Opinión

Álex Saab y los “cobres” del Maduro Por Marlon Jiménez

Lo que está pasando en Venezuela con la presencia en el poder del Maduro y de sus asesores cubanos, es algo “antihistórico”; nunca desde Guaicaipuro hasta este adefesio llamado vilmente Revolución, no había existido un personaje “antipatriota” como él y tampoco un personaje tan descarado, que coloca SUS INTERESES PERSONALES por encima de los intereses del pueblo.

Es una vergüenza nacional la presencia de este señor en el poder; MALDITA la hora que el “comandante eternamente enterrado” y el Maduro llegaron a estar dirigiendo los destinos de la patria, que tanto costó a nuestros libertadores CREAR y DEFENDER del yugo español. El Maduro es una lacra social, es una persona sin convicciones éticas; inescrupuloso, pervertido, desquiciado mental y así, son todos los que le acompañan en el poder, entre ellos, los hermanos siniestros Jorge y Delcy.

El caso del delincuente Alex Saab, barranquillero de nacimiento, es una demostración fehaciente de lo aquí señalado; un hombre, un don nadie, que lo trajo a nuestro país otra delincuente (de nacionalidad colombiana, comunista, que está inhabilitada políticamente, precisamente, NO por ser, una figura de honestidad a carta cabal; parásita que se chuleó al Chávez hasta el cansancio) la ex senadora Pilar Córdova; para involucrarlo en actividades delictivas(el hijo que es llorón y la madre que lo pellizca) a favor del régimen y de los comunistas, pero especialmente con el Maduro (su testaferro especial). Este Sr. Saab, tiene un currículo de baja calaña, despreciable; parecido a su ¿jefe y curruña?; inmediatamente nació una relación “pecuniaria sensual” que los enamoró perdidamente y que la sustentaba el ejercicio práctico de la acumulación de dinero “mal habido” en cuentas solo conocidas por ellos.

La globalización ha permitido como “esencia de la modernidad” el desarrollo y expansión de las relaciones entre países y entre sociedades diversas; pero también, deja al descubierto todo el entramado delictivo que se produce en esa misma estructura socio – económica del mundo; de allí que en EE. UU se produzca una investigación hacia este personaje, que origina su solicitud de extradición para que rinda cuenta por sus actividades como “forajido tangible” ante la justicia de ese país.

Cuando Maduro observa, que a pesar del gasto que ha realizado el régimen, ni siquiera su persona que, la EXTRADICIÖN es inminente, se vuelve, como se dice popularmente un “energúmeno”, pierde la sindéresis (si es que alguna vez la ha tenido) y crea todo un “tsunami estratégico” para impedirla; sin embargo, ésta no está dando los resultados esperados, sino por el contrario, ha volcado a toda la comunidad internacional en su contra.

Liberar al Álex Saab, es más importante para Maduro (está a punto de perder sus “cobritos”, robados del erario público y los obtenidos por negocios leoninos en contra de nuestro pueblo) que resolver los miles e ingentes problemas de nuestro pueblo que se resumen en: hambre, miseria y muerte. 

Venezuela tiene que reaccionar ante la arremetida visceral de los comunistas, y de la cual son víctimas sus habitantes; los ineptos e impúdicos que conforman los poderes públicos, están agotando su paciencia y eso puede conllevar en los próximos días a situaciones lamentables donde, la violencia y la muerte, pueden ser sus consecuencias directas. El Maduro es el “hazmerreír” del continente; estamos en presencia de un beocio con un grado superlativo de torpeza que francamente da tristeza en lo que se ha constituido la realidad política de nuestro país. La máxima expresión de este descalabro de la inteligencia, es la manera de actuar en su recurrencia ideológica para atender la gravedad de los problemas que nos afectan en lo físico, en lo psíquico y en lo espiritual, donde ciertamente este oscuro personaje queda al descubierto como una persona que dista mucho de estar capacitado mentalmente para gobernar.

Mientras estos señores ignaros sigan al frente del régimen, no hay respuestas para nada de lo que aquí ocurra, solo mentiras, sandeces, burlas, y la aplicación de un militarismo extremo para meter miedo a la población e impedir cualquier tipo de movilización de rechazo a sus actuaciones al frente del régimen. El Maduro y el combo de impúdicos que le acompañan son culpables directos de desestabilizar el país, en un momento delicadísimo de su situación económica y de relaciones internacionales, para intentar aferrarse al poder. En un país medianamente serio donde funcionen las instituciones del Estado, el Maduro, fundamentalmente, sería “inhabilitado” por precariedad mental del ejercicio de Gobierno. La mayoría del país, se pregunta ¿si este señor tiene conciencia, si se ha dado cuenta de que ha sido y es el más incapaz e inepto gobernante que Venezuela haya tenido a lo largo de su historia republicana?

Ante el fracaso evidente de sus propósitos malsanos va a terminar de radicalizar su posición, es probable, que busque las excusas para darle una “patada” a las negociaciones en México, que radicalice sus posturas e intente atentar contra el proceso eleccionario del 21 -11, donde por cierto, recibirá él, su régimen y el gobiernero partido PSUV, la “paliza” más grande recibida, por encima de la del 12-2015; además intentará poner preso a Guaidó, a toda la oposición y otros. Álex Saab PRESO y el MADURO con los cobritos perdidos, es el final de esta historia; esperemos que la CPI haga su trabajo y acabemos de una vez con esta PESADILLA.

@marjimgar|Profesor universitario marjimgar@hotmail.com

caigaquiencaiga.net no se hace responsable por los conceptos emitidos por el autor de este artículo

Comment here

A %d blogueros les gusta esto: