Opinión

El Plan Opinión por el sociólogo Ender Arenas Barrios @RojasYArenas

Cuando se reunieron, primero en Puebla y luego en las reuniones previas a la realización del Foro de Sao Paulo, en Caracas, José Luis Rodríguez Zapatero (de verdad uno no entiende como este tipo cuyo apellido es Rodríguez todo el mundo lo conoce como zapatero, el apellido de la madre, no será que quieren recordársela permanentemente), se dirige a Samper, y a José Miguel Insulza, quienes  estaban entre los invitados y les dice: “compañeros, esta reunión tiene por objetivo como uds saben la de poner ideas sobre la mesa para darles un parao a los gobiernos de derecha que hoy pueblan la mayoría de América Latina. De las ideas que discutamos aquí y del plan que hagamos al respecto cuyos objetivos no pueden ser otros que logremos, primeros, desestabilizar los gobiernos de la derecha latinoamericana, segundo evitar la caída del gobierno del camarada Maduro y tercero, evitar que Cuba atraviese otra vez el desierto de un periodo especial. Todo pasa por evitar que el gobierno de Maduro caiga.

 Eso sí, nada de eso puede salir de aquí, de ninguna manera. Hay que hacer pensar que todo es natural, como si el movimiento que provocaremos fuese un aluvión que se origina de las propias condiciones internas provocadas por la derecha gobernante.

Por eso, ante la pregunta, que me hacía Alberto Fernández, nuestro candidato en Argentina, de porque no estaba Maduro en esta reunión, la repuesta es que Nicolás es muy “echón” y él, lo va echar para fuera haciéndose pasar como si él fuera la cabeza de este plan. Todos vieron hacia Samper que de pronto se puso rojo y este les dijo bajito: “Hijoeputa”, ya se lo dije”

Y obviamente hay un plan para desestabilizar los gobiernos de la región. Hasta ahora, Nicolás Maduro y Diosdado Cabello han hecho una fiesta. El primero, diciendo lo que la gente del Grupo de Puebla no quería que se supiera: “el plan marcha perfecto, los objetivos los estamos logrando. Uds. entienden” y el segundo, como si fuera “la muchacha del tiempo” anuncia brisas, tempestades y huracanes que arrasaran los gobiernos de derecha en Latinoamérica.

Y parece ser así, pues, las capitales y los servicios públicos de Ecuador y Chile han quedado parcialmente destruidos por la rabia de la gente.

 Pero ojo, la crisis que se ha producido en la región (pronto le tocara el turno a Colombia, probablemente antes que Brasil), ha producido una enorme incertidumbre en esos países y en otros que todavía no han sido tocados, y esta incertidumbre, ha generado riesgos que pudieran salirse del guión dibujado por el Grupo de Puebla y luego, por el Foro de Sao Paulo.

Un Plan puede ser exitoso cuando la relación entre lo que se plantea, la ejecución del mismo y los resultados se ajustan a lo anteriormente planteado, pero la incertidumbre que se ha generado, hace posible que los resultados sean distinto a los que se esperaban y el movimiento que ha emergido, logre tal independencia que todos absolutamente  salgan perdiendo. Y que ante la crisis volvamos a pasar por lo que en América Latina ha sido casi una regularidad social: Los golpes de Estado conducidos por los militares, cuya presencia y ambición sigue siendo de primer orden en el escenario político.

O a lo mejor, como parece estar sucediendo, es que estos “gobierno de la derecha”, sepan moverse con la crisis, produzcan los cambios “por ahora” de los ajustes propuestos y logren administrar la crisis para que esta no se les convierta en una crisis de Estado.

 Es posible, que haya una rueda que se suelte al plan, y sean otros países a quien la crisis se los lleve por delante, por ejemplo, la Bolivia de Evo Morales y las acusaciones de fraude electoral que ha puesto en movimiento a sectores significativos de la sociedad boliviana.

Todo puede pasar, cuano los que elaboraron el plan no se percataron que también el plan está en crisis, pues cuando hay incertidumbre como es el escenario de hoy en todo el continente, cualquier cosa puede pasar, incluso que caiga Venezuela.

Comment here

A %d blogueros les gusta esto: