#NoticiaNacionales

#Análisis La revancha del siglo político en Zulia: Omar Prieto ya reelecto contra Manuel Rosales, aún haciendo sombra

El cartel luce atractivo para la afición. Omar Prieto, luego de electo candidato por el PSUV en el Zulia: Enfrenta el reto más difícil de su carrera “La Reelección”

En medio de las peores circunstancias por las que atraviesa la nación, el recientemente electo candidato por el PSUV Omar Prieto, en el estado Zulia, enfrenta quizá el mayor de sus retos políticos: Reelegirse.

Independientemente de la valoración de su gestión, Omar Prieto aún resta por librar la más dura de las batallas.

Con una economía en el piso, un estado en crisis, por el suministro de la gasolina, de la inseguridad, de la escasez de agua y la depresión social, no le será fácil salir victorioso.

Algunos analistas políticos, señalan que un “buen candidato” puede superar la peor de las circunstancias.

El problema es que a Omar Prieto le tocará enfrentarse al candidato de mayor puntaje en el 90% en las encuestas y fiel representante de la MUD, Manuel Rosales. A pesar de los rumores sobre la posibilidad de que tal reto, lo asuma Juan Pablo Guanipa, lo cual hasta el presente descartamos en razón de que está inhabilitado y al mismo tiempo, el mencionado no asume ante la opinión pública el error de haberle fallado en dos oportunidades a sus electores, quienes hasta el presente muestran un gran rechazo hacía su figura.

En el portafolio de Omar Prieto, no es la primera vez que libra una batalla en las peores circunstancias. Como Alcalde enfrentó a connotadas figuras de la oposición y en el 2017, hubo de asumir el reto de Arias Cárdenas, quien dejó políticamente un PSUV devastado, destruido y desesperanzado por la derrota sufrida en la región. Prieto hubo de construir una fortaleza, darle vida a una maquinaria obsoleta entre las ausencias de un Gobernador quien mientras montaba bicicleta, no atendía las necesidades políticas de un partido a merced de los negocios de su entorno familiar y manos derechas “salvadoras”.

Muchos lo han subestimado y hasta poco, aseguraban su derrota, primero ante Arias, quien no tuvo ni fuerzas para montarse en el avión y luego con Luis Caldera, el Alcalde “estrella” según los comentarios. Los dos sufrieron knockout, uno técnico y el otro fulminante en el último asalto.

Muchos piensan que con Prieto en la región el PSUV bueno o malo, volvió a ser un partido político.

Prieto en los hechos ha mantenido la vigencia de unos símbolos, que hoy ante la división, fraccionamiento, de la oposición, luce con muchas posibilidades.

No las tiene fácil Prieto. Muchos de los más cercanos durante la campaña de Luis Caldera, en el pasado, tras bastidores, negociaron con el partido de mayor experiencia en el Zulia UNT. Hoy derrotado, fuertes rumores hablan de un pacto acordado antes, de mutua ayuda, para ayudar a la derrota de Prieto. Las traiciones políticas están a flor de piel. Omar Prieto y en general el PSUV, debe a lo interno tomar las medidas para garantizar y fortalecer la unidad. De allí pudiera partir su reelección.

El gran derrotado en este proceso, no es Luis Caldera. En los números eso es así. En lo político, Arias Cárdenas no solo sale perdedor, sino que prácticamente rompió su visa de regreso al Zulia. se irá sin dejar legado. Arias y su equipo fueron el soporte de Caldera y aquí se demostró su poca fortaleza estructural y política en la región. Caldera y según sus conversaciones previas, pudiera ir a un Ministerio y hasta es probable, que la dirección nacional, en base a su planteamiento hace pocos días en Caracas, lo reinstale como candidato en Mara, en lugar de su mano derecha y director general. Esperaremos los hechos.

Omar Prieto no solo desaparece la generación Arias, sino también los hilos de otras figuras que mediáticamente han sido muy cuestionadas como Gian Carlo Di Martino, entre otros.

En política siempre se dice que no hay muertos y que el “bus” vuelva a pasar. El problema es que no todos pueden resucitar y no siempre el autobús dispone de asientos o también, muchos se cansan de esperar.

Termina la primera parte de un torbellino y viene un evento ansiado por muchos y sobre el cual seguramente los analistas hablaran a placer: De nuevo se enfrentarán Omar Prieto por el PSUV y Manuel Rosales por el UNT y sus aliados, con muchos excluidos y otros con brazos “caídos”. Por ejemplo, el tema de las Alcaldías desune a la oposición.

En la oposición hay unos que se creen herederos de la familia Keneddy en el Zulia y otros, que son la reencarnación de Renny Ottolina. ¿Podrá Rosales exorcizar todos los demonios sueltos?

El 21 de Noviembre, estaremos en primera fila de la Revancha del siglo en política zuliana, bien quienes ya se enfrentaron u otros que renunciaron…

Ni siquiera estamos en el primer round…compren los boletos y preparen las apuestas. Las esquinas también se verán en ese duelo.

Comment here

A %d blogueros les gusta esto: