Internacionales

Agencia Fitch: “Rusia está cerca de un default inminente”

Putin destapa qué quiere de Ucrania, y Biden se reúne con Duque…
Putin destapó qué quiere para cesar su agresión a Ucrania, y el mundo no le cree.

En la tercera reunión de las delegaciones de Ucrania y de Rusia, que buscaba un cese al fuego para establecer corredores humanitarios que permitan a la población civil salir de las ciudades más golpeadas por la agresión de Vladimir Putin, los enviados del presidente ruso dieron a conocer sus ‘verdaderas’ pretensiones: que se reconozca la anexión de Crimea, la independencia de las regiones separatistas de Donesk y Lugansk, que Ucrania se desmilitarice y que su supuesta neutralidad quede garantizada en su constitución (con lo cual no podría unirse a la Unión Europea ni a la OTAN).

Además, planteó corredores humanitarios, pero que conducían a Rusia o a Bielorrusia, un hecho que fue calificado como inmoral por querer llevar a los refugiados al país que los agrede.

También se adelantó una cuarta reunión (primera entre los ministros de Relaciones Exteriores de Ucrania y Rusia, en Turquía) que no fructificó, y la agresión continúa.

Las condiciones de Putin fueron tomadas con reserva no solo por Ucrania, sino por el mundo entero, pues además de conocer ya el comportamiento del presidente Ruso (negó a rajatabla que iba a invadir a Ucrania cuando lo denunciaban con anticipación Estados Unidos y varios países de Europa y ha bombardeado a la población civil [el jueves atacó un hospital infantil] pese a decir constantemente que ese no es su objetivo) hay serias dudas sobre sus verdaderas intenciones: analistas temen que su arremetida no se detenga en Ucrania y que siga a otros países, como las ex repúblicas soviéticas Estonia, Lituania y Letonia, y aun continúe más allá y agreda a Finlandia y Noruega, a los que ya ha amenazado.La respuesta inmediata de la Unión Europea fue anunciar que empezó el estudio para integrar a ese bloque a las antiguas repúblicas soviéticas, entre ellas, Ucrania. Eso contradice abiertamente las expectativas de Putin, que sigue atenazando al país que quiere invadir con bombardeos indiscriminados en ciudades costeras de los mares de Azov y Negro, y de las fronteras oriental y norte de Ucrania. 

La brutal arremetida dejaba esta semana unos 500 civiles muertos, según la ONU (más de 2.000 en las cuentas del gobierno ucraniano), y dos millones y medio de desplazados. Las cifras de los miembros de los ejércitos de Rusia y Ucrania caídos por la invasión son voluminosas, pero aún inciertas. Como se sabe, la primera víctima de una guerra es la verdad.

Joe Biden prohíbe importación de petróleo, gas y otros productos de Rusia
En una de las medidas económicas más drásticas que haya tomado Occidente contra Rusia por su agresión a Ucrania, el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, prohibió la importación de petróleo y gas rusos. El propósito, dijo el mandatario, es “asestar otro duro golpe” al presidente ruso Vladimir Putin. Al coro se unieron el Reino Unido, que informó que dejará de importar petróleo y derivados petrolíferos rusos a fines de este año, mientras los gigantes BP y Shell anunciaron un alto inmediato a las compras de gas y petróleo rusos, y la Unión Europea, que dijo que disminuiría en dos tercios sus compras de gas ruso.AFPAFP
Las decisiones de Estados Unidos y de los otros países afectarán, sin duda, las finanzas del Kremlin que sustentan la agresión de Putin a Ucrania, pero también tendrán repercusiones en Occidente: el precio del barril de petróleo siguió su escalada con su consecuente incidencia en el alza del precio de los combustibles.
La gasolina en Estados Unidos, por ejemplo, llegó a un precio histórico de más de cuatro dólares.
“Defender la libertad tiene un coste. También para nosotros”, dijo Biden. Pero no todos se habían sumado al impresionante bloqueo que ha venido estableciendo Occidente a Rusia, que pretende aislarla diplomática, económica y financieramente.

Multinacionales como Coca Cola, McDonald’s y Starbucks tardaron en adherir y fueron objeto de fuertes críticas, pero finalmente cedieron a la presión pública y suspendieron sus actividades en Rusia. 

Según la agencia de calificación financiera Fitch, ese país está cerca de un “default inminente”. Biden dijo que “Rusia puede seguir avanzando a un precio horrible, pero esto ya está claro: Ucrania nunca será una victoria para Putin”.

AFP

PULSO

EL

Comment here

A %d blogueros les gusta esto: