#Noticia

Gustavo Rattia: comerciantes de Turén mantienen esperanza en que la nación está a tiempo de salir del estancamiento

A pesar de la grave crisis que atraviesa la nación venezolana, empresarios y comerciantes radicados en el municipio Turén, mantiene la esperanza en que la nación aun está a tiempo de salir del estancamiento en la que se encuentra producto a las políticas implementadas por algunos sectores del gobierno, y ese empeño lo hemos venido observando los turenenses en algunos comerciantes que se mantienen firmes en que las familias que residen en este emporio agrícola puedan subsistir con lo poco que devengan diariamente.

Para nadie es un secreto que los productores hacen de “tripas corazones”, o como lo expresan algunos funcionarios del propio gobierno, “con poco haciendo mucho”, pues los labradores del campo no cuentan con suficiente combustible (gasoil y gasolina), para poder movilizar sus maquinarias, viéndose la mayoría de ellos en adquirir bien sea la gasolina o el gasoil a elevados precios a cambio de la denominada moneda extranjera ya muy de moda como es los es el dólar, pero tal situación no ha sido impedimento para que el ingeniero Gustavo Rattia y el joven comerciante Edward Espinoza, mantengan su firmeza para que las personas de escasos recursos económicos puedan alimentar a sus núcleos familiares.

El primero de ellos (Rattia), diariamente se levanta muy temprano a ejercer sus labores cotidianas en su finca, no dejando a un lado otros quehaceres en otros municipios pertenecientes a la geografía del estado Portuguesa, al igual que de estar  muy pendiente de que nada falte para la clientela en la carnicería Maxicarnes, atendidas amenamente por el joven emprendedor Ángel Rodríguez, mientras que el segundo de estos laboriosos es Edward Espinoza, el popular “cheito de la verdulera” el cual desde hacen 18 años se mantiene laborando junto a su esposa (Nani); y otros trabajadores en la verdulera y frutería “Carlis y Eduarlis”, situados ambos establecimientos en la avenida Raúl Leoni, entre avenidas 5 y 6.

Cabe hacer mención que tanto Ratita y Espinoza, han venido siendo emulados por pequeños comerciantes para que el colectivo del primer granero agrícola de Venezuela y zonas circunvecinas, tales como Santa Rosalía y Esteller, logren estirar como una elástica sus salarios. (Miguel Di Napoli/CNP 8.541)

Comment here

A %d blogueros les gusta esto: