Sucesos

Confesión de ex guerrillero asesinado podría haber absuelto supuestos testaferros de Farc

Alexander Parra, ultimado este jueves por encapuchados dentro de los Espacios Territoriales de Capacitación y Reincorporación (ETCR), contradecía a otro excombatiente que involucra a una familia con la guerrilla.

El hecho, las consecuencias y reacciones siguen desenvolviéndose poco a poco, ya que la Fiscalía acusa a los hermanos Norberto, Alirio, Uriel y Edna Mora Urrea de “lavar activos relacionados con Henry Castellanos, alias ‘Romaña’”.

La familia Mora Urrea era propietaria de los supermercados Merkandrea y Supercundi, que pasan por un proceso de extinción de dominio y de los que el ente acusador no solo sospechaba que eran una fachada para el grupo insurgente, explica el periódico.

También se les señala de funcionar como supuesta fuente de abastecimiento para el frente de ‘Romaña’, hoy disidente de las Farc.

La base de tales acusaciones, sería un informe del DAS que data del 2007, pero también las declaraciones de  tres exguerrilleros; Luis Alberto Grajales, Tifer Quiroga y Wilson Rivas.

El asesinado ex combatiente indicó que Rivas era un soldado raso que no debería tener acceso a información de tan alto nivel, además, dijo que la región por donde supuestamente se abastecía el frente de ‘Romaña’ estaba bajo el mando de Parra, entonces conocido con el alias de ‘Rodolfo’. Según él, por una enfática directiva de los altos mandos subversivos no era posible que se diera una invasión de territorio.

Parra también negó haber sabido que cualquiera de los dos supermercados fuera fuente de abastecimiento para las Farc, dice el impreso. El hombre tampoco reconoció que se hubiera hablado de la familia Mora Urrea y mucho menos que hubieran llegado a ir a un campamento.

Por cierto, Luz Marina Giraldo, viuda de Parra y candidata al concejo de Mesetas, dijo a Caracol Radio que durante más de un año venían solicitando protección por las elecciones y la labor que ambos llevaban a cabo con la comunidad, pero que nunca se la dieron por no tener amenazas.

La mujer abandonó el ETCR, Mariana Páez de ese municipio del Meta por la situación, aunque aseguró que planea regresar.

El partido Farc pidió al gobierno que adelante la identificación de responsabilidades, la cual partiría del hecho de que el homicidio sucedió dentro de uno de los ETCR, que deberían tener garantizada su seguridad por parte del Gobierno.

Comment here

A %d blogueros les gusta esto: