Opinión

Caso: 3M Minnesota Mining and Manufacturing Company Opinión por el Dr. Johnny Galue

“Un cálculo político y un delito probado”

Es un gran desafío encontrar a un venezolano que sea capaz de investigar e impartir justicia con transparencia

Un tema de interés histórico para Venezuela y los Estados Unidos,  como es, una de sus empresas, participando en hechos de corrupción y delincuencia organizada, en la administración de justicia en Venezuela. 

Los venezolanos, que aún estamos en nuestro País, cuidamos con mucho recelo, nuestras pocas garantías de vivir en un Estado de derecho, aun cuando la realidad sea otra, que deberemos de resolver en un futuro inmediato.

Los tribunales, llamados a guardar el equilibrio, a demostrar que no son tribunales de la impunidad, cayeron en la trampa de 3M MINNESOTA MINING AND MANUFACTURING COMPANY, han utilizado, su poder económico para burlar la justicia venezolana, influyendo en las instituciones, encargadas de la administración de justicia en Venezuela. Hoy Venezuela,  transita por días sin tranquilidad, sin seguridad para recorrer una política de bajo nivel, que afecta las proyecciones más optimistas de los venezolanos, por una empresa que bajo el patrocinio del ofrecimiento de beneficios personales a funcionarios judiciales, destruye el estado de derecho, y somete a sus mas bajos intereses lo que es, el bien común, como la justicia social. Utilizando su poder económico, como empresarial, para que se adopten decisiones, sobre lo que es, un  comportamiento inapropiado. No han sido, honestos en los servicios que prestan. Eluden su responsabilidad. Sus prácticas empresariales no son justas. No cumplen las leyes, ni los reglamentos, ni las normas profesionales. No se esfuerzan por hacer lo legal, sino que además, hacen lo incorrecto.

Toleran y fomentan en Venezuela la corrupción, y apoyan para cultivar, en nuestro País, la corrupción y los delitos financieros.

En el Estado de Derecho, todas las decisiones, deberán basarse en evidencias legalmente recolectadas, como es, que su propio experto Freddy Mogollón, ante un tribunal, ante un juez, sin presión alguna admitió, que el respirador N95 propiedad de esta empresa no era un protector, sino un respirador, que no protegía contra todas las partículas contaminantes del medio ambiente de trabajo. Que dicho respirador N95, ha provocado más de cien muertes, dejando a más de cien familias sin el cabeza del hogar e incapacitado a más de dos mil trabajadores en su sistema respiratorios, al hacerles creer que se encontraban protegidos contra los riesgos y peligros del medio ambiente de trabajo, al garantizar que su producto N95 protege contra las partículas del carbón bituminoso del Carbón mineral.  Engaño, a los usuarios de su producto. Utiliza el engaño, como parte de su negocio, promete lo que sea, para alcanzar sus metas y en consecuencia sus ganancias.

 Se acompañaron pruebas, y se han acompañado pruebas, que esta empresa 3M cometió el delito, que se le denuncia, y para tal efecto contrató los servicios de la Banda Judicial Los ENANITOS PARA QUE SE ENCARGARAN DEL TRABAJO SUCIO. Logrando que jueces y tribunales, disfracen de justicia, al abuso de funciones, al fraude procesal, a la corrupción y al tráfico de influencia le disfracen de justicia.

Desafío grande encontrar a un venezolano, que sea capaz de investigar e impartir justicia con transparencia. Necesitamos recuperar la confianza en las instituciones que nacieron del acuerdo y en la de la justicia ordinaria, tan abusada por la oscuridad de los que llegan a dirigirla, olvidando que en este mundo de círculos, los cálculos no son exactos y la verdad siempre termina por imponerse sobre la mentira.

Tienen los Juristas como los partidos, que han sido y van a ser, convocados a un acuerdo nacional, la prueba de fuego para honrar la democracia y no para devolvernos a las épocas ya superadas, y permitir que la corrupción, la delincuencia organizada, como el narcotráfico vuelvan atravesar la moral y la ética nacional.  

 Que la revancha no nos arrastre a la violencia. Que sea el talante de la nueva generación,   queremos cambiar el rumbo.

Comment here

A %d blogueros les gusta esto: