Caiga-Quien-Caiga-Tu-fuente-de-noticias
#NoticiaInternacionales

Ataque de Trump contra inmigrantes y su influencia entre latinos: Preocupación de activistas camino al 2024

Para los defensores de inmigrantes, la retórica de Donald Trump y su movimiento contra esa comunidad está lejos de terminar y, mucho menos, de perder su efecto en el escenario político nacional, por lo que advierten que hay un duro camino hacia las elecciones del 2024

FORT WASHINGTON.- Aunque el expresidente Donald Trump y su retórica contra inmigrantes y otros grupos minoritarios se llevó algunas derrotas en las elecciones intermedias, el margen con el que el movimiento MAGA perdió fue mínimo, lo que pone en alerta a los activistas que defienden a inmigrantes camino al 2024.

Shuya Ohno, director del programa Sociedad Justa e Inclusiva de la organización Democracy Fund, cuestionó a sus colegas que trabajan en distintos frentes a favor de inmigrantes sobre los verdaderos resultados electorales y el supuesto “rechazo” al trumpismo.

Puso como ejemplo dos elecciones clave, la de gobernadora en Arizona y la senaduría en Georgia. En la primera, dijo, la demócrata Katie Hobbs se impuso con 50.3% de los votos contra 49.7% a favor de la republicana y trumpista Kari Lake. Eso es apenas 0.6 puntos porcentuales de diferencia, destacó Ohno.

En Georgia, el triunfo del senador demócrata Raphael Warnock por 51.4% contra 48.6% del republicano y trumpista Herschel Walker. Ohno destacó que Warnock apenas logró 1.4 de puntos porcentuales más del mínimo requerido para nombrar a un ganador en el estado.

“Eso no me suena como un amplio rechazo al trumpismo”, lanzó Ohno en la mesa “Restaurando la fe en nuestra democracia: lecciones de las elecciones intermedias 2022” de la 15 Conferencia Nacional de Inclusión de Inmigrantes (NIIC, en inglés).

Sus colegas que realizan activismo para promover la participación electoral unos segundos en pausa, destacando que hubo avances con las campañas casa por casa para hablar sobre la decisión de la Corte Suprema contra el aborto y de cómo ese tema habría influido más en la decisión de los votantes que la preocupación por la inflación.

Sin embargo, no había mucho margen para hacerse a un lado del reto lanzado por Ohno. Fue Ramón Juan Vásquez, director ejecutivo de American Indians in Texas, quien puso el dedo en la llaga.

“Tenemos que coordinarnos mejor y construir coaliciones con las comunidades afroamericanas, con las comunidades latinas”, indicó. “Uno de los miedos que tenemos, uno de los miedos que tengo, es que constantemente me recuerdo a mí mismo que, ya sabes, el 39% de nuestros hombres latinos, ayudó a poner a Trump en el cargo”.

Señaló que el movimiento de Trump sigue vivo y que las coaliciones se vuelven fundamentales para enfrentarlo.

“Podemos recordar eso [el apoyo de latinos a Trump] cuando se están haciendo las inversiones [de grupos activistas]”, dijo. “Y se necesitarán otras comunidades marginadas, personas de color, para comenzar a organizar conversaciones”.

Stephen Miller y su mente divisoria

Christine Chen, directora ejecutiva de Asian and Pacific Islander Vote (APIAVote), compartió que la organización America First Legal que dirige Stephen Miller –quien fuera el principal asesor en inmigración de Trump—armó una campaña para dividir a los votantes, sumar a los asiáticos con los blancos para enfrentarse a los afroamericanos y latinos en bloque.

“Viendo el ciclo electoral, también vimos que Stephen Miller con su organización antiinmigrante envió una campaña de correo enfocada en los votantes asiático-americanos”, expuso. “No les importó si eras demócrata o republicano, ellos enviaron el mensaje a todos. Y su mensaje fue para tratar de poner en una misma posición a los asiáticos y a los blancos y poner en otra a los latinos y afroamericanos… su mensaje fue ponerlos en contra uno del otro”.

Chen tomó esa estrategia desde dos puntos de vista: uno sobre que el movimiento del voto de las minorías está llamando la atención, pero eso obliga a los activistas a hacer más.

“Eso me dice que, uno, nuestra comunidad está creciendo y estamos llamando fuertemente la atención, pero al mismo tiempo eso significa que necesitamos hacer más, tanto en las campañas políticas como en los partidos”, expresó, “Para estar seguros de que la narrativa que deseamos promover en términos de la verdad y cómo estamos trabajando juntos y cómo nos necesitamos unos a otros”.

La activista lanzó que la prioridad sería evitar ser “cooptados” por esa narrativa divisoria de Miller.

La mesa de análisis fue moderada por Ohno, donde también participaron Jacqueline Ayers, vicepresidenta senior de Políticas, Organización y Campañas de Planned Parenthood Federation of America; Aicha Tahirou de Local 274 de UNITE HERE en Filadelfia, y Diane Konate, directora de Política de African Communities Together.

El aborto como un tema dominante

Si bien los asuntos económicos fueron importantes en el pasado ciclo electoral, los activistas alertaron a los partidos a poner atención a problemáticas emergentes ante cambios drásticos en el país, como ocurrió con la decisión de la Corte Suprema sobre Roe v. Wade sobre los derechos reproductivos y el aborto.

Nuevamente la visión de Trump dominó la conversación. Ayers calificó de “hostil” a la Administración Trump sobre temas de control natal y reproductivo.

“Una administración Trump realmente hostil, donde más de 200 jueces que eran hostiles a la salud y los derechos reproductivos fueron colocados no solo en la salud y los derechos reproductivos, sino que hablaremos sobre cómo estos eran jueces antiinmigrantes, jueces contra el aborto, jueces contra el derecho al voto”, recordó.

La activista no tuvo duda de que la campaña que lideró, al igual que otras organizaciones que promueven el voto, escuchó la preocupación de las mujeres y las familias.

“Creo que el aborto ganó esta elección”, expuso.

Destacó que los votantes afroamericanos y latinos destacaron particularmente ese derecho civil, el cual era un asunto económico también para las familias.

“Resulta que los votantes entienden esto como un problema económico. Entonces, están tomando decisiones sobre su familia y el tamaño de su familia… cómo van a poder alimentar, alojar, vestir y cuidar a esas familias”, expuso.

Señaló que, por ejemplo, el Michiganl el 46% de los votantes afroamericanos dijo que la decisión de la Corte Suprema sobre el aborto era un problema.

“Esa es la razón por la que iban a hacer fila y esperar en las urnas”, indicó. “Sabemos que la gente salió y votó, de hecho, sobre el derecho al aborto”.

El NIIC se desarrolla hasta el martes 13 en Gaylord National Resort & Convention Center, en Maryland, pegado a Washington, D.C.

Comment here

A %d blogueros les gusta esto: