Opinión

Columna VERDADES Y RUMORES Por Darwin Chávez: No hay un camino fácil, ni exento de dudas y problemas

¡CONFIRMADO! Tal como lo anunciamos en exclusiva la semana pasada en esta columna, el Consejo Nacional Electoral prorrogó por tres días el proceso de postulación de candidaturas a las elecciones regionales y municipales del 21N, ante la baja cantidad de postulados como consecuencia de las dificultades que ha tenido la oposición para armar su plataforma de abanderados de unidad.

CAMINO (I). La realidad venezolana es dura y a veces cuesta entenderla en su real dimensión. Duele ver a tantos venezolanos empobrecidos, enfermos y sin esperanza de una solución. Duele ver a demasiados venezolanos regados por el mundo, muchos en una peligrosa situación de vulnerabilidad. Duele ver como tantos compatriotas huyen despavoridos de la crisis, a veces asumiendo riesgos enormes para tratar de llegar a ese destino final que le garantice, por lo menos, oportunidades. En general duele ver a nuestro país en una involución tan marcada. A partir de esta realidad que golpea y desanima, es prudente tomar con cautela y algo de sabiduría la búsqueda de una solución. En VyR hemos sostenido en el tiempo que en relación con el conflicto venezolano no hay una salida mágica, automática y mucho menos perfecta. No hay duda de que se ha probado de todo y nada ha resultado por diversas razones que han sido objeto de análisis profundos y detallados, pero que además la historia se encargará de escudriñar y validar. Ahora bien, la búsqueda de una solución a la crisis venezolana, desde enero de este año, tuvo un giro en la estrategia de la comunidad internacional y eso por supuesto se ha reflejado en ciertas acciones de la oposición, aunque a veces pareciera que siguen sin rumbo y objetivos. Distinto a otras ocasiones, en relación con ese cambio no hubo anuncios estridentes, ni carteles con fotos y nombres de los más buscados en el chavismo. Tampoco hubo manejos discursivos en torno a que todas las opciones estaban encima y debajo de la mesa. No, pues ha sido un manejo con el típico estilo de la diplomacia internacional que está muy lejos del show y la pirotecnia, para concentrarse en la búsqueda de la anhelada solución. Lo recomendable en este momento, para todos aquellos venezolanos interesados y quizás involucrados en la salida al conflicto, es atemperar los ánimos y racionalizar las expectativas ante lo que podría ocurrir a partir de este viernes 3 de septiembre, cuando está previsto que reinicien, ahora con mayor profundidad, las negociaciones entre chavismo y oposición en Ciudad de México. Este esfuerzo ha sido bombardeado sin clemencia. Por un lado, los sectores más radicales de la oposición, incluyendo a los “guerreros del teclado, quienes en su mayoría se esconden detrás de nombres de fantasía, para enjuiciar a todo aquel que no coincida con ellos. Asimismo, hay que recordar que los laboratorios de propaganda del régimen juegan a dinamitar las negociaciones o debilitar las acciones de la oposición, para sacar ganancia de eso. En este punto es prudente recordar que el chavismo no puede, por ahora, levantarse de la mesa de negociaciones, pero si puede jugar indirectamente al fracaso de la tarea iniciada. También hay otro sector de la población que tiene dudas y hasta desconfianza en los pasos que puede dar la oposición, algo que es normal si tomamos en cuenta que son más de 20 años sumando fracasos y pocos aciertos. Es una mezcla entre las torpezas opositoras y los esfuerzos oficialistas, quienes desde aquel juramento de Chávez en el extinto Congreso Nacional a inicios de febrero de 1999, buscaron fragmentar a la oposición como parte de su plan para perpetuarse en el poder. Y con la sinceridad de por medio, no hay que dudar que lo logró y en la búsqueda de ese resultado tuvo la colaboración de aquellos opositores que ha sido comprados de forma sistemática. A partir de todo lo expuesto, muchos de preguntan ¿Por qué la oposición aceptó negociar? ¿Se puede negociar con una mafia? Eso lo respondo en la segunda parte de este análisis.

CANDIDATURAS (I). Hasta última hora las cosas en la oposición mayoritaria que controla el G4 estuvieron bien complicadas, con el tema de las candidaturas de unidad a las elecciones regionales y municipales del 21 de noviembre. Quizás uno de los factores que más afectó la decisión final, fue que tuvieron poco tiempo para ponerse de acuerdo, ya que recordemos hasta hace pocas semanas no iban a participar y cuando se abrió esa posibilidad, todos los partidos tenían sus precandidatos. Nunca en la oposición ha sido sencillo lograr acuerdos, como es normal en una coalición tan diversa y variopinta, pero en esta ocasión fue mucho más complicado. Considero en lo personal que el mayor error fue no haber decidido por las primarias desde un primer momento, ya que pretendieron usar el consenso como el método de selección de abanderados y no fue posible, ya que en la mayoría de los estados y municipios hubo conflictos. Con unas primarias hubiese decidido el pueblo y eso no solo hubiera desembocado en candidatos de verdadera unidad, sino que además hubiera empoderado a los electores. Cuando quisieron decidir por primarias en algunas zonas, ya era tarde y demasiado complejo organizar la consulta. ¿Por qué no decidieron por primarias? Hay dos razones. La primera que algunos alegaron que las primarias dejarían heridas que serían difíciles de cerrar, pero en contraposición el consenso también genera fracturas y desacuerdos. La segunda tiene que ver con el interés de todos los partidos del G4 de reservarse la mayoría de las candidaturas. El otro problema, que incidió en las decisiones, fue la poca claridad con la cual el régimen cumplió con el acuerdo de anular las inhabilitaciones de opositores, ya que lanzaron una lista preliminar que nunca oficializaron, pero al final dejaron a varios precandidatos con sus derechos políticos cercenados. Recordemos que la solución a las inhabilitaciones fue uno de los puntos del acuerdo entre un sector de la oposición liderado por Henrique Capriles Radonski y el chavismo que, al parecer, contó con la mediación de Noruega. Como es normal en el oficialismo solo cumplieron una parte de los acuerdos y hasta último momento se negaban a levantar las inhabilitaciones de Richard Mardo en Aragua, Liborio Guarulla en Amazonas, Pablo Pérez en Maracaibo y Julio Montoya en San Francisco, entre otros nombres. A eso hay que sumar que algunos opositores, con intereses en el asunto, presionaron para no levantar más inhabilitaciones. Ese fue el caso de Manuel Rosales quien se opuso a que Pablo Pérez fuese habilitado, aunque ese tema lo trato en la segunda parte de este comentario. Durante los últimos días las reuniones entre los líderes del G4 se realizaron en repetidas oportunidades y de ahí salió la plataforma de candidatos que no es perfecta, pero al final es lo que hay para avanzar con la recuperación de espacios políticos el 21N. ¿Satisface el resultado final que anunciaría la oposición? No, pero no todo debe ser como nos gusta a los ciudadanos y sobre todo a los analistas y opinadores. ¿Cómo terminó el problema en el Zulia? Lo explico en la segunda parte.

ALACRÁN. El casting que abrió el chavismo desde hace varias semanas para seleccionar a un precandidato supuestamente opositor, para que se lanzara fuera de la unidad con el fin de dividir a la oposición, ya tiene un finalista. Se trata de un precandidato quien de no tener dinero para nada, ahora no sólo tiene recursos para financiar su equipo político y manejar encuestas, sino también para gastar en publicidad en Google, la cual por cierto se paga en dólares. ¿Se sacó de repente la lotería? Por supuesto que no, sino que sencillamente ya está recibiendo dinero por parte del PSUV para empastelar desde ahora el tema de las candidaturas en la oposición, asumiendo que luego de no ser el escogido se mantendría en campaña para dividir la votación en Maracaibo. Luego tendría que denunciar que la escogencia final la hizo el G4 dentro de cuatro paredes y que no oyó el clamor popular. Como parte de ese acuerdo, tiene a un cercano al chavismo en su equipo político quien no solo funge como el operador a través del cual se logró la alianza, sino que es quien baja el dinero. Pero adicionalmente, este chavista se mantendrá como vigilante para que el “alacraneado” cumpla con los compromisos. El problema de estos acuerdos es que el tufo de “alacrán” es fácil de detectar y una vez identificado ante la opinión pública, es poco lo que puede hacer y además ese movimiento aniquila su presente y futuro político. ¿De quién estoy hablando? Habla como alacrán, se reúne con los creadores de los alacranes, gasta dinero como alacrán, se queja como alacrán, celebra como alacrán y tiene toda la pinta de alacrán. Revise usted el comportamiento y sobre todos los afanes de los precandidatos y seguramente coincidiremos en el mismo punto.

CAMINO (yII). Para quienes leen consuetudinariamente esta columna tienen bien claro que desde inicios de 2020 tengo serios cuestionamientos contra la oposición que lidera el G4 y con la bandita que controla el gobierno interino. En ese sentido, desde Verdades y Rumores hemos denunciado las irregularidades, errores y hasta los oscuros intereses de esa oposición, en especial del interinato, lo que nos ha costado no solo campañas de descrédito, sino también ataques como el ocurrido el pasado 26 de julio de 2020 cuando un hacker pagado por el partido Voluntad Popular, intentó destruir este diario digital y solo consiguió, afortunadamente, dañar una parte de la base de datos. Por eso cuando pedimos prudencia y racionalidad ante las negociaciones, no lo hacemos porque somos aliados de la oposición. Lo hacemos porque es una salida viable que puede ayudar a resolver la crisis que afecta a Venezuela. Cuando algunos aseguran que esta coalición opositora se equivoca de nuevo con participar en las negociaciones y en las elecciones del 21N, le están dando demasiado crédito a Juan Guaidó y su combo desafinado. La verdad es que la oposición no llegó a la conclusión de cambiar la estrategia como resultado de una “epifanía de inteligencia, sino obligados porque la comunidad internacional decidió probar otros caminos a los que se habían probado hasta diciembre de 2020. La tesis de la mayoría del G4, sobre todo de VP, era mantener la comedia del gobierno interino porque de esa forma seguían aprovechando la teta financiera. Adicionalmente, ese G4 mantenía serias diferencias internas, que impedían llegar a consensos reales sobre qué cambiar y cómo hacerlo en el marco de la lucha contra el chavismo. De ahí aquella “encerrona de Bogotá” y todas las presiones ejercidas por la comunidad internacional, con el fin de modificar la estrategia. Así que participar en las negociaciones y en las elecciones no es una movida de la oposición, sino de la comunidad internacional que ha venido trabajando para solucionar el conflicto y dar estabilidad a la región. No es una decisión unilateral, sino consensuada entre las fuerzas internas y externas que buscan una transición. ¿Será un camino fácil? No. ¿Estará exento de problemas? Tampoco. ¿El régimen cumplirá con todos los compromisos que asuma? Quizás no. ¿Se puede negociar con una mafia? Si, en la medida que estén presionados y controlados por sus aliados y enemigos. ¿Se resolverá finalmente la crisis nacional? Esperemos que sí. En ese sentido, por más diferencias y dudas razonables que me genera Freddy Guevara, coincido parcialmente con él cuando habla de romper el círculo vicioso en la lucha política y buscar alternativas. Seguir soñando con una gesta heroica que saque al chavismo del poder y además los aniquile, es seguir pensando cosas irrealizables. Recuerden siempre que los deseos no empreñan, o sea que una cosa es lo que queremos y otra lo que se puede materializar. Por ahora, el único camino real y tangible es la negociación política y electoral.

BLOQUEO. Tal como lo expliqué la semana pasada con lujo de detalles, EEUU bloqueó varias decenas de millones de dólares y euros a chavistas y cubanos, como resultado de la operación de inteligencia que logró armar el rompecabezas de la compleja metodología creada por el chavismo y copiada por los cubanos para mover, lavar y esconder el dinero en el sistema financiero internacional paralelo. En el caso de las cuentas individuales, los afectados están con las manos en la cabeza porque alegan que perdieron los “ahorros de toda su vida”, que son el producto de los negocios chuecos que han realizado desde hace varios años. Esta red no solo involucraba a peces gordos de ambos regímenes, sino también a peces medianos y sardinitas, quienes se habían beneficiado de la corrupción. Sin duda, que la acción que permitió acabar con la red financiera está siendo usada por Estados Unidos para presionar al chavismo y Cuba, en el marco de las negociaciones que se reanudan en México este 3 de septiembre. El bloqueo se suma a la decisión de calificar al PSUV como organización terrorista, como dos de las cartas para impedir las jugarretas chavistas.

CANDIDATURAS (yII). Hasta el cierre de esta columna aún no había claridad total en el Zulia, en relación con los candidatos de la oposición. Lo único cierto es que después de varios días de intensas negociaciones, Primero Justicia se decidió por Rafael Ramírez como candidato a la Alcaldía de Maracaibo. Esa decisión por supuesto que no satisfizo a precandidatos como Marco Rivero del PCD y Juan Carlos Fernández, entre otros, quienes mantenían la tesis de las primarias. Incluso, lo que queda de Voluntad Popular en el Zulia anda en una jugada bien extraña, sobre todo el chavista disfrazado de Eduardo Vale, quien estaba asomando el posible retorno del ruidoso y poco confiable, Lester Toledo, como si eso fuera una gran noticia para los zulianos. Ni VP, ni mucho menos Toledo representan algo importante para el Zulia, más allá del circo de enanos mentales que lo apoyan, y sus intenciones más bien huelen a jugada de Omar Prieto. Volviendo a la decisión de Primero Justicia ¿Qué ocurrió con la aspiración de Pablo Pérez? Sencillamente que no fue habilitado y en PJ decidieron por Rafael Ramírez. En este desenlace tiene mucho que ver Manuel Rosales, quien en medio de su acostumbrada soberbia pretendía vetar a Pablo como candidato, ya que se quedó anclado en sus tiempos de gloria cuando era el gran tótem de la política zuliana, lo que le daba poder para decidir y avasallar. Como en las conversaciones con Juan Pablo Guanipa en el estado no pudo lograr lo que buscaba, se fue a Caracas donde tampoco Tomas Guanipa le aceptó su arrogante veto. En medio de su soberbia, Rosales se jugó la carta de amenazar con primarias y apoyar a Juan Carlos Fernández, a quien odia menos que a Pablo, para hacerse el todopoderoso. Como esa carta tampoco le dio resultado, usó sus contactos en el chavismo para frustrar la habilitación de Pérez, que fue finalmente lo que sucedió. En relación con Rafael Ramírez como candidato a la Alcaldía de Maracaibo, tengo un buen concepto de él ya que lo conozco desde hace varios años. Incluso nos reunimos muchas veces para intercambiar ideas, en el marco de la lucha contra el chavismo. Sin embargo, tiene mucho trabajo por delante para darse a conocer, ya que las encuestas que he visto le dan un bajo porcentaje de conocimiento por parte de los marabinos, aunque para ser honesto también cuenta con bastante espacio para crecer. A su favor tendrá el beneficio de usar la tarjeta de la unidad, lo que facilitaría una campaña paraguas que mejore sus números en la lucha contra Willy Casanova, pero además para reducir el efecto de la candidatura de un “alacrán” que anda por ahí alborotado, celebrando y con mucho dinero sucio en sus bolsillos. Para concluir este comentario, le aconsejo a Manuel Rosales que ponga los pies sobre la tierra, porque si estima estar “sobrao” se lo podría comer Omar Prieto y el PSUV. Rosales no solo genera afecto, sino también un alto rechazo. Tiene que abandonar su soberbia y sumar respaldos. Aunque para ser sincero dudo que deje la arrogancia, porque loro viejo no aprende a hablar. Manuel recuerda algo: si la oposición no gana en Maracaibo, tu no ganas la Gobernación, a menos que… Sigamos.

ABA. Un consecuente lector de esta columna me hace un reclamo y debo admitir que tiene toda la razón, porque en el marco de las denuncias que he hecho sobre la estafa del BOD y Víctor Vargas contra más de 16 mil venezolanos, quienes confiaron sus ahorros a los cuatro bancos de ese grupo en el exterior, obvié otra estafa financiera de menor tamaño, pero no por eso menos importante. Este lector me recordó el caso de ABA (Auvert-Belloso-Abudei) Mercado de Capitales y Casa de Bolsa que, supuestamente, estafó más de 40 millones de dólares y ninguno de los afectados ha recibido el dinero que entregaron a esa firma que tuvo a Maracaibo como su centro de operaciones. Si la memoria no me falla, ABA tenía sus oficinas en el Unicentro Virginia. La denuncia sustentada en la presunta venta fraudulenta de títulos de valores se hizo pública en 2012, pero extrañamente el caso fue paralizado en 2016. En esos cuatro años apenas se ordenó la detención de Enrique Auvert, presidente de ABA, pero nunca fue atrapado. En aquel momento se habló que los estafados eran unas 300 familias, en su mayoría del Zulia, aprovechando que los implicados pertenecían a familias de gran renombre en estado. El caso fue retomado por el Ministerio Público en 2018, cuando dictaron prisión preventiva para 19 involucrados en la estafa. En aquel momento, la Fiscalía determinó que ABA Mercado de Capitales vendió los títulos valores de sus clientes, sin la autorización de estos, a otra empresa del grupo y de nombre ABA Capital Markets Corporation, con sede en las Islas Vírgenes Británicas. Adicionalmente se descubrió que la compañía captaba inversionistas y poseedores de títulos valores a través de tres empresas que no contaban con la autorización de la Superintendencia Nacional de Valores (Sunaval). En 2018 se ordenó la detención, entre otros, de Enrique, Guillermo, Fernando, Mario y Rodolfo Auvert; además de Gustavo Abudei, Ernesto González Rubio y otros. Mientras que de la familia Belloso siguen solicitados: Bernardo, Humberto y Fernando. La mayoría de los involucrados están en Colombia y EEUU disfrutando de beneficios migratorios, porque desde un comienzo alegaron persecución política. Casi 10 años después los más de 300 estafados de ABA Mercado de Capitales y Casa de Bolsa siguen sin justicia. Muchos han fallecido sin lograr que les devuelvan su dinero. Quien tenga más información de este caso, puede escribir al correo: verdadesyrumores@gmail.com. Con mucho gusto apoyaré a los afectados en su lucha.

PRIMARIAS. El amigo Marco Rivero, secretario general del Partido Centro Democrático (PCD) en el Zulia, el pasado sábado 28/08 formalizó su postulación a la Alcaldía de Maracaibo ante el CNE. ¿Por qué lo hizo? Porque esa organización hizo la propuesta para que todos los aspirantes postularan sus nombres y luego realizar primarias el 12 de septiembre y quien resulte ganador, deberá recibir el apoyo del resto de los candidatos, realizando los cambios en el proceso de sustituciones que el CNE tiene previsto para septiembre. Por cierto, Marco es el único precandidato a la Alcaldía de Maracaibo que presentó públicamente su propuesta para rescatar a la capital zuliana, luego del desastre causado por el chavismo. Cuando esta columna estaba casi publicada, el PCD emitió un comunicado en el cual ratifica su adhesión a la unidad y asegura que nunca acometería acciones para dividir a la oposición.

ARROCERO. Como decimos normalmente en Venezuela cuando alguien se involucra en algo que no es de su incumbencia, Omar Prieto anda de “arrocero” involucrándose, sin razón aparente, en las discusiones sobre las candidaturas de la oposición en el Zulia. Sorprendió que recientemente mencionó que Pablo Pérez y Julio Montoya no estaban habilitados y que por tanto no podían ser aspirantes en Maracaibo y San Francisco. Está claro que el “arrocero” de Prieto tiene claros intereses en las elecciones y por eso le conviene tratar de dinamitar la unidad, ya que una dupla de fuerza para la Gobernación del estado y la Alcaldía de Maracaibo pondría en riesgo su reelección. Es hasta normal que se mueva para financiar candidatos opositores, pero no que se inmiscuya públicamente en un tema que no le concierne. Es claro que tiene a su compadre operando para captar aliados en la oposición y a eso ha destinado mucho dinero, pero ese es un trabajo que se hace en secreto. En algo anda Omar Prieto y por eso se mete de forma tan abierta en el conflicto que sigue vigente en la oposición.

SIN PAZ. Lo poco que había en el Partido de Acción Zuliana del comisario, José Sánchez “Mazuco”, se fue y ese movimiento está recibiendo su extremaunción para que descanse en PAZ. Me cuentan que la dirigencia que le acompañaba, creyendo que realmente había un proyecto para el Zulia, han renunciado comenzando por su secretaria general, Yalesky Bracho. La gota que desbordó el vaso fue que, supuestamente, Mazuco estuvo varios días en Caracas reuniéndose con representantes del chavismo y eso desagradó a quienes le acompañaban. Este ex comisario de la desaparecida Disip ha sido señalado de “alacrán”, por su presunta participación en el salto de talanquera de varios diputados opositores de la AN que se fueron al lado oscuro en enero de 2020. Incluso en aquel momento se le acusó de salir del Hotel Paseo Las Mercedes y abordar una camioneta negra del régimen y que al regresar entró con un maletín a la habitación del diputado, Freddy Paz, quien luego de esa reunión se convirtió al “alacranismo”. Adiós PAZ que te apagaste.

#CONTRASTES. Este viernes desde las 7PM en un nuevo episodio de #CONTRASTES, converso con el profesor universitario y encuestador, José Villa, sobre las posibilidades que tiene la oposición de ganar gobernaciones y alcaldías, en las elecciones del 21N. SUSCRÍBETE A NUESTRO CANAL DE YOUTUBE: http://ow.ly/eQIH50AyZg4.



Darwin Chávez|@Darwinch857|darwinch67@gmail.com

Caigaquiencaiga.net no se hace responsable por los conceptos emitidos por el autor de esta columna

Comment here

A %d blogueros les gusta esto: