#Noticia

Cuestiona Todo: Vivir conscientemente, Por José Miguel





Los gobiernos siempre se han encaminado a controlarlo todo, especialmente en la era moderna y más fuertemente desde el 2020 para acá.

El poder político hace salivar a cualquiera que tenga en sus genes la intención de controlar a otros y las estructuras centralizadas del gobierno son parte de todas nuestras formas de organización ciudadana. El centralismo está en todos lados.

Pero tal parece que muchos están conscientes de esto y empiezan a buscar formas de vivir más alejados de esa figura opresora que conocemos como Estado.

En Twitter escribi:
Entre los estadounidenses hay una gran tendencia a promover que:

– Eduquen a los hijos en la casa, no en la escuela.
– Dejar las ciudades por los suburbios
– Salirse de la banca tradicional
– No ver TV

¿Lo han visto? Préstenle atención.

— Jose Miguel 🗽 | 7 (@JP_7_) September 4, 2021
Vivir conscientemente requiere que uno esté en la disposición y voluntad de tomar decisiones radicales, antes de que sea demasiado tarde.

Mientras unos se conforman con el típico “¿Y qué puedo hacer?”, otros empiezan a asumir las riendas de sus vidas a través de la toma de decisiones. Poco a poco empiezan a dirigir sus vidas hacia una en la que tienen más participación en la formación de sus hijos y se preocupan por oponerse al adoctrinamiento que muchas de las escuelas públicas quieren imponer en ellos.

De Twitter:
¿Por qué los padres mandan a los niños a las escuelas?

Porque el sistema nos ha hecho creer que “es ahí donde aprenden”. Pero en las últimas décadas, las escuelas se han convertido en no más que grandes guarderías, para “cuidar” a los hijos cuando los padres no pueden.

— Jose Miguel 🗽 | 7 (@JP_7_) September 4, 2021
Unas guarderías que se pagan con un precio muy alto: la anulación del criterio propio en los más jóvenes y la separación de la familia a través de teorías absurdas que alimentan resentimiento de muchos de los niños.

Es por eso que en EE.UU. son miles los padres que han decidido practicar el “Homeschooling”. En lugar de mandar a sus hijos a las escuelas, los forman en casa con valores y conocimientos impartidos por la familia.

Esto ha venido de la mano con la migración interna. Los que vivían en ciudades grandes, sobrepobladas y acostumbrados a la intervención de un gobierno local con mucho peso, las han abandonado para irse a vivir en suburbios, donde pueden formar sus familias con más tranquilidad, seguridad y con menos intervención del leviatán del Estado.
El tema de “dejar las ciudades por los suburbios” responde a lo siguiente:

En las grandes ciudades, los gobiernos centrales son más estrictos, con más regulaciones y menos libertades. Se paga más, para ser cada vez menos libres.

¿Quieren vivir así?

— Jose Miguel 🗽 | 7 (@JP_7_) September 4, 2021
Al mismo tiempo, una tendencia acompaña todo este cambio de paradigma: abandonar la banca tradicional.

Los gobiernos y los bancos tradicionales han sido los arquitectos de la pobreza generalizada en todos los países. El sistema bancario tradicional responde a intereses mezquinos de los accionistas, que venden su alma al diablo a cambio de poder económico, mientras que los gobiernos usan esta estructura financiera para empobrecer a los ciudadanos.

Es un hecho: hoy día NO necesitamos a los bancos. La tecnología ofrece mejores soluciones, servicios y a mejor costo, que la trampa tipo embudo del sistema financiero tradicional.
La tecnología hoy día ofrece otras soluciones, que se perfilan como “alejadas de la intervención del Estado”.

Toda tecnología y toda innovación hay que monitorearla, porque las fauces del Estado pueden estar detrás, pero en el sistema tradicional del dinero ya nos devora.

— Jose Miguel 🗽 | 7 (@JP_7_) September 4, 2021
¿Y qué decir de la TV y los medios tradicionales? En este sentido, también miles toman las riendas de sus vidas, apagándole la pantalla a los medios más poderosos del mundo, mientras migran para fuentes de información alternativa.

“Apagar la TV” no significa colocar la pantalla en negro. Significa no seguir viendo, consumiendo, ni reconociéndolos como “fuentes confiables de la información”.

Es nuestra responsabilidad el mantenernos informados, el comprobar las fuentes y el formar nuestra opinión a partir de nuestra propia investigación.
“No ver TV” es asumir la responsabilidad de filtrar y procesar el contenido que consumimos, la forma en la que nos informamos y las fuentes de esa información.

Requiere voluntad, capacidad, investigación y el trabajo de construir el criterio propio.

— Jose Miguel 🗽 | 7 (@JP_7_) September 4, 2021
Y usted, que lee estas letras, ¿Cómo quiere vivir? ¿Cómo quiere que sus hijos vivan y sean formados, los tenga hoy o planee tenerlos en el futuro?

Su respuesta se tiene que traducir en acciones y esas acciones deberían conllevar a vivir tan alejados como sea posible de las fauces del Estado, de las estructuras de poder tradicionales y en el camino de la libertad individual que tanto hemos estado perdiendo.
Hasta la próxima semana.




Comment here

A %d blogueros les gusta esto: