Opinión

Columna VERDADES Y RUMORES: Escándalos e investigaciones desatan “temores naranjas” Por Darwin Chávez

AL CIERRE. En el gobierno interino de Juan Guaidó no cayó nada bien no solo la participación de Roberto Marrero en el acto de cierre de campaña de los republicanos en Florida, sino que tampoco gustaron sus críticas a Joe Biden. Al parecer fue una aparición sorpresiva y que no fue consultada con el presidente interino. De hecho, no sabían que el estaría en el evento. Por eso no le dieron difusión a su participación en las cuentas oficiales de redes sociales del Centro de Comunicación Nacional. Lo extraño de todo esto es que al parecer la intervención de Marrero fue circunstancial, porque quien presumiblemente debía hablar era otro dirigente de la oposición ¿Quién sería? Volviendo a Marrero, mis fuentes en el interinato indican que desde su liberación tiene una conducta extraña y algo revanchista, porque afirma que no lo apoyaron lo suficiente durante su detención en las mazmorras chavistas. ¿Será por eso que emprendió su huida del país?

INVESTIGACIÓN. Las autoridades federales de EEUU actúan muy calladamente cuando inician investigaciones. Ellos no hacen show como los que monta el chavismo con Jorge Rodríguez, porque lo de ellos son los resultados expresados en acusaciones formales y/o detenciones. Por eso fue una sorpresa cuando el pasado 26 de marzo de 2019, el Fiscal General de ese país, William Barr, dio a conocer no solo los cargos criminales contra Maduro, Diosdado y otros cabecillas del oficialismo, sino que además se ofrecieron varios millones de dólares por información que permitiera sus capturas. Ahora bien, recuerdan que hace meses alerté sobre investigaciones en marcha contra varios líderes de la oposición, por estar supuestamente incursos en delitos, bueno ahora me confirman que en dos de esas indagaciones aparece el nombre de Leopoldo López. La primera tiene que ver con la presunta entrega en 2017 por parte de Raúl Gorrín de US$500 mil a Lilian Tintori y que fue denunciada por el canal Univisión el pasado 31/05/2020. La segunda averiguación esta relacionada con aquel contrato que firmó el excongresista, David Rivera, con PDVSA para hacer lobby en Estados Unidos. Recuerden que el propio Rivera señaló a Leopoldo de ser parte de la operación y éste luego anunció que lo demandaría por difamación. Por eso, en parte, la preocupación en el seno de Voluntad Popular del posible interés americano de iniciar una nueva averiguación, pero esta vez sobre el supuesto uso de fondos de la Fundación Simón Bolívar de Citgo para financiar a los partidos de la oposición.

G4. Aunque no han llegado a ningún acuerdo, por ahora, las discusiones en el seno del G4 continúan buscando que se apruebe la alternabilidad en la directiva de la AN, en el marco de su continuidad administrativa, pero además en la presidencia interina. Se han hecho múltiples reuniones, pero no hay un acuerdo para el cambio, pero tampoco para que se mantenga Juan Guaidó. Recordemos que hace tres semanas expuse ampliamente lo que estaba ocurriendo (LEERhttp://ow.ly/OeWC50Cbyt8) y hace pocos días el dirigente nacional de Primero Justicia y además diputado, Juan Carlos Caldera, lo reconoció públicamente (LEERhttp://ow.ly/SSxI50Cbymb). ¿Qué ha ocurrido? Que Voluntad Popular se mantiene firme en su posición de que Juan Guaidó no puede ser cambiado y que el gobierno interino siga funcionando tal cual lo viene haciendo. ¿Qué han pedido Primero Justicia y Acción Democrática? El planteamiento va más allá de elegir a una nueva directiva del parlamento, porque también incluye “sanear” el interinato que ha estado plagado de escándalos de corrupción y además hay dudas razonables sobre el comportamiento ético de varios de sus miembros. La propuesta establece una reducción de la burocracia en el interinato, lo que conlleva eliminar el Centro de Gobierno que ha servido para poco. Desde VP esperan que un resultado electoral favorable a Donald Trump y la consulta popular les permitan oxigenar el interinato, para justificar su posición contra los cambios. Si gana Trump será complicado convencer al gobierno americano del cambio, pero si el presidente es Joe Biden podría ser menos difícil justificar esas decisiones.

DESAPARECIDO. Luego de anunciar que no participaría en las elecciones parlamentarias del 6D al no existir condiciones, Henrique Capriles se desapareció de la escena pública. No descarto que siga moviéndose en aquel plan “B” que señalé y que esté esperando los resultados de las presidenciales en EEUU, para reaparecer. No creo que después de tanto escándalo se quede tranquilo.

CRISIS. Aclaro que comencé a escribir este comentario el lunes 02/11, o sea horas antes de iniciar el día ¿o drama? final de las elecciones norteamericanas. Pero también aclaro que no tengo porque ser “Trumpista” ni “Bidenista”, ya que no soy residente de ese país, no voto en sus elecciones y además soy periodista. ¿Por qué lo incluyo en la columna? Porque es prudente aclarar ciertos puntos que han sido manejado por algunos opositores. Mucho se dice e incluso se afirma que solo con Donald Trump en la presidencia de los Estados Unidos, es posible encontrar una salida al conflicto venezolano. Eso forma parte integral de las leyendas urbanas creadas en torno a la crisis nacional. Inclusive, dirigentes de la oposición, algunos desde el interinato, han fijado posición en torno a las elecciones de EEUU, lo que demuestra lo mal que han manejado el tema al dedicarse a hacer campaña en favor de Trump, cuando eso es un error que puede traer consecuencias. Han llegado al exabrupto de participar en mítines a favor del aspirante a la reelección, como lo hizo Roberto Marrero en Florida. ¿Por qué es un error? La respuesta la explicó el politólogo venezolano y director del periódico “El Comercio de Colorado”, Jesús Sánchez Meleán, en nuestro programa #CONTRASTES del pasado 30 de octubre. Tomando como base lo expuesto por el entrevistado, lo recomendable para un país es que su política exterior con Estados Unidos sea bipartidista, porque eso no depende del presidente de turno, sino del Comité de Política Exterior del Senado norteamericano, el cual por cierto es manejado por republicanos y demócratas. Eso intentó enmendarlo Juan Guaidó horas antes de las elecciones, al señalar que la oposición cuenta con respaldo bipartidista. Si eso es así ¿Por qué algunos opositores no mantuvieron la neutralidad? Con el resultado del 3N podría cambiar un poco el enforque y el estilo, pero en el fondo lo único que queda como vía, por ahora, es la negociación política. ¿Y la acción militar? Según Sánchez Meleán eso está descartado porque no están dadas las condiciones ni internas en EEUU; ni externas en el continente. Pero además recordó, que el plan diseñado desde el Senado para Venezuela incluía un pronunciamiento militar que se daría en abril-mayo de 2019 y eso fracasó. ¿Recuerdan quién por ambición de poder adelantó el 30A un plan que estaba diseñado para ejecutarse el 1ro de mayo? Sea cual sea el resultado de las elecciones en EEUU, vienen tiempos de cambio en la estrategia para intentar desalojar al chavismo del poder. Seguir insistiendo en la misma cantaleta sería un error, porque no se han logrado los resultados esperados. Por supuesto, no quiero desechar lo positivo que se ha logrado en estos meses de gobierno interino.¿Cuáles podrían ser los cambios hacia Venezuela? Imposible saberlo con precisión y además primero hay que esperar cómo termina el embrollo electoral en EEUU, el cual por cierto no pinta nada bien.

OP VS FAC. Me confirman el creciente interés de Francisco Arias Cárdenas de hacerse parte en el proceso para escoger al candidato del PSUV a la Gobernación del Zulia. Por un lado, una de las fuentes consultadas insiste que Arias quiere ser el candidato y desplazar a Omar Prieto, para luego aplicar el ácido con las irregularidades cometidas en su gestión o sea que tome varias dosis de su propia medicina. Pero otra fuente me pide que no descarte que Arias solo quiere influir en la selección de un candidato que desplace a OP y no ser él directamente el abanderado. En cualquiera de los casos, FAC y su equipo se preparan para retornar progresivamente al Zulia y por eso la decisión del INAC de reabrir los vuelos entre Maiquetía y México les agradó mucho. En ese sentido, ya han comenzado a contactar a dirigentes del chavismo zuliano, sobre todo aquellos que han sido marginados e incluso perseguidos por Prieto. Ahora bien, si Arias no quiere ser el candidato, sino impulsar a otro tiene un pequeño problema y es el castigo que le aplicaron al general, Néstor Reverol, cuando fue cambiado del Ministerio de Interior y Justicia a la cartera de Energía Eléctrica, por su supuesta participación en la huida de Leopoldo López. No es pertinente descartar a Reverol, porque por más castigo que le quieran aplicar, él pertenece a un sector militar con mucho poder dentro del régimen y eso podría generar su regreso triunfal. ¿Y si no es Reverol? Ahí se asoman varios nombres, entre ellos a dos conocidos por sus aspiraciones: Willy Casanova y Luis Caldera; pero además en Caracas están hablando de Aloha Núñez y el general Manuel Quevedo. Aloha no sería una “importada” porque de hecho encabeza la lista de candidatos a la AN por el Zulia, mientras que lo de Quevedo podría ser una de esas jugadas a las que nos tiene acostumbrados el oficialismo tipo Alberto Gutiérrez y Miguel Angel Pérez Pirela. Lo que sí, al parecer, está descartado totalmente es que Omar Prieto pueda repetir como aspirante a la Gobernación. El no es mocho, ni pendejo, por lo que se mueve en Caracas ofreciendo negocios y dinero para recibir respaldo. En todo caso, Arias Cárdenas se viene pronto al Zulia a subirse en el ring. No le perdona a Prieto lo que hizo con su gestión, pero además con sus “hijos políticos y de negocios”. La lucha en el PSUV zuliano se pone interesante, aunque la decisión se tomará en Caracas como es normal en tiempos de revolución.

EL VALOR DE ROLAND. Sigo repudiando la detención del colega, Roland Carreño, pero además me uno al clamor que pide su libertad. Tal como informé en mi columna de la semana pasada, el valor de Roland Carreño para el oficialismo era su conocimiento sobre los manejos financieros en Voluntad Popular. Por eso los temores que se desataron en ese partido y que, por cierto, se hicieron realidad. Horas después de mi comentario comenzaron a circular detalles de esas maniobras naranjas y luego apareció Jorge Rodriguez con sus denuncias. A favor de VP y el resto de los señalados desde la oposición, está la poca credibilidad de los señalamientos que hace el oficialismo y sobre todo los protagonizados por el siquiatra. Por eso han jugado a desacreditar las denuncias, esperando que el efecto ante la opinión pública se disipe. El problema para ellos es doble. En primer lugar, porque los escándalos de corrupción y malos manejos que han afectado al interinato y VP son tantos, que ahora cualquier cosa que se diga contra ellos es creíble para un sector de la oposición ciudadana. Pero lo peor, es que las autoridades de EEUU pudieran tomar esas denuncias como base para iniciar una averiguación en dicha fundación y en Citgo, porque si se comprueban esas irregularidades sería una grave y clara violación de los estatutos de esa organización, que no puede financiar a partidos políticos. En ese sentido y casualmente, Luisa Palacios quien ya tenía prevista y anunciada su salida de la presidencia de Citgo y que se sumaría a la Fundación Simón Bolívar, aceleró sus planes luego que comenzó a destaparse la olla. ¿Quién es Luisa Palacios? Una persona cercana y de extrema confianza que integra el grupito que controla a VP. No me extrañaría que estén maquillando las cosas en dicha institución, para echar tierra a la entrega de dinero a los partidos opositores, en el caso que esos movimientos sean reales. Desde el oficialismo me aseguraron que los gringos van a recibir las supuestas pruebas. Aunque públicamente, la dirigencia de Voluntad Popular ha desechado las denuncias afirmando que se tratan de un montaje, hay una elevada preocupación sobre el tema. Es tanta la angustia, que Leopoldo López convocó para el pasado viernes 30/10 en horas de la tarde, una urgente reunión de su equipo más cercano con el único objetivo se evaluar lo que se había destapado. Pareciera que finalmente el encuentro virtual no se realizó, porque no recibí los detalles que discutieron como es lo normal. Si Estados Unidos decide investigar ¿qué podría ocurrir? Fieles a su estilo, de llegar a comprobar el uso político e irregular del dinero de la Fundación Simón Bolívar, se van a guardar esa carta para el momento más indicado. Por lo pronto, el miedo naranja se siente y se ve. Incluso, algunos dicen que se huele y no huele nada bien. 

CONSULTA POPULAR. Es importante que la mayoría de los venezolanos conozca que la consulta popular a realizarse entre el 5 y el 12 de diciembre, no es una idea de los partidos de la oposición, sino una propuesta que vienen trabajando desde hace varios meses algunas organizaciones de la sociedad civil. Entre los proponentes están Enrique Colmenares Finol, Blanca Rosa Mármol de León y Luis Balo Farías. Con este último conversé en el programa “Análisis” del Canal de YouTube “Visión Democracia TV” del pasado martes 3 de noviembre.  Cuando le pregunté por la posibilidad que un sector de la oposición intentara secuestrar la consulta popular para utilizarla de acuerdo con sus intereses, el invitado estuvo de acuerdo con ese peligro e incluso afirmó que pretenden usarla para tratar de recuperar la credibilidad perdida y sentenció que eso era un grave error. El problema con el intento de secuestro de la consulta popular es político y económico, porque hay mucho dinero internacional comprometido para dicho evento y los partidos quieren manejar ese dinero y todos sabemos el riesgo que eso representa. Por el “cochino dinero” es que los partidos comenzaron a desplazar en los estados a la dirigencia de la sociedad civil, porque quieren manejar los recursos que sean destinados. Incluso, tengo información que en el Zulia el festín ya comenzó, porque desde los partidos están llamando a dirigentes sociales, gremiales y empresariales ofreciendo prebendas para sumarse a la organización de la consulta. Lamentablemente, un sector de la oposición ni mejora, ni aprende.

BLACKOUT NARANJA. Me informan desde el Equipo Nacional de Activistas (ENA) de Voluntad Popular, que la instrucción es bajar el perfil en defensa de Roland Carreño. La idea es no hacer mucho esfuerzo ante la opinión pública para su liberación. No veremos amplias campañas en redes sociales solicitando su libertad. Hay mucho malestar por su supuesto comportamiento luego de su detención. Lo señalan de aportar al régimen información comprometedora y sensible a los intereses de VP. Adicionalmente, lo califican de poco prudente al conservar en su celular conversaciones tóxicas. Desafortunadamente al colega Roland Carreño sus compañeros de Voluntad Popular lo irán dejando solo poco a poco.

DENUNCIA. Preocupantes los señalamientos hechos por el Partido Centro Democrático sobre el aumento del trabajo infantil en Venezuela, sobre todo a raíz de los efectos de la pandemia. La revelación fue hecha por la sicóloga, Irma Rosa Peña Cabrera, quien dio detalles sobre la situación: “La información que manejamos es que muchos niños, niñas y adolescentes, no están asistiendo a sus escuelas o instituciones educativas desde mucho antes de la pandemia. El incremento del trabajo infantil, explotación sexual, embarazo adolescente y la violencia basada en el género, es alarmante”. Este tipo de problemas demuestran la complejidad que tendrá la recuperación económica y social en una futura transición en Venezuela. El daño causado por el chavismo será muy complicado de revertir. Cuando el oficialismo deje el poder y comience la recuperación, es cuando sabremos con exactitud la magnitud de la tragedia venezolana. Temo que solo se sabe una parte.

NEGOCIO REDONDO. Mientras los pendejos marabinos, que son la inmensa mayoría, hacen colas interminables para comprar unos litros de gasolina subsidiada o dolarizada, algunos dueños de ciertas estaciones de servicio hacen el gran negocio. Y no me refiero a los propietarios de aquellas que venden combustible en bolívares, sino las que cobran en dólares, las cuales, por cierto, deberían prestar un servicio más fluido y eficiente, pero eso no está ocurriendo ¿Por qué? Explico los detalles. Cada bomba abre a las 6AM y debería estar abierta hasta horas de la noche durante las semanas de flexibilización. En algunas de esas estaciones de servicio abren a las 6, pero ya a las 8AM cierran alegando que se acabó el combustible. Lo extraño es que a partir de esa hora comienzan a sustraer la gasolina que luego es vendida por los bachaqueros en distintos sectores de la ciudad. ¿Cuál es el negocio? Pues que esa gasolina que debería ser vendida legalmente a $0,50 el litro en cada “bomba”, los bachaqueros luego la venden en $2,50 por litro, o sea que obtienen una ganancia de 500% en esa irregular cadena de suministro. ¿Y saben qué es lo más grave? Que la mayoría de esas estaciones de servicio están en manos de un grupo muy poderoso del PSUV en el Zulia. ¿Adivinen quién es el líder de ese grupo?

QUILOMBO. La pésima gestión de Willy Casanova en la Alcaldía de Maracaibo tiene tremendo “quilombo” en la Vereda del Lago que le corresponde administrar. El principal parque de nuestra ciudad está completamente abandonado. No hay vigilancia y por eso lo han desmantelado. La basura está por todos lados y además la oscuridad es total. Eso sin mencionar que las Veredas 2 y 3 que son competencia de la Gobernación del Zulia parecen corrales de cochinos.

DETALLE. En medio del barullo creado por la huida de Leopoldo López, pasó desapercibido que Maduro al castigar al general Néstor Reverol tuvo que sustituirlo por la almirante, Carmen Meléndez, en el Ministerio de Interior y Justicia. ¿Qué tiene eso de significativo? Que la señora es la actual Gobernadora de Lara, lo que demuestra que Maduro tiene pocos en quien confiar, pero además son escasos los que quieren meterse en esa piscina con pirañas.

COBROS INDEBIDOS. Sigo recibiendo quejas de comerciantes que señalan la voracidad fiscal de la Alcaldía de Maracaibo, violando las exoneraciones que han sido aprobadas ante los efectos de la pandemia. Esa exagerada presión de la gestión de Willy Casanova está llevando al límite al muy golpeado sector comercial de nuestra ciudad, que sobrevive en medio de serias limitaciones por la cuarentena, apagones y la escasez de gasolina. Por cierto, que me dio risa el anuncio del SEDEMAT sobre el uso del Petro como medida de cálculo para el pago de impuestos, cuando a Willy Casanova y compañía les encanta un dólar.

Darwin Chávez|@Darwinch857|darwinch67@gmail.com

Comments (1)

  1. Investigaciones recientes referentes a personalidades opositoras sugieren hechos punibles de corrupción. Política venezolana causa desinterés. Ciudadanía carente de liderazgo se abstiene de participar en elecciones ilegítimas y consultas populares intrascendentes. No vemos salida. El presidente de turno en los Estados Unidos suele ser el único político que todavía merece cierto respeto o credibilidad en Venezuela. Nuestra moneda de facto es el dólar. ¿Cuántos votos electorales proporcionaríamos a demócratas o republicanos en caso de solicitar anexión?

Comment here

A %d blogueros les gusta esto: