que conocemos al régimen y podemos anticiparnos y además emocionalmente ante todo lo que el chavismo le ha quitado al pueblo. Hay una parte de su mensaje que es pertinente resaltar ya que menciona que esta es una lucha entre “el bien y el mal”, o sea que no la visualiza entre socialismo y/o revolución versus democracia, sino que aparta las distinciones ideológicas y eso también apunta al voto blando del oficialismo que se siente defraudado y maltratado. Inclusive habla de traiciones, cómplices y derrotados a quienes hay que desplazar de la lucha por la libertad de Venezuela, señalando directamente a quienes se sienten cómodos siendo oposición mientras la mayoría del país sufre e intenta sobrevivir. Pero no solo se queda en la crítica, sino que habla de la Venezuela ideal donde haya orden y justicia, donde el “malandro” vaya preso, donde los venezolanos tengan plata que si valga en sus bolsillos (no devaluada) y que haya sido ganada honestamente (sin robar). En este punto apela a la emocionalidad al mencionar a “la familia unida y en el país”, apuntando a los sentimientos de las familias que han sido separadas por la migración forzada. Finalmente, habla de una oportunidad real de cambio, llamando a combatir las campañas de desmoralización del régimen, a participar y hasta presionar a la Comisión Nacional de Primarias para que el proceso sea manual y recalca que “somos una mayoría arrolladora”. Es muy evidente que hay un cambio positivo en la estrategia, el discurso, las acciones y los detalles en torno a María Corina Machado. Su mensaje no solo coincidió con el nuevo año, sino con el decadente show de la oposición liderada por el G4, que estaba en plena rebatiña por el dinero y el poder del gobierno interino. Creo que la señora Machado va por buen camino en su objetivo de ser candidata presidencial de unidad. ¿Qué opina usted estimado lector? 

EL MARITE. Algo muy grave ocurrió en el Retén El Marite de Maracaibo el pasado 12 de diciembre. Me hablan de una masacre a raíz de un sangriento enfrentamiento entre bandas rivales. Lo extraño es que lo único que se supo es que un grupo de reclusos secuestró a la directora, el subdirector y los custodios. Sin embargo, la versión “no oficial” que recibí me habla de una verdadera masacre que generó más de 26 fallecidos, no solo a raíz de las disputas internas sino también por la operación de la GNB para recuperar el control. Al parecer la única información dada a los familiares, es que muchos reclusos fueron trasladados a El Dorado donde no hay comunicación. Nadie admite los muertos. A raíz de estos hechos violentos hubo un cambio en la dirección del penal, pero el nuevo director llegó con una enorme voracidad por el dinero y estableció un tarifario que deben pagar los reclusos que quieran ciertos privilegios: uso de teléfono $30 mensual, alquiler de teléfono $35+el consumo, uso de ventilador $20 mensuales, recibir alimentos a diario sin que el vianda sea revisado $10 mensuales, habitación para visita conyugal con pareja $100/hora y habitación para visita sexual con prepago $500/hora.

UNT. Consulté y consulté repetidamente a varios dirigentes de Un Nuevo Tiempo en el Zulia, que se sabe sobre la nueva integración de la dirección regional y la respuesta casi al unísono fue: “Nada, pues eso solo lo sabe Manuel y presumimos que el misterio se develará cuando regrese al país el 18 de enero”. Rosales no cambia y sigue actuando fiel a su estilo.

PURO SHOW. Conversé con varios ex integrantes de Voluntad Popular Internacional en los Estados Unidos, quienes denunciaron que el embajador del interinato en esa nación, Carlos Vecchio, fue puro show y declaraciones, pero al final su gestión resultó en un total fracaso. Solo se dedicó, según los denunciantes, a disfrutar de los US$20.000 mensuales por asignación, pero no movió un dedo para ayudar a los miles de venezolanos que residen legal e ilegalmente en EEUU. A partir de lo explicado puedo llegar a la conclusión de que el señor Vecchio fue tan negligente, que ni siquiera aprovechó la labor de los venezolanos que recuperaron con su dinero, contribuciones y el apoyo privado los consulados en varias ciudades. Nunca los pusieron en funcionamiento para atender a los migrantes, alegando cuestiones de presupuesto. Lo que sí quiso Vecchio fue designar a dedo a los cónsules, sin respetar la opinión de quienes habían hecho el trabajo en cada una de esas ciudades. Al final la estructura de VP Internacional se desmanteló ante la ineficacia del embajador de Guaidó en Washington. Pura pinta y discurso se volvió Carlos Vecchio.

CAMBIOS. Me hablan de varios cambios importantes en el gabinete municipal del alcalde de Maracaibo, Rafael Ramírez. Estas modificaciones son normales en toda gestión a partir de la evaluación del desempeño de los altos funcionarios. En la Alcaldía de Maracaibo hay varios directores que no han dado la talla y deben ser sacados. Mientras que hay otros con demasiado ruido a su alrededor y quienes hasta se creen dueños de los cargos. Esperemos los anuncios formales o “informales”.

RENDIR CUENTAS. Ya que el gobierno interino es una caja negra de cuyos manejos administrativos nadie rinde cuentas, los venezolanos tenemos que exigir que se nos informe dónde se gastó el dinero que manejaron durante 48 meses. En ese sentido un grupo de venezolanos destacados encabezados por Antonio Ledezma, Humberto Calderón Berti, Tamara Suju, Juan Fernández, Carlos Ortega, Enrique Aristeguieta Gramcko y Miguel Henrique Otero, entre otros envió una carta al Secretario de Estado de EEUU, Anthony John Blinken, con el fin de solicitar la información acerca de las instituciones públicas y privadas que gestionaron y administraron dichos fondos, puede contribuir de forma sustancial en los procesos de integración de la población migrante en los distintos Estados de acogida, así como en la direccionalidad de las rutas de atención internas y externas de la población vulnerable. Por otra parte, tal información, también contribuye a reforzar la transparencia de gestión, y la eficiencia de los programas y oferta institucional dedicada a la población con necesidades de atención”. Pero ¿a qué dinero hacen referencia? Se trata de los 2.300 millones de dólares en asistencia humanitaria a los que hizo referencia el vocero de la Casa Blanca, Ned Price, en su declaración del 3 de enero del 2023. Según el señor Price el dinero se entregó con el fin de atender las necesidades de los venezolanos obligados a huir por toda la región, lo que además fue agradecido por los firmantes de la comunicación. Añade la misiva: “Solicitamos se nos informe, cuales fueron los entes estatales, organismos regionales o multilaterales, u organizaciones no gubernamentales que recibieron fondos destinados a la asistencia humanitaria de migrantes y población venezolana, donados por Estados Unidos y el monto destinado a cada uno de estos”. Estoy 100% de acuerdo con esta solicitud para conocer quiénes manejaron tal cantidad de dinero, porque el argumento que siempre usó el gobierno interino y sus embajadores era que no tenían dinero para atender a los migrantes venezolanos.

INTERINATO (yII). Sin duda que hay luto cerrado entre quienes perdieron mucho dinero y poder, mientras en el G3 celebran no solo que ahora tienen el control de todo, sino que además le propinaron un duro golpe económico y político a Leopoldo, quien sigue creyendo que nació ungido por Dios para ser Presidente de la República. ¿Por qué fracasó Guaidó? Lo evidente es que no pudo con la responsabilidad que asumió en enero del 2019. Le faltó “burdel político” y sobre todo nunca pudo o quiso desligarse del control que sobre él ejerce Leopoldo López, quien seguramente pretenderá usarlo ahora en su venganza contra el G3 en el marco de las primarias, si es que finalmente este proceso se realiza. Hagamos un poco de historia. Es verdad que Guaidó emergió como la esperanza en medio de un momento muy complejo para la oposición, con una nación devastada y desesperanzada, pero además con un alto porcentaje de sus habitantes en huida hacia otros países. Fue de tal magnitud la esperanza que generó Guaidó, que hasta nos creímos el relato de la presunta constitucionalidad del interinato sobre lo cual ahora tengo serias dudas. La fe de aferrarnos a una oportunidad nos hizo creer en el primer año y medio todos los cuentos que se inventaron. Esa fe se convirtió a la larga en una nueva decepción porque los mantras se fueron acumulando y Maduro seguía en el poder, mientras la clase política encarnada en el G4 se sentía muy cómoda siendo oposición. Hay quienes dicen que Guaidó les puso el pecho a las balas sobre lo cual también tengo dudas ya que esa afirmación difiere con la realidad. Si somos realistas aparte de la vigilancia del SEBIN, de los 2-3 supuestos intentos de detenerlo, de algunos jalones de pelo y aquel zapato que perdió, no hubo mayores intentos por parte del chavismo de ponerle los ganchos. Creo más bien que Guaidó y muchos les pusieron el pecho fue a los dólares y de ahí la vida de ricos que se han dado en 48 meses. Se diluyó tanto, que el gobierno de Estados Unidos lo marginó y la mejor demostración es que fue el único que salió a criticar aquella reunión entre los enviados de Biden y Maduro en Caracas. Eso indica que nunca le informaron de esos encuentros y quedó como un desinformado, por no decir otra cosa. Guaidó ahora no solo pierde dinero y poder, sino protagonismo en su afán de ser el candidato presidencial de unidad. La presidencia interina lo sostenía ante la opinión pública, pero seguramente poco a poco irá desapareciendo y quedará como un mal recuerdo. El otro gran, pero gran responsable es Leopoldo López quien se “vivió”, por no decir chuleó, con furia los 48 meses de poder, dinero y derroche. No hay que olvidar que por su empeño de jugar adelantado montó la aventura del 30A, abortando todo el plan del 1ro de mayo y que había sido diseñado y construido para dar paso a la transición. Tampoco hay que olvidar que Leopoldo fue el cerebro de la fallida operación “Gedeón”, aunque luego fiel a su estilo se hizo el pendejo y negó cualquier participación. No hay que olvidar que aprovechó su posición en el interinato y a su primo el bolichico, Leopoldo Alejandro Betancourt López, para negociar su huida de Venezuela. Mucho menos hay que olvidar que él y su entorno, hasta familiar, fueron parte del desastre de Monómeros. Tampoco hay que olvidar que sin tener oficio y trabajo conocido vive a todo trapo con su familia en Madrid. Leopoldo era quien movía realmente los hilos del poder y usaba a la marioneta de Guaidó para alcanzar sus objetivos, tanto políticos como financieros. Ahora bien, luego del duro golpe que recibió vale la pena preguntarse qué está planeando López como venganza contra el “atrevimiento” del G3. ¿Se jugará todas sus cartas impulsando a Guaidó en las primarias o apoyará a un aspirante alternativo? Lo único cierto hasta ahora es que no se quedará de brazos cruzados. Vale la pena mencionar, que entre los muchos que están en duelo porque les quitaron la “teta”, hay varios colegas periodistas y medios de comunicación que recibieron enormes asignaciones en dólares para acompañar la comparsa. En conclusión, ratifico que estoy de acuerdo con el fondo de la eliminación del interinato, pero no con la forma escogida por el G3. Antes que lo olvide, algunos me preguntan qué pienso de la designación de tres damas para liderar lo que queda de la AN2015 y solo digo que el problema no es ese, porque ellas solo acatan órdenes de sus jefes políticos. Ellas, con todo el respeto que me merecen, son unos simples jarrones chinos. A quien hay que prestar mucha atención es a Henry Ramos Allup, Manuel Rosales y Julio Borges que son los que mueven los hilos.

DE GIRA. El amigo precandidato presidencial de la Concertación Ciudadana y del Partido Centro Democrático, César Pérez Vivas, no cree en vacaciones o días festivos y desde la primera semana de enero está de gira por el país llevando su mensaje. Tal como lo he dicho en muchas ocasiones, César es el único aspirante presidencial que más allá de los micrófonos y las ruedas de prensa, está realmente tocando a los venezolanos de todas las clases sociales, pero sobre todo a los olvidados de las clases populares que sobreviven en medio de enormes carencias y que solo existen para el G4 en sus discursos, pero no en sus acciones. Con cada una de sus giras, el amigo Pérez Vivas aumenta su visibilidad y nivel de conocimiento de cara a su participación en las primarias presidenciales en la oposición.

AGUILAS (I). Nunca en esta columna he hablado de los problemas que rodean a las Águilas del Zulia. No soy periodista deportivo especializado, pero si fanático de los deportes y sobre todo seguidor de nuestro equipo de béisbol desde que tengo uso de razón. Pero ante el nuevo fracaso en la temporada 2022-2023, dos amigos con quien comparto la misma afición me convencieron de indagar qué está ocurriendo con el equipo. En esta primera parte del comentario, ya que estoy recopilando información sobre lo que sucede, daré mi apreciación sobre el rendimiento del conjunto rapaz. Por tercera temporada consecutiva no logran clasificar y cada vez la actuación y rendimiento del equipo va de mal en peor. Usted dirá que eso es normal en el deporte y es real, pero también es verdad que las gerencias deben hacer su máximo esfuerzo por presentar el mejor equipo posible y eso no se evidencia en la gestión de los Machado al frente de las Águilas del Zulia. También es real que hay situaciones que se escapan de sus manos cómo, por ejemplo, las limitaciones de las divisas de MLB a sus jugadores de ligas menores y el desempeño de los importados. Lo que sí es responsabilidad de la gerencia es que deben tener capacidad para tomar decisiones y traer nuevos jugadores a tiempo y no cuando el mal está hecho. La temporada 2022-2023 no pintó bien desde el comienzo a pesar de los pomposos anuncios, algunos de ellos que más bien fueron un engaño porque se sabía que había jugadores que no iban a pisar el terreno del Luis Aparicio, como es el caso de Freddy Galvis y José Pirela quienes juegan en Japón y Corea. Además, en el caso del “águila negra” él está o estaba negociando una extensión de su contrato. Asimismo, anunciaron que Carlos González y Ernesto Mejía estaban dispuestos a jugar, lo que claramente no era verdad porque ambos están prácticamente retirados del béisbol. Solo acertaron con las incorporaciones de Ender Inciarte, Salvador Pérez y Rougned Odor quien anunció el 17/11 que en 4-5 días estaría listo para jugar, pero, por alguna razón que nadie aclaró, apenas debutó el 15/12 o sea casi un mes después de su aparición por el estadio. Cuando Odor y Salvador comenzaron a jugar ya no había nada que hacer. En relación con los importados, la cosa pintaba muy mal porque apenas comenzaron con 4 de 5 cupos llenos y ni siquiera estaban en Venezuela cuando se dio la voz de play. Con la excepción de Nico Hulsizer y en parte con Porfirio López, los demás refuerzos fueron un “paquete”. En este punto la gerencia se movió lentamente y muy mal, lo que contrasta con otros equipos que si actuaron a tiempo. Desde mi óptica, de aficionado y no experto, desde la derrota del Día de la Chinita el equipo cayó en picada y se notaba desde la distancia que algo ocurría internamente. Nunca enderezaron el rumbo y tristemente nadie de la gerencia ha dado la cara. Y saben algo más, parece que a pocos les importa el tema. Ya ni en las redes sociales hay reclamos de los fanáticos y además nadie en el periodismo deportivo zuliano, menguado por la migración, levanta su voz crítica. ¿Qué ocurre con las Águilas del Zulia? ¿Es un problema de capacidad, de dinero o de intereses más allá de lo deportivo? ¿Es culpa de Luis Rodolfo Machado, César Suárez, Luis Amaro o de quién más? En las próximas columnas ahondaré en el tema. Ofrezco mis disculpas si en el comentario hay alguna imprecisión, pero les recuerdo que no soy periodista deportivo. Quien desee aportar información puede hacerlo al correo: verdadesyrumores@gmail.com.

MALA PAGA. Las quejas entre los proveedores y contratistas de la Gobernación del Zulia son muy graves y acusan a Manuel Rosales de haber salido de vacaciones, pero sin pagar la mayoría de las deudas. No solo es que le debe a las empresas que le prestan servicios, venden insumos y ejecutan obras; sino que supuestamente tampoco les pagó a los grupos musicales que se presentaron en la Feria de la Chinita. Uno de los afectados me dijo: “Solo les saca dinero a sus hijos Carlos y Manuel Alejandro (El Bebo), sus dos testaferros más grandes Juan y Rubén Barboza, además de Henry Ramones, ese al que llaman ‘La Morsa’ o algo así”.

VACACIONES. Desde Voluntad Popular Zulia me escriben escandalizados por las costosas vacaciones de Raúl Ramírez, coordinador de organización estadal de VP en el estado: “Hermano, mientras a la dirigencia en general les dicen siempre que no hay recursos y la mayoría pasó unas navidades de terror, Raúl se fue a España a disfrutar de unas largas y costosas vacaciones. Nadie le quita que cada persona necesita de un período de descanso, pero el problema es de dónde financió su viaje porque su trabajo es político y no tiene fuente de ingresos legales conocida. No solo es que disfrutó de sus vacaciones, sino que se pavoneó en sus redes sociales y eso es una burla con los dirigentes que apenas sobreviven”. Sin nada más que agregar, continuemos.

PSUV. Aunque en diciembre circuló la supuesta nueva integración del equipo político regional del PSUV en el Zulia, aun no hay anuncios formales ya que hay serios retrasos en la dirección nacional que toma las decisiones finales. No es un retardo exclusivo para el Zulia, sino que el problema ocurre en todo el país. Se presume que el 15 de enero habrá un anuncio formal. Por cierto, me llamó la atención que Omar Prieto apenas aparecía como enlace para el municipio San Francisco. Esperemos la oficialización para el respectivo análisis.

ESCÁNDALO. Hay tremendo escándalo en el partido Un Nuevo Tiempo en el Zulia, porque parte de la estructura de la parroquia Juana de Ávila I fue denunciada ante la Intendencia Municipal por acoso laboral. Los denunciantes son dos médicos, un enfermero y la administradora del Ambulatorio La Candelaria de la urbanización San Jacinto. ¿Quiénes son los denunciados? Pues me hablan de Alexander Ávila, Janet Colmenares, Víctor Landaeta y Eveling Ferreira. El problema amenazaba con escalar a la Fiscalía, pero la intervención de Nora Bracho lo frenó y evitó males mayores. Me cuentan que Manuel Rosales no sabe nada. ¿Será verdad que MR no sabe nada?

SIN CHISTAR. Manuel Rosales decidió que Iraida Josefina repitiera en la presidencia del Consejo Legislativo del estado Zulia (CLEZ) y el resto de los legisladores de Un Nuevo Tiempo, a pesar de sus aspiraciones, aceptaron sin chistar. Luego no se quejen de los entuertos que deja Iraida Josefina. Por cierto, ¿devolvió el dinero o cuadró las cuentas del hueco que tenía en el presupuesto del CLEZ?

#CONTRASTES. El próximo lunes 16 inicia el ciclo 2023 del programa #CONTRASTES y estaré conversando con el politólogo y consultor político, Jesús Castillo Molleda, sobre las primarias, elecciones presidenciales, unidad en la oposición y su evaluación de la gestión de los gobernantes opositores en el Zulia. SUSCRÍBETE A NUESTRO CANAL DE YOUTUBEhttp://ow.ly/eQIH50AyZg4.

Comment here

A %d blogueros les gusta esto: