Opinión

Del Reverendo Pedro Freites Romero sobre las declaraciones del señor Salaverry

Sigo ¿cómo olvidar el escándalo de los “Vladivideos’ del hombre de confianza de Fujimori Vladimiro Montesino y sus refugios protegidos por Hugo Chávez en Venezuela?


Este hombre fuerte que manejaba cantidad de Sobornos que pagaba a funcionarios del gobierno, la Iglesia, Medios de comunicación, y las altas esferas del poder.


Pareciera que en Peru se ha institucionalizado la “Inestabilidad”, 4 presidentes en los últimos 4 años.


Pasa a la presidencia por pocos días quién era el presidente del Congreso Manuel Merino, pero la inestabilidad y las protestas en las calles le obligaron a entregar el poder.

Es moralmente inaceptable que un país tan importante en el concierto de las naciones del continentes pareciera un País sin cabeza.


Me he permitido meditar o reflexionar a altas horas de la noche luego de escuchar las aberrantes declaraciones del señor Daniel Salaverry, del partido democrático “Somos Peru”, quien incita la xenofobia contra los venezolanos que han llegado a Peru buscando refugio ante la terrible crisis humanitaria que vive nuestro pueblo, fruto de la implantación del Totalitarismo Castro Comunista que inició el Gran traidor Vende-Patria Hugo Chávez haciendo de Venezuela una colonia de Cuba.


Este Señor, Salaverry, a quien no conozco, me gustaría invitarlo a un debate sobre los fundamentos y los valores de la Política como horizonte que busca el bien común y la mayor sumatoria de felicidad y posibilidades de realización de todos los ciudadanos sin distingo de razas, credos, denominaciones, colores políticos e ideologías.


Usted representa los anti- valores del pueblo Peruano. Le debería dar a usted, vergüenza de pedirle al Genocida de Nicolás Maduro que vaya a recoger a todos los venezolanos que se encuentra en suelo peruano; que de usted llegar a la presidencia de su país, usted, los mandaría por miles en barco o autobús deportadnos.

Acaso ¿usted no sabe que Venezuela cuando existía democracia recibió en manadas muy grande a tantos coterráneos suyos?


Su ignorancia es muy grande. Yo debería estar durmiendo para seguir cumpliendo con mi misión, pero me siento profundamente ofendido, NO puedo callar ante su grosera invitación al Odio contra mis hermanos venezolanos.

La última vez que visite Peru, Sentía dolor en mi alma al encontrarme a tantos paisanos pasando tanta necesidad y tuve que regresar con el alma destrozada al recorrer ciudades como Lima, Trujillo, Juanchaco, el Cuzco y ver el dolor que arrastran mis hermanos ante la indiferencia y el odio que personas como usted siguen invitando, lo cual alimenta la injusticia y la violencia.

Yo lo espero en la bajadita, pues se que el pueblo peruano tiene conciencia y es un pueblo noble, bueno y solidario.

Invito a los hombres y mujeres de buena voluntad del Peru que no permitan que hombres populistas sin agrúpalos sigan conduciendo al Peru hacia gravísimos problemas.


Con todo respeto pido a mis hermano católicos, cristianos y de las diversas confesiones religiosas que se aparten de los que obran el mal, apártense de los espíritus inmundos, de los que se postran por el poder ante el príncipe de las tinieblas.

Las estrategias del demonio operan a través de personajes tan funesto como este señor Daniel Salaverry.


Si usted algún día quisiera tener un diálogo conmigo, yo estaría dispuesto, pero ante todo lo invito al arrepentimiento, a la rectificación y a la restitución del daño causado a mis hermanos venezolanos.


Nosotros seguimos luchando por la Libertad y no descansaremos hasta desmontar a la estructura Criminal del Narco-Estado y gobierno forajido que ha destruido la democracia y todas las instituciones del Estado en Venezuela. No estamos solos, el mundo ha abierto los ojos y conoce la tragedia de nuestro país. No nos rendimos y seguimos muy firmes en nuestra lucha por la Libertad.


Dios y Patria.


Elevo mis oraciones muy agradecidas a millones de peruanos que comprenden nuestra tragedia y nos muestran su solidaridad y cercanía.


La Verdad nos hace Libres.
He escrito estas líneas sin odio, sin resentimiento, sino con claridad y caridad. No podemos callar frente a los atropellos, especialmente contra los más débiles e indefensos.


A mis hermanos venezolanos les quiero reiterar mi amor, mi cariño y nuestra cercanía en medio de tantas penurias.
Hermanos queridos, les quisiera decir tantas cosas, pero les invito a NO claudicar, si hay Esperanza, No podemos rendirnos, el tiempo De Dios es perfecto. Somos un grupo grande de personas valiosas que no descansamos y con nuestras limitaciones y capacidades estamos trabajando por la reconstrucción de Venezuela y nuestro objetivo es derrotar y desplazar del poder al Usurpador, a la Tiranía de Nicolás Maduro y los Discípulos del Diablo.


Les deseo La Paz siempre y en todo.
Rvdo. P. Pedro Freites Romero
Coral Springs, 02/25/2021z

Comment here

A %d blogueros les gusta esto: