CaigaQuienCaiga.net

#NoticiaInternacionales

CONFIRMADO: Funcionarios de inteligencia de Estados Unidos señalan al Globo chino como “vehículo de espionaje a gran altura”

Un barco de la Marina de Estados Unidos inspeccionó la zona en la que cayeron los restos del globo, que tenía unos 60 metros de altura y transportaba una especie de canasta de más de una tonelada de peso, señaló el general Glen VanHerck, jefe del Comando de Defensa Aeroespacial de América del Norte (NORAD).

Imágenes de los aviones espías U2 mostraron que el globo chino que sobrevoló Estados Unidos la semana pasada estaba inequívocamente equipado con dispositivos para recopilar datos de inteligencia y no meteorológicos, aseguró el jueves un alto funcionario estadounidense.


Imágenes detalladas tomadas a gran altitud mostraron que el equipamiento del globo “era claramente para la vigilancia de inteligencia y era inconsistente con el equipo a bordo de los globos meteorológicos”, indicó el Departamento de Estado.


“Tenía múltiples antenas para incluir una matriz probablemente capaz de recopilar y geolocalizar comunicaciones”, según señaló en una nota oficial.

“Estaba equipado con paneles solares lo suficientemente grandes como para producir la energía necesaria para operar múltiples sensores activos de recopilación de datos de inteligencia”, sostuvo el funcionario, bajo condición de anonimato.

Un avión de combate estadounidense derribó el globo sobre el Atlántico el sábado después de que había cruzado gran parte del país, sobrevolando áreas donde Estados Unidos guarda misiles nucleares en silos subterráneos y bases de bombarderos estratégicos.

Ese incidente llevó al secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken, a cancelar un viaje inminente a Pekín que estaba planeado hacia mucho tiempo y que tenía como objetivo mejorar las relaciones entre las dos superpotencias rivales.

El funcionario indicó que Estados Unidos cree que el globo estaba bajo control del Ejército Popular de China y es parte de una flota de globos que Pekín ha enviado a más de 40 países en los cinco continentes para recopilar información de inteligencia.

“Creemos que el fabricante de globos tiene una relación directa con el ejército de China”, dijo el funcionario.

También sostuvo que Estados Unidos estaba sopesando tomar medidas contra las entidades chinas vinculadas a la operación del globo, lo que sugiere que podría imponerles sanciones.

El jueves temprano, Pekín confirmó que rechazó una propuesta el sábado del secretario de Defensa estadounidense, Lloyd Austin, para sostener conversaciones telefónicas con sus homólogos chinos sobre el tema del globo.

“Este enfoque irresponsable y gravemente erróneo de Estados Unidos no creó una atmósfera adecuada para el diálogo y los intercambios entre los dos mandos militares”, señaló el Ministerio de Defensa de China en un comunicado.

Bajo lupa

Un funcionario del FBI -Oficina Federal de Investigaciones-, que tiene la tarea de examinar el globo, sostuvo el jueves que hasta ahora solo se ha recuperado una parte “muy pequeña” de la carga útil de espionaje y electrónica de potencia del globo.

“La evidencia que ha sido recuperada y llevada al FBI es extremadamente limitada”, dijo el funcionario, y agregó que estaba siendo examinada en los laboratorios del organismo policial en Quantico, estado de Virginia.

Lo que se recuperó hasta ahora flotaba en la superficie del agua, indicó el funcionario, bajo condición de anonimato.

La mayor parte de la carga útil, incluidos los paneles solares en expansión, se hundió bajo unos 14 metros de agua después de que el globo fuera derribado.

El FBI no precisó si se habían localizado las piezas principales de la carga útil del equipamento, pero advirtió que el mal tiempo que se avecina podría dificultar la recuperación.

En una audiencia del Congreso este jueves, la subsecretaria de Defensa de EEUU, Melissa Dalton, defendió la decisión del Pentágono de no derribar el globo cuando ingresó por primera vez al espacio aéreo del país, sobre las aguas de Alaska el 28 de enero.

Dalton señaló que los mares fríos y helados de Alaska, que alcanzan unos 5.486 metros de profundidad, habrían hecho que la recuperación fuera mucho más difícil y “extremadamente peligrosa”.

AFP

Comment here