Caiga-Quien-Caiga-Tu-fuente-de-noticias
#NoticiaRegiones

Zulia: Rosales y Fedecámaras evalúan ideas para el relanzamiento del Zulia

Maracaibo, 25 de octubre de 2021 | Prensa Manuel Rosales

Empresarios de los distintos sectores del Zulia agrupados en Fedecámaras se reunieron hoy lunes 25 de octubre con el candidato unitario a la gobernación, Manuel Rosales, para presentarle los principales problemas que enfrentan a diario y, sobre todo, las propuestas para atacarlos.

Alex Balza, presidente encargado de Fedecámaras Zulia, fue el encargado de abrir el encuentro de trabajo. Fue muy claro con Rosales al precisarle que en la región hay situaciones urgentes que resolver, pero también muchas que liderizar por la cuota de responsabilidad que tienen. “Los empresarios del estado tenemos una responsabilidad y la vamos a cumplir. Cuando usted llegue a la gobernación contará con un sector empresarial comprometido en ayudar a transformar la situación que hoy estamos viviendo”, aseguró.

Entre los problemas más urgentes a resolver en el corto plazo resaltan la precariedad del transporte público, la necesidad de contar con organismos de seguridad en los que confiar, estabilizar el sistema eléctrico, atender los servicios públicos y retomar el liderazgo del occidente del país en el tema del puerto y del aeropuerto. “Es insólito que estemos haciendo importaciones y exportaciones por Puerto Cabello porque aquí en el Zulia nos ponen todas las trabas del mundo. Si queremos mejorar el intercambio comercial necesitamos ofrecer buenas condiciones”, aseveró Balza.

El encuentro contó también con la asistencia vía Zoom de Enzio Angelini, presidente de Fedecámaras Zulia; mientras que en salón estaban presentes Paúl Márquez, presidente de Fegalago; César Parla, presidente de la Cámara Petrolera; Nembran Fuenmayor, representante de Fedecámaras; Michele Francois, presidente de la Cámara de Comercio; Gerardo Ávila, segundo vicepresidente de Fedecámaras; Henry Pérez, presidente de la Cámara de Industriales; Damiana Villalobos, representante de la UCEZ y el sector de funerarias; y María Marachli, presidenta de Azipla.

Michele Francois, de la Cámara de Comercio, fue enfático al señalar que el descalabro que vive la región zuliana a todo nivel es muy grave, peor que el resto del país. Indicó que la caída de la economía regional supera las estimaciones nacionales que se ubican en 83%. “Sin reactivación petrolera y con un sector ganadero tan golpeado, toda la actividad comercial e industrial se resiente”, señaló.

Indicó que desde el sector comercio aspiran que los servicios públicos funcionen, lo que permitiría que el poco dinero que hay en la economía pueda circular y la gente haga sus compras. “Se ven muchos negocios que están reabriendo y da la impresión que la economía está mejorando, pero no es así. El hecho de que haya empresarios que estén tomando riesgos no significa que se esté reactivando la economía, por el contrario, está muy lenta”.

Coincidió con el presidente encargado de Fedecámaras en lo que a la urgencia de reactivar la red de buses se refiere. Propuso, en nombre de sus agremiados que desde el Ejecutivo regional y local se debe buscar la vía para ofrecer alguna concesión a privados y, de la mano con el Imtcuma, establecer equitativamente los precios.

Estabilidad eléctrica, clamor generalizado

Paúl Márquez, presidente de Fegalago, solicitó en nombre de todos los productores, empresarios, industriales, comerciantes y ciudadanos la estabilización del sistema eléctrico en la región. Recordó que el Zulia siempre ha sido potencia en petróleo y en ganadería, convirtiéndose ésta última en la bandera principal del estado ante la debacle de PDVSA. No obstante, el deterioro de los servicios públicos impide el desarrollo de la referida actividad. “Para enfriar leche necesitamos obligatoriamente electricidad y como eso hasta ahora ha sido imposible, los productores se han visto en la obligación de cambiarse de rubro, saturando el mercado con las consecuencias económicas que eso implica. Estabilizar el sistema eléctrico es fundamental para levantar la producción y poder seguir manteniendo medianamente la despensa nacional”, aseveró.

Para Henry Pérez, presidente de la Cámara de Industriales, la deficiencia que existe en los servicios públicos los hace ineficientes. Los costos de producción son muchos más altos de los que deberían ser y en consecuencia son pocos competitivos y susceptibles a la competencia de productos importados que entran con ventajas por encima de los productos locales.

Indicó que adicionalmente el país se consume en medio de una voracidad fiscal importante tanto de entes nacionales como regionales, lo que es una mala noticia para los distintos niveles de gobierno. “En la medida en que la morosidad fiscal sea mayor tendremos menos empresas, menos contribuyentes y más informalidad y en consecuencia mayor déficit. De hecho, en 1999 había 12.000 establecimientos industriales y hoy quedan menos de 2.000, una pérdida de 85% de la capacidad industrial del país”, detalló.

Rosales: “No tenemos tiempo de equivocarnos”

Manuel Rosales, candidato unitario a la Gobernación del Zulia, resaltó que la reunión sostenida con Fedecámaras se complementa con otros encuentros que han adelantado en aras de construir ideas que permitan tomar el mejor camino para todos que debe empezar con la comunión entre la gobernación, las alcaldías y el sector privado.

“Lo primero que nos tiene que unir en función del relanzamiento de la región tiene que ser el propósito de detener la destrucción del Zulia y eso nos involucra a todos. La comunión entre el sector público y privado la llevamos como premisa de nuestra actuación diseñada a través de lo que será nuestro programa de gobierno. Nadie será exitoso por caminos separados. El sector público y el privado se necesitan uno al otro”, aseguró.

Rosales fue muy enfático ante la cúpula empresarial: “Queremos que ustedes sean parte de lo que tiene que ser un éxito. No hay espacio ni tiempo para equivocarnos, no queremos equivocarnos, no queremos fallarle al Zulia ni al país y ustedes son fundamentales para lograrlo. No tengo dudas de que nosotros obtendremos una apoteósica victoria que es un reclamo y una esperanza de la gente que está aquí y que quiere que esta tragedia cambie. Nosotros como líderes debemos asumirlo con mucho respeto y grandeza”.

Resaltó Rosales que a partir del 21 de noviembre el Zulia tendrá quien lo defienda. “Nuestra calamidad empezó porque no hemos tenido una vocería, ni una política ni una posición firme de reclamo en favor del estado. No hemos tenido funcionarios ni regionales ni locales que de verdad hagan planteamientos en defensa del Zulia”.

El dos veces gobernador resumió su plan de gobierno en dos vertientes, “la primera que son las líneas maestras, lo grande, lo que aspiramos para el Zulia en cada sector; y luego está el plan P95.0 que son las acciones a tomar en los primeros 95 días de nuestra gestión que toca áreas fundamentales como la electricidad, la educación, la gasolina y el transporte público”.

Explicó que para el tema de la gasolina existe una propuesta en la Mesa de Negociación que son las máquinas de arranque rápido para activar y redimensionar las termoeléctricas. Esta sería una solución para otros estados del país que están en la misma situación.

Otra área fundamental que se abordará en el marco de los primeros 95 días de emergencia es el tema de la gasolina y el gasoil. Aseguró que al Zulia tienen que darle la cuota que le corresponde, nadie ha reclamado por el Zulia, los esfuerzos se han hecho por separado, pero sin ninguna propuesta unitaria.

Precisó Rosales que la reactivación del transporte público también es fundamental. “No podemos pensar que en Maracaibo y el Zulia habrá un sistema de transporte de bicicletas y demás cosas que vemos en las calles, eso es lo que más se parece al atraso y a la pobreza. Sin transporte quedamos paralizados, no hay manera de llegar a los centros de estudio ni a los sitios de trabajo”, precisó.

En material de incentivo a los comercios, el candidato a la gobernación adelantó que le ha pedido a los alcaldes que hagan una revisión de inmediato de la ordenanza de Industria y Comercio, además de determinar cuántos negocios bajaron las «Santamarías» y las razones para ello, así como precisar cuál pudiera ser una solución para que reabran sus puertas. “También estamos haciendo un inventario de las empresas, comercios, unidades de producción agropecuarias que han sido expropiadas y que están abandonadas para que formalmente sean recuperados”.

De igual manera adelantó que tomará cartas en materia de seguridad jurídica: “Hay una estampida de empresarios, de comerciantes, importadores y exportadores que no quieren trabajar en las infraestructuras del Zulia porque hay extorsión y chantaje”.

Para finalizar, Manuel Rosales invitó a todo el sector privado a sumarse a la tarea de parar la destrucción del Zulia. “¿Los que nos quedamos aquí qué vamos a hacer? ¿Seremos testigos silentes del desastre del Zulia y Venezuela? Si nos quedamos tenemos que asumir un rol, algo tenemos que hacer. Los que nos quedamos aquí deberíamos comenzar por detener la destrucción del Zulia y el primer gesto es ir a votar el 21 de noviembre. El voto debe ser una demostración de amor por el Zulia”.

Comment here

A %d blogueros les gusta esto: