Caiga-Quien-Caiga-Tu-fuente-de-noticias
#NoticiaInternacionales

ASOMBROSO: familia migrante fue deportada de EEUU con manos y pies esposados

Felipe, su esposa y sus dos hijos pequeños eran la familia número 48 en la fila para cruzar la frontera de Estados Unidos.

Entraron el pasado 30 de abril desde el norte de México, unos días después de salir de su natal Colombia en un intento por ponerse a salvo de las amenazas de grupos delincuenciales locales en la zona del Eje Cafetero.

Con ellos también viajaba el hermano menor de Felipe. Todos arribaron a México como turistas a través de Cancún y de ahí iniciaron la travesía hasta llegar a Ciudad Juárez, pues otros migrantes les dijeron que ahí era más fácil alcanzar el “sueño americano”.

Pero se encontraron con la política migratoria estadounidense, que se ha endurecido con normas como el Título 42 que llegó a su fin el 11 de mayo.

Felipe -quien pide no ser identificado por temor a las represalias en su tierra natal- dice que esta experiencia lo dejó marcado de mala manera.

“De verdad, ante el mundo esto es gravísimo. Es una superpotencia mundial pasando por encima de todo el mundo de una manera impresionante. Esto a mí me tiene aterrado, yo no salgo del asombro. En mi cabeza era otra la cultura estadounidense”, señala Felipe.

Él y otros colombianos han denunciado un trato deshumano por parte de los agentes migratorios no solo al ser detenidos en la frontera, sino en todo el proceso migratorio en el que “nunca, nunca”, como Felipe enfatiza varias veces, les dieron oportunidad de plantear su caso y pedir asilo.

Fueron deportados con las manos y pies esposados, como “los peores delincuentes”, afirman.

Otros migrantes también señalan haber pasado por situaciones similares.

Migración Colombia informó que atiende denuncias de ciudadanos que no recibieron “un trato digno ni respetuoso, mucho menos aceptable”.

Por su parte, un portavoz del Departamento de Seguridad Interna de EE.UU. reportó que han tenido que aplicar medidas de “contención” sobre los indocumentados, pero que se toman muy en serio las denuncias.

Este es el relato que Felipe hizo a BBC Mundo vía telefónica, desde un albergue en Bogotá, sobre su amarga experiencia al cruzar la frontera y ser devuelto a su país con otros colombianos.

Fuente  BBC News Mundo

Comment here

A %d blogueros les gusta esto: